Elige tu idioma

Atención!!!: Todo el contenido que no se enlace completo en el blog puede verse en la web

Los cambios técnicos en la web de Escuchar la Voz del Señor / Caminocatolico.org van a suponer un trabajo adicional para quienes realizamos este blog, puesto que hay muchos enlaces con la página web que no funcionan. Vamos a irlos activando uno a uno y os pedimos un poco de paciencia. Eso afecta a algunas entradas anteriores a abril de 2011. Las actualizaciones nuevas todas deben tener los enlaces correctos. Todo el contenido completo de los enlaces que no se encuentren desde el blog lo encontrareis en la web caminocatolico.org pinchando AQUÍ

Bienvenido a Escuchar y a Dar

Este blog, no pretende ser un diario de sus autores. Deseamos que sea algo vivo y comunitario. Queremos mostrar cómo Dios alimenta y hace crecer su Reino en todo el mundo.

Aquí encontrarás textos de todo tipo de sensibilidades y movimientos de la Iglesia Católica. Tampoco estamos cerrados a compartir la creencia en el Dios único Creador de forma ecuménica. Más que debatir y polemizar queremos Escuchar la voluntad de Dios y Dar a los demás, sabiendo que todos formamos un sólo cuerpo.

La evangelización debe estar centrada en impulsar a las personas a tener una experiencia real del Amor de Dios. Por eso pedimos a cualquiera que visite esta página haga propuestas de textos, testimonios, actos, webs, blogs... Mientras todo esté hecho en el respeto del Amor del Evangelio y la comunión que siempre suscita el Espíritu Santo, todo será públicado. Podéís usar los comentarios pero para aparecer como texto central enviad vuestras propuestas al correo electrónico:

escucharlavoz@yahoo.es

Oremos todos para que la sabiduría de Jesús Resucitado presida estas páginas y nos bendiga abundamente.

Página web de Escuchar la Voz del Señor

Página web de Escuchar la Voz del Señor
Haz clic sobre la imagen para verla

miércoles, 6 de agosto de 2008

Testimonio de curación: ¡Por tus llagas, yo fui sanado! / Autor: Neil Velez, fundador de la comunidad Misioneros de Jesús

(Comunidad Canción Nueva) Hermanos, sin Jesús no hay esperanza, nosotros podemos pedir, pedir, pero sin Jesús en nuestras vidas, como Señor y Salvador no hay esperanza. Hay muchos que intentan vivir sin Dios, viven en el dinero, en la carne, en las fiestas, en las supersticiones, pero inmediatamente ellos perciben que hay un vacío en el alma, pues el único que puede llenar este vacío es Jesús, sin Él no vivimos. Nuestra mayor acción de gracias, de todos los días, la primera cosa que debemos hacer todas las mañanas es levantar las manos hacia Dios y agradecerle por habernos dado a Jesucristo, quién tiene a Él tiene todo.

En Hebreos 11, 1 dice: “La fe es el fundamento de la esperanza, es una certeza acerca de lo que no se ve.” A veces no sabemos esperar en Dios por las inseguridades que tenemos en Él y perdemos su gloria. Dios llega hasta donde nosotros lo llevemos y si yo no creo, Dios tampoco creerá, todo depende de nuestra fe. El secreto no esta en saber que Dios puede hacer aquello que pedimos, sino en saber que Él lo hará. Lo que nosotros obtendremos es aquello que pedimos creyendo que Dios ya nos lo ha concedido, tenemos que creer que tenemos un Dios que se manifiesta a través de nuestra fe, pues Él honra nuestra fe. Nosotros tenemos un Dios que desea manifestarse en nuestras vidas y que simplemente espera por nosotros.

Yo nací enfermo. Los médicos le dijeron a mi madre que yo nacería enfermo, los médicos decían que ella correría grandes riesgos si decidía darme a luz y los médicos le sugirieron que me abortara. Ella como una buena mujer católica resolvió darme la oportunidad de nacer y por esta decisión que ella tomó, hoy estoy aquí. Yo nací exactamente como los médicos habían dicho, las válvulas de mi corazón no funcionaban, yo tenía el cuerpo deformado y permanecí un año separado de mi madre.

