Elige tu idioma

Atención!!!: Todo el contenido que no se enlace completo en el blog puede verse en la web

Los cambios técnicos en la web de Escuchar la Voz del Señor / Caminocatolico.org van a suponer un trabajo adicional para quienes realizamos este blog, puesto que hay muchos enlaces con la página web que no funcionan. Vamos a irlos activando uno a uno y os pedimos un poco de paciencia. Eso afecta a algunas entradas anteriores a abril de 2011. Las actualizaciones nuevas todas deben tener los enlaces correctos. Todo el contenido completo de los enlaces que no se encuentren desde el blog lo encontrareis en la web caminocatolico.org pinchando AQUÍ

Bienvenido a Escuchar y a Dar

Este blog, no pretende ser un diario de sus autores. Deseamos que sea algo vivo y comunitario. Queremos mostrar cómo Dios alimenta y hace crecer su Reino en todo el mundo.

Aquí encontrarás textos de todo tipo de sensibilidades y movimientos de la Iglesia Católica. Tampoco estamos cerrados a compartir la creencia en el Dios único Creador de forma ecuménica. Más que debatir y polemizar queremos Escuchar la voluntad de Dios y Dar a los demás, sabiendo que todos formamos un sólo cuerpo.

La evangelización debe estar centrada en impulsar a las personas a tener una experiencia real del Amor de Dios. Por eso pedimos a cualquiera que visite esta página haga propuestas de textos, testimonios, actos, webs, blogs... Mientras todo esté hecho en el respeto del Amor del Evangelio y la comunión que siempre suscita el Espíritu Santo, todo será públicado. Podéís usar los comentarios pero para aparecer como texto central enviad vuestras propuestas al correo electrónico:

escucharlavoz@yahoo.es

Oremos todos para que la sabiduría de Jesús Resucitado presida estas páginas y nos bendiga abundamente.

Página web de Escuchar la Voz del Señor

Página web de Escuchar la Voz del Señor
Haz clic sobre la imagen para verla

lunes, 11 de febrero de 2008

El Papa comparte emotivas reflexiones al concluir sus Ejercicios espirituales

VATICANO, 16 Feb. 08 / (ACI).- Al concluir este sábado los ejercicios espirituales dirigidos por el Cardenal Albert Vanhoye, Presidente emérito del Pontificio Instituto Bíblico, el Papa Benedicto XVI compartió unas breves pero intensas reflexiones sobre la necesidad de la renovación de la identidad sacerdotal.

El Pontífice destacó en sus palabras que “desde mi ángulo de visión siempre he tenido ante mis ojos la imagen de Jesús de rodillas frente a San Pedro para lavarle los pies”.

Esta imagen, dijo el Papa, “me ha hablado. He visto que precisamente aquí, con este comportamiento, en este acto de extrema humildad se realiza el nuevo sacerdocio de Jesús. Y se realiza precisamente en el acto de solidaridad con nosotros, con nuestras debilidades, nuestro sufrimiento, nuestras pruebas, hasta la muerte”.
El Santo Padre, siempre haciendo referencia al mismo mosaico, señala que “no podía no meditar en la figura de San Pedro con el dedo en la frente. Es el momento en el cual le pide al Señor de lavarle no sólo los pies, sino la cabeza y las manos. Me parece que expresa — más allá del momento— la dificultad de San Pedro y de todos los discípulos de comprender la sorprendente novedad del sacerdocio de Jesús, de este sacerdocio que es precisamente abajamiento, solidaridad con nosotros, y así nos abre el acceso al verdadero santuario, el cuerpo resucitado de Jesús”.

El Pontífice recordó que “durante todo el tiempo de su discipulado, me parece, hasta su propia crucifixión, San Pedro ha debido escuchar nuevamente a Jesús, para entrar más en profundidad en el misterio de su sacerdocio, del sacerdocio de Cristo comunicado a los apóstoles y a sus sucesores”.
“En este sentido, prosiguió, la figura de Pedro me parece como la figura de todos nosotros en estos días”, agregó; al agradecer al Cardenal Vanhoye, que dirigió los Ejercicios espirituales, por “habernos ayudado a escuchar la voz del Señor, para aprender de nuevo qué es nuestro sacerdocio”.
El Papa concluyó deseando a todos los miembros de la Curia presentes “una buena Cuaresma, fecunda espiritualmente, para que podamos realmente llegar en la Pascua a una siempre más profunda participación en el sacerdocio de nuestro Señor”.

Las arenas movedizas de la Cienciología / Autora: Emanuela Campanile

Entrevista a Maria Pia Gardini, ex miembro de la organización

ROMA, febrero 2008 (ZENIT.org).- Maria Pia Gardini es una de las mayores voces críticas italianas contra la Cienciología, la discutida «iglesia» fundada en 1954 por Ron Hubbard, conocido inicialmente como escritor de ciencia ficción

Maria Pia tiene un pasado como empresaria (familiares cercanos han estado en las listas de los empresarios más importantes de su país), habiendo trabajado en el cine y en la publicidad ciematográfica hasta 1985, año en que empezó a ayudar a su hija en su itinerario de desintoxicación de la droga.

La joven Federica decidió seguir a la comunidad de Narconon, la asociación fundada por el mismo Hubbard que se ocupa de drogas. De allí, el paso a la Cienciología fue breve.

Con tal de permanecer al lado de su hija la señora Gardini decidió entrar en la organización, permaneciendo hasta 1994.

En el libro en italiano «I miei anni a Scientology» (Mis años en la Cienciología), de ediciones Paulinas, el periodista Alberto Laggia relata lo que Maria Pia sufrió en los nueves años que permaneció en la iglesia de los divos de Hollywood, su lucha judicial para recuperar el dinero que le sustrajeron y su empeño por ayudar a quien quiere salir de la esclavitud de las sectas.

Así lo cuenta a Zenit.

--Desde cuando dejó Cienciología hace catorce años usted no ha dejado nunca de denunciar el trasfondo de abusos y chantajes en los que se funda la organización. ¿No teme por su incolumidad?

--Maria Pia Gardini:
Un día u otro podrían hacerme algo pero soy tan conocida ya que, si me sucediera algo, irían directamente a buscar a los de la Cienciología. ¡Inmediatamente!

--En el libro se lee que entrar en la organización fue una elección que hizo por amor. ¿En qué sentido?

--Maria Pia Gardini:
Sí, porque mi hija, que entonces tenía problemas de droga, decidió entrar en el centro Narconon y de allí pasó a la Cienciología... y ahí hacen lo que muchísimas otras sectas: si tu madre o tus padres no están de acuerdo, tienes que dejar de verles, porque se convierten en antagonistas. Por tanto, para seguir a mi hija, empecé también yo.

--Este que usted acaba de describir es sólo uno de los numerosos y tremendos mecanismos que la Cienciología usa. Sobre todo para impedir que la gente se arrepienta y se vaya...

--Maria Pia Gardini:
Salir es dificilísimo ¡sobre todo si tienes dinero!

--Pero ¿qué promete la Cienciología?

--Maria Pia Gardini:
Antes que nada promete la libertad total, luego la posibilidad de usar el propio potencial humano al máximo, al 100%. Pero tener este poder significa hacerse Dios... en suma, ¡promete lo que no puede dar!

--De lo que ha visto y vivido, ¿qué otras motivaciones pueden empujar a las personas a adherirse a una secta como la de la Cienciología?

--Maria Pia Gardini:
Todos nosotros queremos mejorar y vistas sus promesas muchos se dejan involucrar. Pero luego sucede que estos grupos, como también los Testigos de Jehová por ejemplo, pueden sorprenderte en un momento de especial debilidad: un luto, un disgusto o una enfermedad.

En resumen, no se sabe cómo pero parece que siempre lo saben... y llegan. Entonces te invitan a hacer un primer curso sobre la conciencia de sí, por ejemplo, y luego otro y otro y así sucesivamente.... Cursos que al principio cuestan poco y progresivamente cada vez más hasta llegar a miles y miles de euros.

--Dentro de la organización, usted llegó a los máximos niveles de la técnica cienciológica y fue incluso premiada varias veces. Y sin embargo no dejó nunca de rezar...

--Maria Pia Gardini:
No he considerado nunca la Cienciología como una religión. Creo en Dios, no dejé nunca de ir a misa y comulgar. Cuando estaba en los Estados Unidos, había un sacerdote simpatiquísimo mexicano que me preguntaba siempre por qué estaba en la Cienciología. «Querido padre --le respondía-- mientras mi hija esté dentro, ¡aquí estoy!»... Cuando luego Federica murió, volví a verle. Quería ayudarme a salir de la Cienciología pero no quería mezclarle. Yo he permanecido siempre católica.

