Elige tu idioma

Atención!!!: Todo el contenido que no se enlace completo en el blog puede verse en la web

Los cambios técnicos en la web de Escuchar la Voz del Señor / Caminocatolico.org van a suponer un trabajo adicional para quienes realizamos este blog, puesto que hay muchos enlaces con la página web que no funcionan. Vamos a irlos activando uno a uno y os pedimos un poco de paciencia. Eso afecta a algunas entradas anteriores a abril de 2011. Las actualizaciones nuevas todas deben tener los enlaces correctos. Todo el contenido completo de los enlaces que no se encuentren desde el blog lo encontrareis en la web caminocatolico.org pinchando AQUÍ

Bienvenido a Escuchar y a Dar

Este blog, no pretende ser un diario de sus autores. Deseamos que sea algo vivo y comunitario. Queremos mostrar cómo Dios alimenta y hace crecer su Reino en todo el mundo.

Aquí encontrarás textos de todo tipo de sensibilidades y movimientos de la Iglesia Católica. Tampoco estamos cerrados a compartir la creencia en el Dios único Creador de forma ecuménica. Más que debatir y polemizar queremos Escuchar la voluntad de Dios y Dar a los demás, sabiendo que todos formamos un sólo cuerpo.

La evangelización debe estar centrada en impulsar a las personas a tener una experiencia real del Amor de Dios. Por eso pedimos a cualquiera que visite esta página haga propuestas de textos, testimonios, actos, webs, blogs... Mientras todo esté hecho en el respeto del Amor del Evangelio y la comunión que siempre suscita el Espíritu Santo, todo será públicado. Podéís usar los comentarios pero para aparecer como texto central enviad vuestras propuestas al correo electrónico:

escucharlavoz@yahoo.es

Oremos todos para que la sabiduría de Jesús Resucitado presida estas páginas y nos bendiga abundamente.

Página web de Escuchar la Voz del Señor

Página web de Escuchar la Voz del Señor
Haz clic sobre la imagen para verla

lunes, 31 de diciembre de 2012

Palabra de Vida 31/12/2012: “En el principio existía el Verbo” / Por P. Jesús Higueras

Espacio "Palabra de Vida" de 13 TV del 31 de diciembre de 2012, lunes de la Octava de Navidad, presentado por el padre Jesús Higueras, en el cual se comenta el evangelio del día.
Evangelio: San Juan 1, 1-18
“En el principio existía el Verbo”  
En el principio ya existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios. La Palabra en el principio estaba junto a Dios.
Por medio de la Palabra se hizo todo, y sin ella no se hizo nada de lo que se ha hecho.
En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no la recibió.
Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe. No era él la luz, sino testigo de la luz.
La Palabra era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre, Al mundo vino, y en el mundo estaba; el mundo se hizo por medio de ella, y el mundo no la conoció.
Vino a su casa, y los suyos no la recibieron.
Pero a cuantos la recibieron, les da poder para ser hijos de Dios, si creen en su nombre.
Éstos no han nacido de sangre, ni de amor carnal, ni de amor humano, sino de Dios.
Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria: gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad.
Juan da testimonio de él y grita diciendo:
- «Éste es de quien dije: "El que viene detrás de mí pasa delante de mí, porque existía antes que yo."»
Pues de su plenitud todos hemos recibido, gracia tras gracia. Porque la Ley se dio por medio de Moisés, la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.
A Dios nadie lo ha visto jamás: Dios Hijo único, que está en el seno del Padre, es quien lo ha dado a conocer.

"Navidad es algo más" / Coro del colegio San Agustín de Valladolid en la Fiesta de las Familias


31 de diciembre de 2012.- El Coro del colegio San Agustín de Valladolid ganador del concurso de villancicos de la Cadena 100 ha actuado, en la Fiesta de las Familia Cristiana en la plaza de Colón de Madrid, interpretando la composición que ha obtenido el galardón:  "Navidad es algo más".