Sufría de hemorragias internas, tenía meningitis y aparecían tumores por todo mi cuerpo, hasta quedé ciego. Especialistas me analizaron y llegaron a la conclusión de que yo tendría solamente tres meses de vida. En el hospital yo había acabado de tener una crisis cuando recordé un versículo que se encuentra en la Biblia y este versículo me incomodaba mucho, este versículo esta en 1Pedro 2, 24 y me incomodaba porque estaba en el pasado y decía que “por sus llagas fuimos curados”, me decía que yo no esperara la cura, porque yo ya había sido curado y yo no entendía porque estaba allí en aquella cama del hospital muy enfermo, casi muriendo.

Yo sentí que aquel versículo no hablaba solamente de mi salvación, sino decía también que yo estaba curado de mis enfermedades. En aquel cuarto de hospital comencé a pensar que, o eso era una mentira o de lo contrario yo no conozco a Dios y oí una voz bien clara diciendo: “Hijo mío, tú no me conoces”. Mi familia vivía en la Iglesia y en misión predicando, desde pequeño yo los acompañaba, servía, fui formado en la Iglesia, fui educado en la Iglesia y hasta fui a un seminario y ahora aquella voz me decía que yo no Lo conocía.

Cuestioné aquella voz, pues mi vida siempre fue dentro de la Iglesia y aquella voz venía a decir que yo no conocía a Dios, pero yo creía que conocía a Dios, pero en la verdad yo estaba muy lejos de Él. En mi caso, yo no perdía una Eucaristía, una Misa, no dejaba de rezar, pero no tenía una experiencia con Dios, de ahí pude entender lo que la voz quería decirme. En llantos, yo dije al Señor: “es verdad Señor, yo no te conozco, pero hoy yo quiero conocerte”, y en aquel momento algo muy fuerte vino sobre mí que me causó un fuerte dolor de cabeza, algo insoportable. Grité tanto, que los médicos vinieron al cuarto e intentaron calmarme, pero aquel dolor era muy fuerte y en el momento en que yo paré de llorar, abrí los ojos y percibí que podía ver de nuevo.

Los médicos se quedaron maravillados con los exámenes que me hicieron, pues los tumores desaparecieron, yo ya no tenía más meningitis y por eso yo podía volver a ver. Pero los médicos, sin creer, dijeron que yo podía haber mejorado, pero aquello era dudoso y que yo aún estaba muriendo y en la verdad quien estaba muriendo era mi corazón viejo. En aquella noche nacía un nuevo Neil, con una nueva fe y yo comencé a caminar en esta fe. Yo le dije a los médicos que yo no moriría y ellos me decían que no existía nada que me hiciera mejorar y yo insistí con ellos diciendo que yo no moriría. Ellos preguntaron:” ¿Quien le dijo a usted que no morirá? y yo les dije: “¡Dios me habló! ¡Porque, por sus llagas yo fui curado!”

Yo entonces necesitaba ejercer la fe, aquello en lo cual yo estaba creyendo, la fe es la acción del creer, es el verbo del creer. No podemos tener una fe parada, necesitamos tener una fe que glorifique a Dios. Si yo creía estar curado necesitaba demostrar que estaba curado, en pensamientos, actos y palabras. Insistí para volver a mi casa, los médicos no querían dejarme, pero fui para mi casa. Mi padre y mi madre, para que mi muerte no los sorprendiera, hicieron toda la preparación de mi funeral y en casa yo encontré los contratos de la funeraria y les dije a ellos:“o rasgan eso o lo venden, pues no moriré, PORQUE POR LAS LLAGAS DE JESÚS HE SIDO SANADO”

Todos me entregaban a la muerte, líderes, sacerdotes, obispos, me decían que yo moriría. Es triste cuando todos desisten de ti, la medicina, tu familia, la Iglesia, hasta mi propio cuerpo. Si la Palabra me decía que yo estaba curado, yo necesitaba actuar como tal. Fui a los grupos de oración a dar testimonio de mi cura y muchos sabían que yo estaba enfermo y cuando yo testimoniaba, ellos decían que yo estaba mintiendo, pero yo no estaba mintiendo, estaba sólo caminando en la fe.