--A pesar de que han pasado años desde que dejó la Cienciología hay todavía consecuencias. ¿Que sucedió?

--Maria Pia Gardini:
Hay todavía secuelas porque no me han dejado nunca en paz y cuando empecé a divulgar mi testimonio contra ellos empezaron primero con amenazas telefónicas, luego dejándome un gato muerto delante de la puerta o rajándome las ruedas del coche. Llegan puntualmente cada vez que presento el libro y tratan de no dejarme hablar. Piense que abrieron incluso un sitio para desacreditarme pero he logrado hacerlo cerrar. A pesar de esto, siguen. Siguen porque lo que les molesta es sobre todo el libro que por el momento está yendo muy bien.

--Tras la experiencia de la Cienciología, ¿cómo ha reorganizado su vida?

Maria Pia Gardini:
Formo parte de Aris Toscana, Asociación para la Investigación y la Información sobre las Sectas. Y mi empeño es ayudar a la gente a salir de estas arenas movedizas, de estos enredos que te atrapan cada vez más. ¡Cuantas familias están en peligro! Un ejemplo, si el marido entra en la Cienciología y la mujer no quiere seguirlo, el nuevo adepto debe desconectar, es decir cortar con la familia toda relación. Entonces se llega a divorcios dolorosísimos. Y lo mismo sucede con los hijos, si los padres no lo aprueban. La orden es desconectar. Conozco a una señora que por este motivo no ve a su hija desde hace cuatro años.

--¿Cuanto pesa la fascinación de las sectas en esta sociedad que no dudamos en definir como evolucionada?

Maria Pia Gardini:
La situación es dramática. En 1998, el Ministerio del Interior hizo un informe sobre el sectarismo en Italia --ahora a distancia de diez años están preparando otro-- y puedo decirle que las sectas se han duplicado. Las figuras de santones y magos crecen exponencialmente, como también las sectas satánicas y el satanismo juvenil. Aumentan también las pseudo religiones que provienen de países como la India y son todas peligrosas. Pero el discurso es más profundo porque está ligado a la falta de comunicación en las familias. ¿Dónde están las veladas en las que encontrarse y hablar? La precariedad, la ausencia de una meta y el problema de llevar a casa el sueldo absorben todas las energías y los hijos buscan fuera lo que no encuentran en casa. Yo haré sentir mi voz mientra tenga aliento.

------------------------------------------------------------------
Traducido del italiano por Nieves San Martín

Once frutos de la oración por los enfermos / Autor: Monseñor Alfonso Uribe Jaramillo

Cuando se menciona hoy el ministerio de curación corporal como elemento valioso e integral de la pastoral se ponen los gritos en el cielo.

Por experiencia personal sé que si uno trabaja pastoralmente en este campo se expone a incomprensiones, críticas y burlas. Pero tengo que afirmar también que este ministerio le acerca a uno a sus hermanos de una manera especial y es fuente de compensaciones insospechadas. Lo único que lamento es haber descubierto tan tarde la importancia y la riqueza de este ministerio al que Jesús dedicó tanto tiempo y con tanto amor. Muchas de las prevenciones que se tienen contra este ministerio se deben a falta de buena información.

Se tiene, por ejemplo, la idea errónea de que curación y milagro son casi sinónimos. Por eso llaman milagreros a quienes ejercen este ministerio. Sin embargo, se trata de cosas muy distintas, pues aunque una curación pueda ser milagrosa, esto será la excepción. San Pablo distingue en la enumeración que hace de los carismas entre curaciones y milagros (1 Cor 12,9). La misma distinción encontramos en Hechos 4,30.

Otros creen que ejercer el ministerio de sanidad corporal es propio de santos. Olvidan que el ejercicio de cualquier carisma puede darse en personas que estén en pecado, y que lo que muestra la santidad de una persona es el amor con que ejerza los carismas. Judas y Caifás ejercieron carismas, a pesar de lo que eran, y nosotros los sacerdotes podemos estar en pecado y consagrar válidamente en virtud del carisma que recibimos el día de nuestra Ordenación.

Otros toman una posición muy cómoda para no ejercer el carisma de sanidad y es la de afirmar que para eso están los médicos y las medicinas modernas. Pero cuántas personas carecen por pobreza de estos recursos, y cuántas enfermedades son incurables. La oración por curación no excluye ni la visita al médico ni el uso de medicamentos, quien pueda disponer de estos recursos debe hacerlo; pero en estos casos no sobra la oración, pues ésta puede ayudar para que el médico acierte mejor el diagnóstico y en la formulación de la droga mejor y para que ésta obre con mayor eficacia. (La lectura del capítulo 38 del Eclesiástico da mucha luz sobre este punto).

Tampoco hay que esperar resultados inmediatos cuando se ora por un enfermo. A nosotros nos toca solamente orar y dejar al Señor el resultado. Generalmente la salud se recupera mediante un proceso que puede ser muy largo pero que es muy útil para que el enfermo vaya conociendo mejor al Señor y vaya mejorando sus relaciones con Dios.

Otros sacerdotes dicen que para este fin tenemos el Sacramento de la Unción de los enfermos y que lo demás sobra; no tienen en cuenta que la Renovación Carismática Católica da gran importancia a este sacramento. Además, hay muchos casos de enfermedad que no permiten la administración del Sacramento pero sí el Ministerio de Sanidad por la Oración.

FRUTOS DEL MINISTERIO DE SANACIÓN

1- Experiencia del Amor de Cristo


El gran valor pastoral de este ministerio de sanidad consiste en la experiencia que reciben los enfermos del amor de Cristo que aparece de manera concreta en su compasión por los que sufren. Cuando uno ora al Señor por un enfermo y con él, siempre hay una manifestación de paz y alegría en él, aunque no se dé ningún cambio aparente en el estado de su salud.

Con este ministerio la gente comprende mejor la realidad de un Jesús vivo que es el mismo siempre y que ahora hace por ministerio de la Iglesia todo lo que aparece en el Evangelio.

Muchos que han oído decir frecuentemente que "Dios es amor", sienten por primera vez la realidad de ese amor paternal cuando alguien implora de Él la salud para uno de sus hijos y éste la obtiene, sea de una manera total o al menos parcial.

Hablamos mucho en teoría del amor de Dios, pero nos da miedo hablar de su experiencia. Y ¿cómo vamos a predicar con fuerza el amor de Dios si no hacemos nada para que un enfermo lo palpe?

Lo que hallo más interesante en el Ministerio de Sanación es este aspecto pastoral del encuentro real de los enfermos con el poder y el amor del Señor. Más aún, si no fuera por este aspecto, yo no hallaría mucha razón de ser en esta tarea. Mientras no se descubra este aspecto, que es primordial, no se comprenderá ni se valorará debidamente la oración por la curación de los enfermos.

Cuando leemos el Santo Evangelio, vemos cómo un endemoniado, una vez liberado por Jesús, quiere acompañarlo (Mc 5, 18). Como la suegra de Pedro, una vez curada de su calentura, inmediatamente se pone a servir a Jesús (Mc 1,30). Era la reacción lógica de quienes habían experimentado la caridad del Señor y querían corresponder a ella con demostraciones concretas de gratitud..

2- Anestesia divina

Así llama un autor el fruto de la oración en algunos enfermos. No se curan, pero desaparecen o disminuyen los dolores. Estas personas reciben un gran alivio con la oración que se hace por su curación, y pueden alabar mucho al Señor y desempeñar sus deberes o parte de ellos.

La fuente de la sanación es el amor. Cuando nos acercamos con compasión verdadera a un enfermo él siente esa corriente de amor del Señor en su ser y los dolores disminuyen o desaparecen. Las madres saben esto por intuición y por eso con sus caricias quitan tantos dolores del cuerpo de sus pequeños enfermos.

3- Que el médico descubra la causa de la enfermedad y acierte en el tratamiento

No pocas veces esa es la respuesta de la oración que se hace por un enfermo. El Señor es el autor del hombre, de la Ciencia y de las medicinas. Cuando Él lo quiere, da su respuesta a través de estos medios naturales que deben ser tenidos por todos en alto aprecio.

Recuerdo el caso de una señorita que había estado sometida a minuciosos exámenes y a largo tratamientos sin curarse de unos cólicos muy fuertes. Al día siguiente de una oración por su salud, se hizo tomar una nueva radiografía ordenada por el especialista y éste al estudiarla descubrió inmediatamente la causa de la dolencia y dijo que nunca había visto una radiografía tan bien tomada. Casualidad dirán algunos. Respuesta amorosa del Señor decimos quienes creemos en su amor y en su Providencia adorable y paternal.

Parecido resultado de la oración es a veces el que un paciente ha rechazado una intervención quirúrgica por miedo y con distintas excusas, reciba el valor necesario para someterse a ella y ésta tenga pleno éxito.