Los peces en el río / Coro de niños Parroquia Santa Catalina Labouré en la Fiesta de las Familias


31 de diciembre de 2012.- El Coro de niños de la Parroquia Santa Catalina Labouré de Madrid cantó villancicos en la Fiesta de las Familia Cristiana en la plaza de Colón de Madrid, interpretando, entre otros,  "Los peces en el río".

domingo, 30 de diciembre de 2012

Benedicto XVI en el Ángelus de la Fiesta de la Sagrada Familia, 30/12/2012: "Hacer del mundo un verdadero hogar"


30 de diciembre de 2012.- En la Fiesta de la Sagrada Familia, Benedicto XVI ha invitado a rezar por todas las familias del mundo y ha dirigido un mensaje especial a los miles de participantes en la Fiesta de la Familia de la que se ha celebrado en la plaza de Colón de Madrid, durante la oración mariana del Ángelus. Las familias concentradas en la capital de España han escuchado la meditación del Papa en conexión vía satélite a través de una gran pantalla. En el vídeo puede visionarse un fragmento de la meditación de Benedicto XVI y el mensaje a quienes estaban en la Fiesta de la Familia. El texto integro de las palabras del Papa es el siguiente:

¡Queridos hermanos y hermanas!
Hoy es la fiesta de la Santa Familia de Nazaret. En la liturgia, el pasaje del Evangelio de Lucas nos presenta a la Virgen María y a san José que, fieles a la tradición, suben a Jerusalén para la Pascua junto con un Jesús de doce años. La primera vez en la que Jesús había entrado en el Templo del Señor fue a los cuarenta días después de su nacimiento, cuando sus padres habían ofrecido por él « un par de tórtolas o de pichones de paloma» (Lc 2,24), o sea la ofrenda de los pobres. «Lucas, cuyo entero Evangelio está lleno de una teología de los pobres y de la pobreza, hace entender… que la familia de Jesús estaba incluida entre los pobres de Israel; nos hace entender que justamente entre ellos podía madurar el cumplimiento de la promesa» (La infancia de Jesús, 96).
Hoy Jesús está de nuevo en el Templo, pero esta vez tiene un rol diferente, que lo involucra en primera persona. Él cumple, con María y José, la peregrinación a Jerusalén según cuanto prescribe la Ley (cfr Es 23,17; 34,23ss), aunque todavía no había cumplido los trece años: signo de la profunda religiosidad de la Santa Familia. Cuando, sin embargo, sus padres vuelven hacia Nazaret, ocurre algo inesperado: Él, sin decir nada, se queda en la Ciudad. Por tres días María y José lo buscan y lo encuentran en el Templo, conversando con los maestros de la Ley (cfr Lc 2,46-47); y cuando le piden explicaciones, Jesús responde que no deben sorprenderse, porque aquel es su lugar, aquella es su casa, junto al Padre, que es Dios (cfr La infancia de Jesús, 143). «Él – escribe Orígenes – profesa que está en el templo de su Padre, aquel Padre que nos ha revelado a nosotros y del cual ha dicho que es su Hijo» (Homilías sobre el Evangelio de Lucas, 18, 5).
La preocupación de María y José por Jesús es la misma de cada padre que educa a un hijo, lo introduce a la vida y a la comprensión de la realidad. Hoy por lo tanto es necesaria una especial oración al Señor por todas las familias del mundo. Imitando a la santa Familia de Nazaret, que los padres se preocupen seriamente por el crecimiento y la educación de los propios hijos, para que maduren como hombres responsables y ciudadanos honestos, sin jamás olvidar que la fe es un don precioso que hay que alimentar en los propios hijos también con el ejemplo personal. Al mismo tiempo, oremos para que cada niño sea acogido como don de Dios, sea sostenido por el amor del padre y de la madre, para poder crecer como el Señor Jesús «en sabiduría, edad y gracia ante Dios y los hombres» (Lc 2,52). Que el amor, la fidelidad y la dedición de María y José sirvan de ejemplo para todos los esposos cristianos, que no son los amigos o los dueños de la vida de sus hijos, sino los custodios de este don incomparable de Dios.
El silencio de José, hombre justo (cfr Mt 1,19), y el ejemplo de María, que guardaba todo en su corazón (cfr Lc 2,51), nos hagan entrar en el misterio lleno de fe y de humanidad de la Santa Familia. Deseo a todas las familias cristianas vivir en presencia de Dios con el mismo amor y con el mismo gozo de la familia de Jesús, María y José. 
 (El Papa ha dicho en español:)
Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española presentes en esta oración mariana. Y también, desde aquí, a los numerosos participantes en la Eucaristía que se celebra en Madrid en esta Fiesta de la Sagrada Familia.
Que Jesús, María y José sean un ejemplo de la fe que hace brillar el amor y fortalece la vida de los hogares. Por su intercesión, pidamos que la familia siga siendo un don precioso para cada uno de sus miembros y una esperanza firme para toda la humanidad. Y que el júbilo de compartir la vida al amparo de Dios, que aprendimos de niños de labios de nuestros padres, nos impulse a hacer del mundo un verdadero hogar, un espacio de concordia, solidaridad y respeto mutuo.
 Con ese propósito, acudimos a María, nuestra Madre del cielo, para que acompañe a las familias en su vocación de ser una forma entrañable de iglesia doméstica y célula originaria de la sociedad. Que Dios os bendiga a todos. Feliz domingo.
Benedicto XVI