Mi propia madre le dijo a mis hermanos de la comunidad Misioneros de Jesús que no me creyeran, pues la enfermedad estaba tomándome de tal forma que yo había quedado loco, pero yo sabía que esas cosas eran espirituales. Esas cosas a nosotros nos parecen locura, sin embargo, el espíritu comprende. Comencé a caminar y a salir en misión, pero fue difícil, pues todos habían desistido de mí. Tengo una Biblia en casa que en el mismo versículo que decía de mi sanación esta manchado de sangre, pues mientras yo testificaba, tenía hemorragias internas y la sangre goteaba sobre aquel versículo. Muchas veces yo terminaba de dar el testimonio y tenía convulsiones, y mis amigos me llevaban al hospital.

Hoy yo doy este testimonio porque Jesús hizo esto conmigo y también podrá hacer eso contigo. Yo llevo esta palabra a todo el mundo. Yo he visto al Señor sanar cáncer, SIDA, vi a Dios levantar a cinco muertos. ¡Cree en Dios y dejale ser Dios en tu vida, si tú crees verás la Gloria de Dios, si Él hizo esto conmigo, lo hará contigo también!

15 comentarios:

  1. Creo en Dios, creo en su resurrección del lugar de los muertos, creo que es el Amor mismo, y me gustaria poder ayudar a difundir el mensaje de paz a todos los enfermos que tanto necesitan palabras de vida que Jesus nos enseña mediante el Evangelio. GRacias por este testimonio tan bello, y espero poder estar mas en contacto con ustedes. Gloria a Dios.

    ResponderEliminar
  2. Estoy segura que Dios es maravilloso y que nos da oportunidades de manifestar por medio del testimonio su poder de sanación para honra y gloria de su nombre

    ResponderEliminar
  3. QUE HERMOSO ESE TESTIMONIO YO CREO MUCHO EN DIOS Y CUANTO DIERA POR PODER COMPRENDER MAS SU PALABRA YO SE QUE SIN DIOS NO SOMOS NADA YO LO AMO PORQUE TAMBIEN SE MANIFESTO EN MI EL NUNCA ME ABANDONA EL ME LO PROMETIO EL CUIDA DE MI Y MI FAMILIA GRACIAS POR EL MENSAJE QUE LLENA DE VIDA A LAS PERSONAS QUE LO LEEN GLORIA A DIOS

    ResponderEliminar
  4. Creo en este testimonio porque se que Dios es grande y nadie es como el. Antier conoci a Neil y lo que predica me ha tocado el corazón y mi alma y espero pronto estar contando mi testimonio porque estoy seguro de que Dios es un Dios bueno, que nos ama y que ante todo esta VIVO!

    ResponderEliminar
  5. Bueno, la verdad me gusta el testimonio del hermano neil, uno tiene q estar seguro de si mismo, y lo mas importante seguro de q Dios si existe... teniendo fe y ser una persona positiva, vas a conseguir muchas cosas buenas de las q uno ni se imaginaba... Bye att: ruben molina