4- Discernir que en algún caso lo prioritario es una sanación interior, no corporal

Puesto que más del 80% de las enfermedades son psicosomáticas, hay que buscar ante todo, la sanación interior de la causa que origina la dolencia corporal. Para conocer esto en casos especiales se necesita más claridad y ésta es el fruto de la oración.

En el ejercicio de este Ministerio aparece a cada paso la acción maravillosa del Espíritu de verdad que conduce sabiamente a quienes confían sobre todo en su luz y en su amor.

Con el carisma del discernimiento se consigue en determinados momentos la claridad que, de manera distinta, no habría aparecido.

Sobra advertir que en estos casos habrá que orar primero por la sanación interior y dejar la física para el segundo lugar.

También aparecerá a veces que hay en el enfermo resentimientos profundos y falta de perdón y que a causa de esto no es escuchada su oración por la curación. Con esta visión se procede entonces a pedir al Señor su amor para con él poder perdonar y suprimir así el obstáculo.

5- Liberación de un hábito nocivo

Muchas enfermedades pulmonares, gástricas, bronquiales, etc,,, son el resultado del exceso en el uso del cigarrillo, el alcohol, la droga, etc...

Las personas son prisioneras de esos hábitos y se sienten incapaces de dejarlos. Será inútil orar por la sanación de tales enfermedades mientras subsista la causa de ellas.

La oración en estos casos tiene que buscar, ante todo, la liberación de esa adicción o de ese hábito. Y se consigue cuando se ora con fe y perseverancia y cuando el enfermo añade a la oración humilde el deseo sincero de corregirse y toma para ello las medidas que estén a su alcance. Quizás no nos hemos detenido a reflexionar sobre la necesidad y sobre las posibilidades de esta clase de oración.

Quienes tienen experiencia en esta clase de oración pueden aportar experiencias admirables. Lo que sucede es que frente a nuestra voluntad débil e inconstante tenemos el poder del Espíritu, pero contamos muy poco con él. Su acción quiere llegar a todas las áreas de nuestra persona y una de las más importantes es la de nuestra voluntad tan debilitada por el pecado y por los malos hábitos. Aprendamos a iniciar muchas de nuestras oraciones con el lenguaje de la Iglesia: "Señor, fuerza de los que en ti esperan...".

6- Visión para organizar mejor la vida y tener así mejor salud

La causa de malestares y aún enfermedades en muchos es la falta de organización y orden en el desenvolvimiento de sus ocupaciones y de la debida distribución del tiempo. Aún muchos apóstoles sucumben pronto agobiados por el trabajo debido a esta circunstancia.

Hay personas que se encuentran en situaciones más difíciles y que exigen de ellas un trabajo agobiador. Otras se entregan sin necesidad a un activismo exagerado, expresión a veces de situaciones psicológicas anormales. Unos creen falsamente que a Dios le agrada únicamente el trabajo y que el descanso es, al menos, imperfecto.

Otros son incapaces de decir no y se entregan al servicio hasta quedar extenuados e incapacitados durante un tiempo para continuar ayudando a los demás con su ministerio. No pocos creen que tienen que llevar sobre sus hombros todo el peso de la humanidad y pronto caen sin fuerzas.

La oración, la docilidad al Espíritu que muchas veces nos habla a través de personas y de acontecimientos, pueden darnos la luz oportuna para distribuir mejor el tiempo, para actuar de esta o de aquella manera y para proceder en cada circunstancia como el Señor quiere que lo hagamos.

Somos seres racionales y el Señor quiere que obremos como tales. Él nos da su luz para ver con claridad: si se la pedimos con humildad y con confianza de hijos.

7- Solución de un problema que influye en nuestra salud

Las preocupaciones y los problemas cuando son graves y persistentes nos ponen tensos y terminan por afectar nuestra salud. Mientras no encontremos la solución adecuada o mientras no obtengamos la paz y la fuerza del Señor para llevar la cruz con tranquilidad, no sanaremos físicamente, sino que el mal crecerá.

La oración consigue esta gracia y nos sana indirectamente. Aprendemos cuando oramos a "lanzar nuestras preocupaciones en el Corazón amorosísimo del Señor y Él nos reconforta". Entendemos entonces el valor de la palabra de Dios cuando nos dice: "Encomienda tu camino al Señor, confía en Él y Él actuará" (Salmo 36).

"Confiad al Señor todas vuestras preocupaciones, pues Él cuida de vosotros" (1 Pe 5,7)

"Por eso os digo: no andéis preocupados por vuestra vida" (Mt 6,25).

Cuando la oración por sanación consiga la paz, la confianza en el Señor y la seguridad en su amor, entonces vendrá la recuperación corporal como resultado necesario.

En los Grupos de Oración encuentran muchos la solución de diversos problemas que los tienen agobiados y enfermos, pues la oración unánime de varios tiene una fuerza especial delante del Señor y consigue más de lo que creemos.

8- Mejoría progresiva

En muchos casos, principalmente cuando se trata de enfermedades graves o crónicas, el fruto de la oración no es la curación total e inmediata, sino el comienzo de una recuperación que avanzará en la medida en que perseveremos en la oración. Esta mejoría, más o menos apreciable, es la primera respuesta del señor y encierra una invitación a perseverar en la oración.

La paciencia y la fidelidad en la oración son necesarios en este ministerio de curación. Quienes deseen conseguir efectos inmediatos y extraordinarios sufrirán muy pronto una gran decepción.

Debemos creer en el amor y en el poder del Señor, pero también en su sabiduría que conoce qué es lo que más conviene a su gloria y a la persona por quien oramos. Él es el señor y nosotros somos sus siervos.

Entre las causas que explican el lento proceso de la curación que aparece frecuentemente está nuestra debilidad y limitación como instrumentos del Señor. Esto debemos admitirlo con humildad, pero sin angustia. Podemos estrechar nuestra unión con Jesús y recibir más poder de su Espíritu, así nuestro ministerio tendrá más eficacia.

9- Curación inmediata y total

En este ministerio de sanación encontramos casos verdaderamente admirables y aún extraordinarios. El Señor obra a veces a través de nosotros de una manera especial, sea por la gran fe del enfermo, sea por la mucha oración que se ha efectuado, o porque en un caso particular quiere demostrar de manera más patente su amor y su poder infinitos.

Cuando empezamos a orar por un enfermo, nunca sabemos qué le acontecerá. Este ministerio está lleno de misterios y también de sorpresas. Estamos viendo cómo actualmente aparecen curaciones inmediatas de graves enfermedades como cáncer, leucemia, soplos cardíacos, asmas, etc...

Esto aparece muy claro para quien tiene fe en el poder y en el amor del Señor y está convencido de que Él es el Amo de la vida y de la muerte y que "se le ha dado todo el poder en el cielo y en la tierra" (Mat 28, 18)

Al orar por los enfermos entreguémonos con humildad y confianza a la acción del Espíritu y dejemos que Él actúe en cada caso como quiera. A nosotros nos corresponde solamente orar. El resultado depende del Señor. Suyo es el Reino, suyo el poder y la gloria.


10- Fortalecimiento mental y físico

Fruto también del ministerio de oración por sanación es recibir más salud mental y corporal, lo mismo que la conservación de la misma. En la oración que recita el sacerdote antes de comulgar pide que el cuerpo y la sangre de Cristo que va a recibir le sirvan de "defensa para el alma y el cuerpo" y se conviertan en remedio de salvación.

Agnes Sanford, en su libro Healing Light aconseja que nos pongamos en oración y le pidamos al Señor que su vida recorra cada parte de nuestro organismo, la reanime, la fortalezca y la sane si está enferma. Esta súplica estará acompañada de una visualización de la acción del Señor en cada parte del cuerpo y de una profunda acción de gracias por el amor infinito que nos tiene.

Nuestra oración tiene que pedir, antes de todo, la santificación y el crecimiento espiritual, pero debe incluir también nuestra fortaleza y salud corporales que constituyen también un gran bien y deben ser tenidas en alta estima.

11- Apresurar el descanso de la muerte

Más de una vez al orar por un enfermo que está penando mucho, el resultado es que éste muere pronto y con gran paz. ¿No es éste un fruto maravilloso del ministerio de sanación? ¿No constituye un gran beneficio para quienes tienen que asistirlo?

Nunca sabemos cuál va a ser la respuesta del Señor a nuestra oración. De lo que sí estamos seguros es de que la única oración que se pierde es la que no se hace.


--------------------------------------------------------------------------------

Extracto del librito de Monseñor Alfonso Uribe Jaramillo Pastoral Renovada, Librería Parroquial de Clavería, México.