    ResponderEliminar
  6. ESTO ES SEÑAL DE QUE DIOS TODO LO PUEDE EL ES NUESTRA ROCA Y NUESTRA FORTALEZA,ESTE TESTIMONIO ES UNA PRUEBA DE FE Y EL ESCOGIO A NEIL VELEZ COMO UNA MUESTRA DE QUE EL ESTA VIVO Y SIGUE SANANDO Y LIBERANDO A TODOS LOS QUE EN EL CREEMOS.NEIL VELEZ ES UN INSTRUMENTO DE DIOS PARA LA GLORIA Y HONRRA DE EL LO ESGOGIO PARA QUE DIERA TESTIMONIO DE VIDA PORQUE POR SUS LLAGAS EL DICE HE SIDO SANADO AMEN.Y ESO ES UNA MUESTRA MAS DE DIOS EL TIENE A SUS ELEGIDOS PARA QUE DEN TESTIMONIOS DE LO QUE EL A HECHO Y SEGUIRA HACIENDO.DIOS BENDIGA A NEIL VELEZ Y EL SEÑOR LA SIGA LLENANDO DE SU ESPIRITU SANTO QUE SIGA SANANDO A TODOS LOS QUE TIENEN FE Y SU TESTIMONIO SE REPITA EN MUCHAS PERSONAS QUE NECESITAN DE MUCHA SANACION FISICA Y ESPIRITUAL.

    ResponderEliminar
  7. BENDITO SEA DIOS
    ESA VOZ DEL SEÑOR ES CIERTA NO LE CONOCEMOS O NO QUEREMOS CONOCERLE
    SI EL ES EL SEÑOR DE PODER, DE AMOR Y DE MISERICORDIA
    EL TIENE PODER DE SANAR, DA SALVAR

    GLORIA A DIOS
    DIOS LE BENDIGA

    ResponderEliminar
  8. Grande y bendito es nuestro Señor Jesús.
    Por siempre la gloria es tuya mi Dios.

    ResponderEliminar
  9. el poder de dios es grande hermanos dios esta vivo yo estaba muy mal y de pronto en una oracion de sanacion con mis ojos serrado yo pude persivir la luz del espiritu santo abri mis ojos y mire a todos lados buscando k fue lo k me ilumino y no vi a nadie pork era la luz del espiritu santo y desde ese momento yo me declare sana para honrra y gloria del espiritu santo bendito sea mi dios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios esgrande y poderoso. Su amor es infinito. Yo creo en Dios, tengo fe en Dios. Jesús, eres mi Señor. Espero en ti. Mi familia espera en ti, te necesitamos, oh Jesús. Queremos conocerte, quiero conocerte, Señor. Nosotros también esperamos dar testimonio de tu gran amor.

      Eliminar
  10. Me parece q cristo no nos abandona en ningun momento ,nosotros nos alejamos de el por eso doy gracias a Dios por este testimonio que nos rekuerda que por sus yagas hemos sido sanados ,y espero tambien dar testimonio de que cristo esta presente en nuestras vidas si kreemos en el ,aunque me enkuentre en tinieblas espero pronto enkontrar la luz y enkontrar el rostro del señor por que soy cincera realmente no te konozko SEÑOR.

    ResponderEliminar
  11. Tengo una hija a quien quiero con toda mi vida pero ase poco tomo el mal camino de relacionarse con un pandillero pero aunque los primeros días no dormía angustiado con mi familia por fe y por las llagas de Jesus se que mi hija ya fue tocada por nuestro papa DIOS y se que muy pronto la tendremos de regreso gracias por todo eso bonito que escriben ya que me fortalece aun mas

    ResponderEliminar
  12. el señor esmaravilloso y misericordioso el es tanbueno que el abre caminos cuando uno mas lo nesecitas el esta alli siempre el no tedesanpara jamas lo que pasa que aveces no sotros somos tanduro que no le queremos abrir las puertas de nuestro corazo'n y cuando mas no
    s alejamos de el el ma's serca esta

    ResponderEliminar
  13. hermanos y hermanas de todo el mundo donde hay fe, hay amor, y donde hay amor, hay paz, y donde hay paz, ahi esta Dios, y donde esta Dios, hay vida eterna.. entonces deduscamos fe, amor, paz y esperanza, Dios nunca nos abandona.

    ResponderEliminar
  14. Bendito y alabado sea nuestro Dios. Les saludo des de la república de Nicaragua al mismo tiempo,aprovecho para pedirles sus humildes oraciones. Paz y bien a tod@s

    ResponderEliminar