Familias dan voz a las víctimas de la violencia en Kenia

Exigen un acuerdo político para propiciar la paz interna

CIUDAD DEL VATICANO, febrero de 2008 (ZENIT.org).- Entre los extensos informes de matanzas y enfrentamientos tribales, que se están generalizando en Kenia, tras las controvertidas elecciones generales, han comenzado a aparecer también historias individuales de sufrimiento y coraje.

Esta nación, en la que normalmente reina la paz, se ha visto azotada por la violencia, el pasado mes de diciembre. El balance provisional es de más de 850 muertos y millares de heridos, mientras más 255.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares.

La Iglesia católica y los miembros de Caritas fueron los primeros en distribuir ayuda en muchas zonas y ahora han empezado a recibir relatos de experiencias individuales de algunos de los keniatas afectados por los disturbios.

Entre las víctimas figuran Linet Atieno Awinda, que se vio obligada, por la fuerza, a abandonar su casa de Mathare (en Nairobi), para acamparse en el barrio de Huruma, delante de la comisaría de policía. «Estaba en mi casa cuando oí algunas personas fuera, que nos dijeron que saliéramos porque iban a quemar la casa. Por eso, nos fuimos, con los niños», nos cuenta Linet.

El lugar que ahora ella llama «casa» lo comparte con otras 44 familias, cuyos miembros son en su mayoría mujeres y niños, y que es un poco más grande que una pista de tenis. Y parece más bien una chatarrería que un hogar, con familias que intentan dormir, comer y cocinar, todos apretados y rodeados de restos de coches abandonados. Por la noche, cuando llueve, buscan refugio dentro de los coches.

Casas quemadas y a la intemperie

Dice Linet: «Ruego a los líderes políticos que consigan la paz, porque somos nosotros los que tenemos que estar aquí fuera, con nuestros hijos a la intemperie, pasando frío, somos nosotros los que sufrimos en la calle. Pero si ellos se ponen de acuerdo para negociar, podremos tener paz».

Christine Ochieng, que tiene tres hijos, nos cuenta su historia, sentada a cielo abierto en Huruma (Nairobi), entre sus únicas pertenencias: un colchón y poca ropa que le han dado.

«Mi casa fue quemada por la noche --recuerda--. Yo había salido a comprar arroz para mis hijos y cuando volví había mucho ruido y la casa estaba en llamas. Entré corriendo en la casa, buscando a mis hijos, mientras quienes habían prendido el fuego cerraron la puerta detrás de mí. Me quemé las piernas y todo el lado derecho de mi cuerpo. No pedí ayuda porque estaba desconcertada ¡pero conseguir salvar a mis hijos! Cuando salí fuera, me dolía todo, pero entonces vi a otra señora que estaba cojeando y llevaba a su niño enfermo en brazos y la ayudé a llevarlo. Luego los matones me pillaron y me pegaron de nuevo. Mi hijo mayor entendió enseguida lo que pasaba y lo pasó muy mal, pero los dos más pequeños no se dieron cuenta de la gravedad de la situación. Cuando llegamos aquí dormimos a cielo abierto, yo no reconocí a nadie en el campamento, hasta el día siguiente. Una madre que tenía tres colchones me dio uno. Ahora puedo ver a las personas alojadas aquí: algunos están enfermos, otros moralmente destrozados y muchos angustiados».

La Confederación Caritas, cuyos miembros son 162 organizaciones católicas para la ayuda humanitaria y el desarrollo, ha lanzado una petición de ayuda por valor de 2,7 millones de dólares estadounidenses (1,8 millones de euros), a favor de las víctimas de la violencia en el valle del Rift, Nyanza y las provincias occidentales.

Los fondos facilitarán a la población su acceso a la ayuda alimentaria y el agua limpia, así mismo, se ofrecerá alojamiento provisional y artículos varios, como colchonetas, mantas y ropa. En el programa figura también el asesoramiento para adultos y niños, y la asistencia en la mediación entre las comunidades.

Empleados de Cáritas victimas

Algunas organizaciones Caritas ya están realizando operaciones de ayuda, como CRS (Caritas EE.UU.), CAFOD (Caritas Inglaterra & Gales), Trocaire (Caritas Irlanda) y SCIAF (Caritas Escocia), Caritas España, Caritas Italia, que están ofreciendo comida, mantas, mosquiteros, utensilios de cocina, cubiertas de plástico, servicios de asesoramiento a los traumatizados y transporte, en las diócesis de Bungoma, Eldoret, Kericho, Kisii, Mombasa, Nairobi, Nakuru y Ngong.

Gracias a una petición de ayuda, lanzada por la Conferencia Episcopal de Kenia, se han recibido donaciones de alimentos, ropa y mantas, en diócesis no afectadas por la violencia. Sin embargo, los Obispos han denunciado esta semana que la actual inestabilidad está dificultando la distribución de la ayuda, en ciertas zonas. Algunos empleados de Caritas han sido víctimas de los disturbios.

Kinyanjui Kaniaru es un ingeniero que lleva más de 13 años trabajando en CRS (Caritas EE.UU.). Cuando estalló la violencia en la localidad de Eldoret, en el valle del Rift el 29 de diciembre de 2007, el sobrino de Kinyanjui murió trágicamente en los disturbios. Se llamaba Tiras Githinji y sólo tenía 24 años.

Otro empleado de CRS, George Ambayo, procedente de la provincia de Nyanza, en la zona occidental de Kenia, temió por la vida de su mujer, al escuchar que se estaban registrando disturbios en su barrio y que su casa se estaba quemando. Afortunadamente, la había avisado precedentemente, para que escapara, mientras él y sus dos hijos ya estaban en Nyanza, para pasar las vacaciones de Navidades.

Las tensiones registradas en todo el país, que se han ido acumulando en los meses precedentes a las elecciones y la percibida injusticia de las elecciones puso en evidencia viejas hostilidades entre las tribus.

Con hambre y sin paz

El padre Daniele Moschetti, párroco de Korogocho (Nairobi), ha visto con sus propios ojos la desesperación de muchos que intentaron salvar sus hogares. «En los peores momentos, algunos grupos violentos atacaban a la gente por la calle, armados con machetes, piedras y otras armas. La gente tenía miedo de que le quemaran sus propiedades y se defendía. El problema es que la gente que muere, los más afectados por esta situación, son los más pobres, que pierden su propiedad, lo poco que tienen», nos cuenta el párroco.

Otro párroco que además colabora con CAFOD, el padre Paulino Mondo, de Kariobangi (Nairobi), explica que los sufrimientos cotidianos y las necesidades pueden ayudar a unir a las partes en conflicto.

«La distribución de comida es muy importante --asegura--. Mientras haya hambre no podrá haber paz. Dándoles comida también les demostramos que alguien se preocupa por ellos. Ambas tribus en conflicto se ponen en la cola para comer y ven las necesidades que pasan unos y otros, lo poco que tienen, porque ambas tribus están en la misma barca. Esto ayuda mucho para la reconciliación».

Directores y empleados de algunos miembros de Caritas, que han sido testigos de la destrucción de la guerra, en muchos rincones del mundo, han exhortado esta semana al Gobierno y la población de Kenia, para que apoyen el diálogo y el cese de la violencia. Los Directores Ejecutivos de las Caritas de Rwanda, la República Democrática del Congo, Líbano y Camboya, entre otros, firmaron una declaración conjunta.

Precedentemente, el presidente de Caritas Internationalis, el cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, y el presidente de Caritas África, el arzobispo Cyprian Kizito Lwanga, hicieron un llamamiento para que ambas partes en conflicto se empeñaran en poner fin a la violencia.

Dicha petición la hicieron tras el asesinado de un sacerdote católico en el valle del Rift. El padre Michael Kamau Ithondeka, de 41 años, fue asesinado el pasado 24 de enero, en un control ilegal en la carretera de Nakuru-Eldama Ravine Road, a manos de jóvenes armados. El padre Kamau era vicerrector del Seminario de San Matías, de Tindinyo.

Population Research Institute

Steven W. Mosher era el primer científico social americano se permitió que estudiar en China. Descubra lo que encontró allí haciendo click sobre las imagenes.

PARTE 1ª

PARTE 2º

Sor Lucía rumbo a los altares

Para ver los 2 videos haz click sobre las imagenes


Brujería: una de wicca y otra de candomblé / Autor: Pablo J. Ginés

Nada mejor para extender el new age y la religión a la carta que entrevistar agradables mujeres neopaganas en la gran prensa.

El wicca (palabra del antiguo idioma anglosajon que lleva en inglés moderno a witch -brujo/a-) es el nombre que se dan a sí mismos los neopaganos de cultura anglosajona, amigos de rituales de druidas, celtas, bardos y magia en general. Los neopaganos que prefieren el estilo vikingo-escandinavo se autodenominan asetru (con cierto predicamento en los descristianizados países nórdicos).

"Oficialmente" en Cataluña apenas hay 60 practicantes de wicca (en realidad, hay montones de personas que combinan libros de autoayuda y manuales de magia celtoide para hacerse un wicca casero), pero eso no es impedimento para que al reciente Parlamento Catalán de las Religiones, entre musulmanes, budistas y sikhs acudiese la sacerdotisa wicca Montserrat Castillo, de Igualada, partera de 50 años. Y como tal la entrevista extensamente Núria Navarro el 8 de junio en EL PERIÓDICO.

Castillo es una wicca de manual con un discurso idéntico al del wicca típico de California o Birmingham. "La gente conoce la wicca desde los años 50 cuando Gerald Gardner la organizó como religión, pero las raíces están en el neolítico, cuando era un culto a la naturaleza. En el wicca no hay creyentes, hay aprendices", explica.

Es la misma idea que publicó Gerald Gardner cuando creó la religión wicca en 1954 con su libro Witchcraft Today, en el que insistía que describía la religión matriarcal y panteísta de las brujas, mantenida desde el neolítico hasta nuestros días por cadenas de maestros y discípulos. Sin embargo, los historiadores han desmontado repetidas veces esta tesis. Los supuestos rituales ancestrales que los wiccas copian de Gardner son en realidad adaptaciones de rituales esotéricos y masónicos de la burguesía inglesa y francesa del s.XIX, sobre todo de la Ordo Templi Orientis de Aleister Crowley. Gardner era, de hecho, masón, rosacruz y seguidor de Crowley.

Los paganos verdaderos, los históricos (romanos y vikingos por igual) quemaban y mataban a las brujas, no las honraban como mujeres sabias. La idea de "no hay creyentes, sino aprendices", es propia de las sociedades teosóficas, los grupos gnósticos (la idea de que el poder y la salvación están en conocimientos secretos) y la masonería.

"Intentamos entender que todos somos uno", sigue la señora Castillo. "Pero también que cada uno sigue su evolución". Resulta difícil imaginar una bruja de antes de Darwin hablando de evolución, mientras que la idea de que "todos somos uno" alude a la propuesta panteísta: no hay distinción entre Creador y su Creación, todo es lo mismo.

¿Qué es "hacer magia"?

"La magia que nosotros utilizamos es una serie de ritos de harmonización con la naturaleza. De la misma manera que el católico hace una procesión para pedir que llueva", explica la señora Castillo.

Pero es ejemplo es inadecuado: el católico cree que Dios es Señor de la Creación, que es un Ser Personal con el que nos podemos relacionar, y que por lo tanto se le puede pedir aquello que está en su mano, sabiendo que depende siempre de su libre voluntad como creador. En cambio, la magia wicca no distingue entre creador y criatura, todo son simplemente fuerzas y energías que hay que controlar... mientras que al Dios cristiano no hay quien le controle.

"La magia blanca es hacer el bien, pidiendo permiso. Es decir, hacer un ritual de sanación sin pedir permiso al enfermo puede ser magia negra. Quizá esa persona necesita la enfermedad para evolucionar", comenta la partera de Igualada.

En cambio, los católicos rezan a Dios por todos, buenos y malos, sanos y enfermos, sin pedirles permiso ni nada: si la enfermedad sirve para hacer a alguien mejor, Dios sabrá gestionarla (es interesante sobre esto ver esta reflexión de un obispo sobre la oración por los enfermos).

Sin ningún problema, la sacerdotisa wicca explica que los neopaganos "vamos al bosque; a veces, para sentir las energías, nos desnudamos o llevamos ropa amplia; en San Juan danzamos en círculo y transmitimos el poder a las hierbas recolectadas o compradas."

Probablemente Castillo es consciente de que su "religión" tiene mucho de invento moderno. "Intentamos separar la antigua religión de la alta magia ritual, volver a las raíces. Nos acercamos al chamanismo." Y preguntada sobre las brujas del siglo XV: "ellas eran más puras, sus poderes venían del contacto directo con la naturaleza; hoy estamos contaminados de civilización".

Candomblé, espiritismo africano-brasileño

El día antes de leer a la sacerdotisa wicca, podíamos ver en "La Contra" de LA VANGUARDIA una entrevista de Ima Sanchís a la cantante brasileña Maria Bethânia, con el título "El ser humano debe volver a la edad de piedra". ¡Otra vez el neolítico!

Con 58 años, sin hijos, con siete hermanos, hija de un funcionario honrado (especifica) y de izquierdas dice: "Lo mío es el sincretismo: soy católica pero también creo en el candomblé."

La popular cantante explica:

"Maria Bethânia es el nombre de una canción de Capiba que mi hermano adoraba a los 4 años. Mi padre, católico, relacionó ese nombre con María, la hermana de Marta y de Lázaro, y con la ciudad de Betania en Israel. Tuve el privilegio de conocer su casa, en el desierto, frente a la tumba de Lázaro. [...] Yo me llevo muy bien con Nuestra Señora, es mi gran compañera. Igual que un niño se reconforta con el calor de su madre, yo me reconforto en ella. Todos mis problemas y alegrías los hablo con ella, porque la siento terrenal. Tuvo un hijo, lo amamantó; tuvo un novio, un marido; todo eso tan humano."

Le preguntan: "¿Dios es más lejano?" Y responde:

"Sí, es demasiado poderoso: es hombre, es mujer, es el viento, es un color, es la luz... La Virgen llega a Dios como la gran mensajera. [...] María era guapa, alegre, le gustaba bailar..., era una mujer como otra cualquiera, a quien, de repente, le ocurrió aquello en la vida."

-"Era una gran sufridora", comenta la entrevistadora.

La religión católica pretende conmover a través del dolor, y para mí eso no es bueno. Yo adoro la religión africana precisamente por su concepción alegre de la vida, regalan a sus dioses grandes fiestas. No tiene la amargura, la mortificación y el dolor de la religión católica. Claro que la Virgen sufrió porque perdió a su hijo, pero hay tantas madres que pierden a sus hijos de maneras tan absurdas.

Y es que a la cantante la educaron monjas "en un convento donde todo era pecado y donde continuamente vivías amenazada por el infierno", pero Caetano, "que era un niño muy iluminado, me consolaba con verdades fundamentales."

"Ahora no quiero ir a misa, quiero subir a los árboles, ¿iré al infierno?" le preguntaba. Y Caetano me decía: "Calma. Yo soy Dios, el árbol es Dios, tú eres Dios, todo lo que ves es Dios", aquello me quitaba el miedo y la culpa. Por eso ahora me gusta participar en los ritos católicos. Cada año cargo con Nuestra Señora sobre mis hombros.


Cuando alguien dice que practica candomblé y habla de "Nuestra Señora" nunca está claro si se refiere a María, la muchacha judía de Nazaret, o a la diosa nigeriana del mar, Yemanjá, uno de los orishas (dioses) venerados en el candomblé brasileño. Al quitar del centro a Jesús con su incómoda y fastidiosa Cruz, lo que queda es paganismo.

Invocación de espíritus

En realidad, el candomblé es una forma de espiritismo, cuyo centro consiste en entrar en trance tres o cuatro veces al año, poseído por uno o varios orishas a los que el iniciado es consagrado. Explica el antropólogo José Jorge de Carvalho de la Universidad de Brasilia, que nadie puede salir solo del estado de trance; se es llevado para un cuarto sagrado, donde despierta bajo la supervisión de los otros iniciados.

Para los sacerdotes católicos que ejercen como exorcistas, el candomblé a menudo es una auténtica invocación de espíritus, es decir de demonios que sólo esperan a ser invitados (mediante invocaciones y consagraciones) para influir en la vida de la persona... y no sólo en los tres o 4 trances anuales. Los exorcistas de las diócesis católicas recuerdan que no existen ni divinidades, ni poderes, ni magia (ni blanca ni negra) ni energías que sentir (por mucho que te desnudes). Lo único que puede haber es casos de actividad de demonios, por lo general invitados por personas que practicaban brujería, candomblé, umbanda y otras variantes de espiritismo.







Cuenta el antropólogo José Jorge de Carvalho que "una sacerdotisa de Recife que logró alcanzar un gran prestigio en la comunidad religiosa, me dijo en más de una ocasión que a veces tenía la impresión de que Shangó (su orisha principal) estaba con ella todo el tiempo, el día completo, todos los días, y no solamente en la hora ritual de la posesión, lo que ocurría pocas veces al año".

Sólo en Rio de Janeiro ya hay más de 4.000 terreiros (templos) de candomblé. La ventaja que tiene sobre el wicca es que no se trata de un invento moderno de espiritistas y masones burgueses, sino que realmente es herencia directa y muy cercana de la religión practicada en Nigeria por los Yoruba. Resulta curioso que un nigeriano de etnia yoruba, al visitar Rio, oiga una variante de su lengua materna, perfectamente comprensible, usada como lengua ritual y litúrgica por parte de la población lusohablante.

La bruja catalana Montse Castillo, con su anhelo del neolítico, de chamanes y de transmisión de las raíces, carece del pedigrí antropológico que tienen, los practicantes de candomblé, descendientes de esclavos negros... y hoy brasileños de todo tipo.




Y mientras estos importantes diarios dan cancha al sincretismo, el neopaganismo, la magia y el espiritismo, las estadísticas son claras: el 30% de los jóvenes españoles de 18 a 24 años cree en espíritus, y también uno de cada cuatro españoles con estudios medios o universitarios. El 10% de los jóvenes de 18 a 24 años cree que hay brujas con poderes (un 8% de los españoles con estudios medios o universitarios también). Es la generación mejor formada de la historia de España y la más entregada a curanderos y horóscopos.




O como decía Chesterton: cuando se deja de creer en Dios, el hombre empieza a creer en cualquier cosa.




---------------------------------------------------------------------------




Fuente: http://www.forumlibertas.com
Otras direcciones de internet relacionadas:
http://www.e-cristians.net/cream/?site=ecristians&idioma=es&page=9&post=1694
El obispo Alfonso Uribe Jaramillo da una lista de "Once frutos de rezar por los enfermos"





http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=3286#
El antropólogo José Jorge de Carvalho, sobre el candomblé





http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=3286#
Magia y espiritismo: Los jóvenes con estudios universitarios, los que más creen





http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=3286#
Web del padre Fortea, sobre exorcismo y demonología

El "culto a la santa muerte": superstición disfrazada de devoción popular / Autor: Jorge Enrique Mújica

Sin ética ni lógica, mezclando rituales, sacando dinero a los incautos, este culto sincretista pide ahora reconocimiento legal.

En los últimos meses se ha venido difundiendo con una virulencia creciente una forma de “devoción popular” que sin ningún soporte doctrinal ni justificación teológica ha logrado penetrar en capas pobres de la sociedad sedienta de Dios en las zonas centro y norte de México.

El constante flujo migratorio ha logrado que esa falaz devoción se haya ido extendiendo al sur de Estados Unidos, Centroamérica y España. Se trata del “culto” a la así llamada “santa muerte” a través de la autodenominada “Iglesia católica tradicional, misioneros del Sagrado Corazón y de san Felipe de Jesús”.

Sus orígenes se remontan a la fusión de las culturas prehispánicas con las primitivas creencias de los esclavos africanos y la religión católica en el siglo XVI y XVII. Sin embargo, hasta la década de los 60´s del siglo pasado comenzó a estructurarse más ordenadamente. No hace muchos meses, se le ha reivindicado al grado de constituir un grupo que exige el reconocimiento público en México como religión.

El hecho de apelar a un reconocimiento público por parte de una instancia política de gobierno, nos da pie para reflexionar en la significación de lo que es una religión y, si en este caso puntual, es apropiado considerarla tal.

La religión es el conjunto de creencias o dogmas acerca de la divinidad, de sentimientos de veneración y temor hacia ella, de normas morales para la conducta individual y social y de prácticas rituales, principalmente la oración y el sacrificio para darle culto. Es, además, una virtud que mueve a dar a Dios el culto debido.

El culto a la así llamada “santa muerte” no es una religión. Ni sus creencias ni sus principios son acerca de la divinidad ni ofrece normas morales de conducta. Tiene, eso sí, rudimentarias prácticas rituales pero que guardan alguna relación o quieren asemejarse a las consolidadas y justificadas católicas. Esto conlleva a analizar más de cerca algunos errores que pueden ayudar a discernir, reflexionar y compartir para ayudar a otros hombres y mujeres que sin rigor y preparación creen en esta falacia.

1. La Divinidad

La religión pende de una causa y principio: Dios. En el grupo que nos ocupa el principio se asienta totalmente en la “santa muerte”. Es decir, la personificación de la muerte ha venido a conquistar el lugar que le corresponde únicamente a Dios. Y esto conlleva a un problema más: cómo justificar a la muerte personificada como creadora y omnipotente, como omnisciente y omnipresente.

2. La muerte es un fenómeno natural no una persona

Adorada como una “entidad espiritual” capaz de materializarse en una figura que concentra en sí la fuerza creadora y destructora del universo, no se ha caído en cuenta de la verdadera realidad que entraña. La muerte es un fenómeno natural como lo es el nacer o el desarrollarse y no una persona, como se ha hecho pasar. La muerte es la separación del alma y el cuerpo, no una entidad espiritual.

3. Adoración y veneración

Hay una distinción tácita en la praxis católica que, en el caso de esta forma de culto y devoción, no se aprecia y más bien se pierde. Adorar es reverenciar y honrar a Dios con el culto religioso que le es debido. Venerar es respetar en sumo grado a alguien por su santidad, dignidad o grandes virtudes, o a algo por lo que representa o recuerda. La adoración sólo es debida a Dios; la veneración corresponde a los santos y a las cosas de Dios.

Además, los santos interceden ante Dios, a través de ellos obtenemos gracias y favores pero el único capaz de dar es Dios. La doctrina de la única mediación de Cristo (cfr. 1 Tim 2,5), que no excluye otras mediaciones subordinadas, las cuales se realizan y ejercen dentro de la absoluta mediación de Jesús, aquí sencillamente no se da. Es la “santa muerte”, por sí misma, la que concede favores aunque no esté justificada ni bíblica ni teológicamente la causa de su poder.

La doctrina de la Iglesia y su Liturgia proponen a los Santos y Beatos, que contemplan ya "claramente a Dios uno y trino" como testigos históricos de la vocación universal a la santidad; ellos, fruto eminente de la redención de Cristo, son prueba y testimonio de que Dios, en todos los tiempos y de todos los pueblos, en las más variadas condiciones socio-culturales y en los diversos estados de vida, llama a sus hijos a alcanzar la plenitud de la madurez en Cristo (cfr. Ef 4,13; Col 1,28); intercesores y amigos de los fieles todavía peregrinos en la tierra, porque los Santos, aunque participan de la bienaventuranza de Dios, conocen los afanes de sus hermanos y hermanas y acompañan su camino con la oración y protección; patronos de Iglesias locales, de las cuales con frecuencia fueron fundadores (san Eusebio de Vercelli) o Pastores ilustres (san Ambrosio de Milán); de naciones: apóstoles de su conversión a la fe cristiana (santo Tomás y san Bartolomé para la India), o expresión de su identidad nacional (san Patricio para Irlanda); de agrupaciones profesionales (san Omobono para los sastres); en circunstancias especiales – en el momento del parto (santa Ana, san Ramón Nonato), de la muerte (san José) – y para obtener gracias específicas (santa Lucía para la conservación de la vista), etc.

4. Buscar el bien y no el mal

Hablar de Dios es hacerlo del bien. Donde está el bien, es regla lógica, no está el mal. Del bien no procede el mal, al bien no le sigue el mal.

En el culto a la así llamada “santa muerte” se asegura que ésta puede alcanzar el mal. Más aún, los adeptos acuden a ella solicitándolo para aplicarlo a sus enemigos.

5. Prescripción de dinero; los milagros no se cumplen por la cantidad dejada

Otro de los hechos que llaman la atención es la errónea creencia de que a mayor cantidad de dinero ofrendado, mejores serán los resultados de los favores pedidos a la “santa muerte”.

Es bueno recordar que la limosna es un signo del desprendimiento y de la responsabilidad con que se quiere ayudar a mantener dignos y en buen estado los lugares para el culto a Dios además de solventar las necesidades de los ministros del mismo. Pero no queda dicho que la limosna sea una prescripción para obtener un milagro. Menos aún, cuando lo pedido pretende el mal de otro.

6. Sincretismo

Es erróneo asociar el culto a la “santa muerte” con cualquier aspecto del catolicismo. Así, asociar el culto a la personificación de la muerte con el culto católico, es un error. Lo católico emana de la Revelación hecha por Dios a través de la Biblia, de la Tradición y del Magisterio de la Iglesia. No consta, ni en la Biblia, ni en la Tradición, y mucho menos en el Magisterio, la prescripción de un culto a la muerte personificada.

En el año 2002, la Congregación para el culto divino y la disciplina de los sacramentos, ofreció un documento de sumo interés: “El directorio sobre la piedad popular y la liturgia. Principios y orientaciones” (ver enlace). En el capítulo II, número 65, se recordaban algunos peligros que pueden desviar la piedad popular: “El Magisterio, que subraya los valores innegables de la piedad popular, no deja de indicar algunos peligros que pueden amenazarla: presencia insuficiente de elementos esenciales de la fe cristiana, como el significado salvífico de la Resurrección de Cristo, el sentido de pertenencia a la Iglesia, la persona y la acción del Espíritu divino; la desproporción entre la estima por el culto a los Santos y la conciencia de la centralidad absoluta de Jesucristo y de su misterio; el escaso contacto directo con la Sagrada Escritura; el distanciamiento respecto a la vida sacramental de la Iglesia; la tendencia a separar el momento cultual de los compromisos de la vida cristiana; la concepción utilitarista de algunas formas de piedad; la utilización de "signos, gestos y fórmulas, que a veces adquieren excesiva importancia hasta el punto de buscar lo espectacular"; el riesgo, en casos extremos, de "favorecer la entrada de las sectas y de conducir a la superstición, la magia, el fatalismo o la angustia".

El avance de grupos sectarios no es exclusivo de un país o región. Hace unas semanas, el conocido periódico chileno El Mercurio (6 de enero de 2008), reportaba algunos frutos del grupo pentecostal brasileño Iglesia Universal de Brasil, de 24 millones de adeptos. Cuenta, entre otras cosas, con partido político propio (PRB) con 4 escaños en la cámara federal de diputados, una cadena de televisión, la Rede Record, segunda en importancia del país (se ha hecho con los derechos exclusivos de retransmisión de las olimpiadas de Beijin 2008) y las constantes y crecientes “ofrendas” económicas voluntarias de los fieles al “obispo”, Edir Macedo, quien lidera la organización.

Según el informe de Gordon Melton, experto en sectas, tan sólo en 1995, existían en el mundo más de 20, 000 de ellas. Hoy es constatable el aumento de los llamados Métodos del Potencial Humano (MPH): Meditación trascendental, Rei-ki, Taichi (chuan), yoga, zen, Dianética, Método Silva de Control Mental, Asociación Latinoamericana de Desarrollo Humano, Sahaja Yoga, Energía Humana y Universal,etc.

La adhesión creciente de personas a grupos como los que hemos mencionado desde un inicio, invita a reflexionar sobre el motor que les lleva a abrazar, muchas veces sin considerarlo, el centro de la nueva doctrina en la que entran. Una mirada serena nos dice que muchos son presas del sentimentalismo más que de la racionalidad que hayan encontrado.

Ciertamente, cuanto hasta aquí hemos dicho constituye una invitación a reflexionar en el grado de profundización que se tiene de la propia fe y sobre la capacidad de crítica que se hace y tiene sobre las ideologías de algunos grupos que saben conquistar con facilidad el corazón y mover incluso a la voluntad, pero que distan mucho de poseer un probado castillo de razón.

---------------------------------------------------------

Fuente: http://forumlibertas.com/

Haz click sobre los enlaces para ver temas relacionados:

Magia y espiritismo: Los jóvenes con estudios universitarios, los que más creen

http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=3025

Brujería: una de wicca y otra de candomblé

http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=3286

Merovingios, templarios, códigos y hermandades secretas atestan las librerías

http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=1614

Por qué el Yoga, en la filosofía y en la práctica, es incompatible con el Cristianismo

http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=6591

El timo del Evangelio (gnóstico) de Judas

http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=5519

¿Vuelven las sectas gnósticas?http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=5583

Video musical: Mensaje de cuaresma

Vídeo: "Jesús, la verdadera historia"
Audio: Entraré (Jesed), Transparente (Sor Glenda), Caminar (original del grupo marista "Kairoi", adaptación del coro del Instituto Potosino, solista: Fernando Dibildox)

Posible primer milagro latinoamericano de Virgen de Lourdes

BOGOTÁ, Feb. 08 / 07:31 pm (ACI).- La inexplicable curación de una religiosa colombiana –cuya identidad se mantiene en reserva- sería el primer milagro atribuido a la intercesión de la Virgen de Lourdes que se reconoce oficialmente en América Latina. Hasta el momento, no hay casos latinoamericanos ni españoles entre las 67 personas cuya curación ha sido reconocida como un milagro de Lourdes por la Iglesia Católica.

Según el capellán Teótimo González, coordinador de los peregrinos de lengua española a Lourdes, una mujer española y una religiosa colombiana están entre las personas que iniciaron el proceso para que su curación sea reconocida como un milagro en el 150º aniversario de las apariciones.
Los casos son examinados por un comité de médicos que determinará si hay o no explicación científica para sus curaciones.

Secta brasileña hostiga a medios que la denuncian

La cuaresma en familia

VIDEO 1

VIDEO 2
En este segundo video hay una pausa de algun minuto por razones ajenas a nosotros. Después se reprende el programa.

VIDEO 3

Pelicula / Historia de las apariciones de Lourdes

VIDEO 1

VIDEO 2

VIDEO 3

VIDEO 4

VIDEO 5

VIDEO 6

VIDEO 7

VIDEO 8

VIDEO 9

VIDEO 10

VIDEO 11

VIDEO 12

VIDEO 13

VIDEO 14

VIDEO 15

VIDEO 16

VIDEO 17

VIDEO 18

Testimonio: Frédéric y Patricia: encontrar la fe tras años de matrimonio

En el futuro veremos más casos así: alejados de la fe que, ya con hijos y en el extranjero, cambian al conocer laicos cristianos.
Republicamos (traducido al español) el testimonio de un matrimonio francés que encontró la fe en el extranjero, en contacto con laicos creyentes. Él no tenía fe de joven; ella había dejado la práctica al casarse. No es un testimonio espectacular sino muy sencillo, y precisamente por eso nos parece muy interesante: creemos que historias así van a ser cada vez más comunes en el futuro:

1) Gente madura que se replantea la vida y la fe al morir o enfermar sus padres

2) Emigrantes que, en el extranjero, hacen lazos con otros emigrantes que pueden ser gente de fe y les abren a la experiencia de fe

3) Laicos de nuevas comunidades, comprometidos, que "contagian a otros laicos"

4) Conversos que admiten que pese a haber crecido en un país cristiano, apenas sabían nada de la fe ni de la Iglesia

Este es el testimonio de Frederic y Patricia, publicado en Il est vivant ( http://www.ilestvivant.com/actu/IMG/pdf/IEV235_Satan.pdf ), la revista francesa de la Comunidad del Emmanuel).

Frédéric y Patricia están casados desde hace dieciocho años y son padres de tres hijos. Es en los Estados Unidos donde esta pareja del sur de Francia ha vuelto a encontrar el camino de la fe.

Frédéric: Para mí, todo empezó en 1996, cuando acompañaba a mi padre que sufría a causa de un cáncer. Una noche, cuando se encontraba muy angustiado, pidió a mi madre que le diera su medalla de la Virgen. A partir de aquel momento se tranquilizó, y esto me ha interpelado.

Patricia: Por mi parte, fui a un movimiento scout cuando tenía 12 años. Después, en el instituto, iba por la capellanía. Pero cuando Frédéric apareció en mi vida, lo dejé correr. Luego nos casamos y tuvimos a nuestros dos primeros hijos, Jérémie y Blandine.

F.: En 1997, conseguí un puesto de profesor en la escuela francesa de Denver (EEUU) y Patricia trabajaba a mi lado como ayuda-guardería.

P.: Al poco de llegar a Denver, una profesora nos informó de que había una misa en francés. Fuimos allí, principalmente para encontrarnos con otros francófonos. Pero a lo largo de los domingos, nos sentíamos llenos de alegría y de paz.

F.: En 1999, teníamos a una alumna cuyos padres eran miembros de una nueva comunidad católica. Con ocasión de un encuentro padres-profesores, después de hablar sobre su hija, les hicimos muchas preguntas. Nos invitaron a su casa y nos fuimos acostumbrando a ir a su comunidad cada fin de semana. En vista de nuestras preguntas y de nuestra incultura cristiana, un hermano nos acogió para re-catequizarnos.

P.: Personalmente me emocionaba esta familia venida desde Francia para implantar esta comunidad en los Estados Unidos. Vivía en un verdadero espíritu de abandono a la Providencia.

F.: Yo hasta entonces pensaba que en la Iglesia sólo contaban los sacerdotes y los religiosos. Descubrí pues, gracias a ellos, que yo también como padre tenía que cumplir una función. En aquel momento tenía lugar la peregrinación de Juan Pablo II a Tierra Santa. Ver a un hombre tan brillante librarse con tanta intensidad a la oración me trastornaba. Frente a tantas interpelaciones, mis certezas anteriores comenzaban a agrietarse.

P.: Fue entonces cuando la comunidad nos propuso recibir el sacramento de la reconciliación. ¡Fue como un relámpago en nuestra vida! Tuvimos la impresión de ver el mundo por primera vez. Nuestras prioridades cambiaron por completo.

F.: En nuestra vida personal, de pareja y de familia, existe un antes y un después de mayo de 2.000. Esto se ha manifestado de manera palpable cuando me dijo nuestro hijo: «¡Prefiero al papá de ahora!».

P.: Desde Denver, hemos sido guiados por una mano benevolente. Frente a esta sobreabundancia de amor recibido a través de nuestro encuentro con el Señor, hemos querido volver a dar. ¡Hemos pues decidido llegar a ser padres una tercera vez y nació Élise!

--------------------------------------------------------------------------

Fuente: www.forumlibertas.com

Otros testimonios:

Olivier Sachs: la conversión del banquero que lo tenía todo http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=8077

¿Quienes son los nuevos movimientos? Presentamos 25 de ellos
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=5846

'La fe de nuestros padres': Valentí Puig explica su sereno retorno a la fe
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=10200

Ateos, abortistas, budistas y homosexuales: conversiones de hoy
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=8249 Alec

Guinness: la fe católica del viejo maestro Jedi
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=2108

'Con ojos nuevos', el testimonio de conversión de Alessandra Borghese
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=6086

Sam Brownback, un católico converso en carrera hacia la Casa Blanca
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=7260

'Escritores conversos', de Joseph Pearce
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=7444

Del odio fascista al amor cristiano: testimonio de conversión de Joseph Pearce
http://www.e-cristians.net/cream/?site=ecristians&idioma=es&page=9&post=1306

El genocida arrepentido: el ex-jemer rojo Duch, hoy cristiano, dispuesto a enfrentar el pasado
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=6218

domingo, 10 de febrero de 2008

Cuaresma: mirar al mal cara a cara y enfrentarlo, dice el Papa

VATICANO, 10 Feb. 08 / 09:01 am (ACI).- El Papa Benedicto XVI recordó durante la oración dominical del Ángelus, que la Cuaresma debe ser para los cristianos un tiempo de "combate espiritual" contra el mal, acompañado de la presencia y el llamamiento de la Virgen de Lourdes.

Tras preguntar qué significa ingresar a la Cuaresma, el Santo Padre respondió que "significa iniciar un tiempo de particular compromiso en el combate espiritual que nos opone al mal presente en el mundo, en cada uno de nosotros y alrededor de nosotros. Quiere decir mirar al mal en la cara y disponerse a luchar contra sus efectos, sobre todo contra las causas, hasta la causa última, que es Satanás. Significa no descargar los problemas del mal sobre los otros, sobre la sociedad o sobre Dios, sino reconocer las propias responsabilidades y asumirlas concientemente".

Benedicto XVI explicó que en esto consiste "cargar la cruz", que "por más pesada que sea, no es sinónimo de una desgracia que hay que evitar lo más posible, sino una oportunidad para ponerse a seguir a Jesús y así adquirir fuerza en la lucha contra el pecado y el mal".

El Papa explicó que entrar en la Cuaresma significa "renovar la decisión personal y comunitaria de enfrentar el mal junto con Cristo. El camino de la Cruz es por tanto el único que conduce a la victoria del amor sobre el odio, del compartir sobre el egoísmo, de la paz sobre la violencia". "La Cuaresma es verdaderamente una ocasión de fuerte compromiso ascético y espiritual fundado en la gracia de Cristo", agregó.

El Pontífice recordó luego que la Cuaresma coincide este año con el 150° aniversario de las apariciones de Lourdes, donde la Madre se reveló a Santa Bernardette Soubirous como "La Inmaculada Concepción". "El mensaje que la Madre sigue difundiendo en Lourdes nos recuerda las palabras que Jesús pronunció precisamente al inicio de su misión pública y que escuchamos más frecuentemente en estos días de Cuaresma: 'Conviértanse y crean en el Evangelio', oren y hagan penitencia". "Acojamos la invitación de Maria que hacen eco a la de Cristo y pidámosle el ingresar con fe en la Cuaresma, para vivir este tiempo de gracia con gozo interior y compromiso generoso," dijo el Papa.

sábado, 9 de febrero de 2008

La Santa Sede pide dar voz a los pobres en las decisiones económicas / Autora: Roberta Sciamplicotti

Para ver ek video haz click sobre la imagen


El observador permanente Migliore intervino ante la ONU
NUEVA YORK, lunes, 11 febrero 2008 (ZENIT.org).- La Santa Sede pide una mayor participación de los pobres en los procesos de decisión en el campo económico y recuerda que el valor de una sociedad depende del trato y la atención que reserva a sus miembros más débiles.

Es este el mensaje expresado el pasado 7 de febrero en Nueva York por el arzobispo Celestino Migliore, nuncio apostólico y observador permanente ante Naciones Unidas, al intervenir en la 46 sesión de la Comisión para el Desarrollo Social.

La Santa Sede, dijo el arzobispo, subraya que las necesidades de los que tienen menos recursos deben ser prioritarias en las decisiones de los líderes del sector financiero y que «corresponde al forum internacional ofrecer una tribuna a los pobres porque muy a menudo no tienen voz en la búsqueda de soluciones a problemas que les afectan incluso muy de cerca».

La propuesta del observador permanente es la de crear «un ambiente y estructuras que permitan a la gente ser parte activa en el proceso de toma de decisiones».

Si la globalización ha abierto las puertas a la prosperidad económica para mucha gente, denunció, «sus inconvenientes siguen afectando de modo desproporcionado a los miembros débiles de nuestra sociedad».

Por esto, «la respuesta de los gobiernos a estos desafíos debe guiarse por el principio moral por el que una buena sociedad se mide por lo que hacen quienes tienen responsabilidad ante las necesidades de los miembros más débiles, sobre todo de los más necesitados».

Una sociedad válida es «aquella en la que todos se benefician del bien común y ninguno es dejado fuera de las preocupaciones generales» y «las políticas económicas que ayudan a los trabajadores de baja renta a vivir dignamente deberían ser una prioridad de toda sociedad que quiera merecer el adjetivo ‘buena'».

Para la buena marcha del aparato social, añadió el arzobispo, es prioritaria la promoción del pleno empleo y del trabajo digno para todos.

La delegación vaticana, explicó, subraya en especial dos aspectos de la cuestión laboral: el hecho de que «la falta de pleno empleo y de trabajo digno, y la pobreza y la disgregación social consiguientes ofenden la dignidad humana» y que «se puede ganar la confianza de la gente sólo si se la escucha y se tienen en cuenta concretamente sus necesidades».

«Los cada vez más rápidos ciclos periódicos de crecimiento y de creación de trabajo por un lado y de recesión y pérdida del trabajo por otro, perturban las relaciones y los mecanismos financieros y comerciales»,
observó.

«El mundo se pregunta conteniendo la respiración a dónde nos llevarán las actuales desventuras financieras, provocadas por la crisis en el sector del patrimonio real en algunas de las economías más desarrolladas».

En un contexto económico de este tipo, la Comisión para el Desarrollo Social de la ONU «tiene el reto de subrayar la necesidad de métodos eficaces para defender a las familias de baja renta y a los trabajadores del colapso financiero».

Asistirles, constató el arzobispo Migliore, «es una cuestión de justicia y de solidaridad, pero también una medida financieramente justa para estimular las economías nacionales y el comercio internacional».

Para ser eficaz, la asistencia en cuestión exige que las medidas tomadas por las economías más fuertes no lleguen a exacerbar la situación de las que están en vías de desarrollo. Dado que este riesgo parece efectivo en la economía sumamente interdependiente de hoy, la comunidad internacional debe vigilar para prevenir tales eventualidades.

La delegación vaticana subrayó por último que la persistencia de la pobreza, el desempleo y la disgregación social es una consecuencia de la desconfianza y de la ausencia de relaciones justas entre las diversas componentes de los mecanismos económicos y sociales.

«La falta de confianza recíproca entre las partes significa también falta de confianza en el futuro que, a su vez, significa la ausencia de seguridad laboral».

Las personas, y sobre todo los jóvenes en busca del primer empleo, «descubren significado y confianza en el futuro cuando encuentran un trabajo de larga duración con la oportunidad de una merecida promoción».

Por esto, observó el arzobispo, es más urgente que nunca responder a las necesidades «de quienes buscan un empleo decente y oportunidades para salir de la pobreza y evitar la marginación, la explotación y la disgregación social».

«Cuantos buscan mejorar la propia vida nos piden actuar
--concluyó el prelado--. Mi delegación espera que nuestras palabras aquí se conviertan pronto en acciones».

---------------------------------------------------
Traducido del italiano por Nieves San Martín