Homilía del Cardenal Rouco en Misa de las Familias: “Sin la verdad del matrimonio la sociedad se desintegraría”


30 de diciembre de 2012.- El Arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Cardenal Antonio María Rouco Varela ha asegurado que "sin la verdad del matrimonio, el organismo vivo que es la sociedad, se desintegraría", durante su Homilía de la Misa de las Familias que se celebra este domingo en la Plaza de Colón y que, según ha destacado, les reúne en este 2012 que concluye "crítico y doloroso por tantos motivos". En este sentido, el Cardenal ha afirmado que "ignorar" y "despreciar" la verdad del matrimonio como "fundamento de toda sociedad que quiere y trata de edificarse de modo justo, solidario, profundamente humano y fecundo" es "poner en juego su misma viabilidad histórica". En el vídeo puede visualizarse y escucharse la homilía completa cuyo texto integro es el siguiente:


Mis queridos hermanos y hermanas en el Señor, queridas Familias:
1.           La Fiesta de la Sagrada Familia nos reúne hoy, de nuevo, en este año que concluye, el 2012, crítico y doloroso por tantos motivos, para dar gracias a Dios por nuestras familias enraizadas en la fe en Jesucristo, el Redentor del hombre, y pedirle por el bien de la familia cristiana, verdadera "esperanza para hoy". ¿La única sólida esperanza? Si contemplamos la realidad social y cultural que la envuelve y lo fugaces e inoperantes que son las alternativas que se proponen para salir de la crisis de verdadera y honda humanidad que la caracteriza, no cabe duda alguna: sólo la familia concebida y vivida en la plenitud de su verdad, como la enseña el lenguaje inequívoco e indestructible de la naturaleza humana, despeja el horizonte de la esperanza para el hombre y la sociedad de nuestro tiempo. ¿Pero cuál es y cómo se conoce la plenitud de esa verdad y cuáles son las vías para comprenderla y realizarla venciendo los obstáculos económicos, sociales, culturales, jurídicos y políticos tan formidables que se interponen en su camino? La respuesta es muy sencilla: cuando se la busca con humilde sinceridad en la escucha de la Palabra de Dios y en la vivencia fervorosa de la celebración del Sacramento de la Eucaristía, especialmente en el día en que la Iglesia trae a la memoria renovada y actual de sus hijos el Misterio de la Sagrada Familia de Nazaret, en cuyo seno nació, se educó y se cobijó el Hijo de Dios, el Salvador del mundo. En ella se abrió e inició la verdadera y definitiva historia de la salvación del mundo. Una historia que ninguna crisis, aunque suponga e incluya los mayores y más horrendos pecados del hombre, podrá jamás interrumpir y, menos, anular.
2.           Por eso, en esta nueva Solemnidad de la singular Familia surgida de una intervención de Dios Padre, sobrenaturalmente única, en un determinado momento del curso histórico de la humanidad elegido y predestinado por Él, hemos invitado a las familias cristianas a encontrarse en "los atrios del Señor" con no menor anhelo y gozo que sentía el salmista al "consumirse" su alma y retozar su corazón y su carne cuando estaba en el Templo de la Antigua Alianza, anticipo de "la Morada de Dios con los hombres", realizada ahora sacramentalmente en su Iglesia extendida por todos los rincones de la tierra. Sí, precisamente por esta razón tan divina y tan humana, los hermanos Sres. Cardenales, Arzobispos y Obispos, venidos de toda España y de otras Diócesis Europeas, y, no en último lugar, el Prefecto del Pontificio Consejo para la familia, los sacerdotes concelebrantes, los diáconos, los seminaristas y los numerosos fieles consagrados y laicos, unidos por los vínculos de la familia cristiana, nos reunimos esta radiante mañana del Domingo de la Sagrada Familia en la madrileña Plaza de Colón, evocadora de tantos memorables encuentros eclesiales, formando la gran Familia de los Hijos de Dios, para profesar ante el mundo, a la luz de la Palabra divina y actualizando eucarísticamente el Misterio de nuestra Redención, la fe en la Verdad de la Familia cristiana reflejada, posibilitada y fundada de modo pleno y definitivo en la Sagrada Familia de Nazaret: en la Familia de Jesús, José y María.
3.           Es bueno recordar esta Verdad atendiendo a las enseñanzas luminosas del Concilio Vaticano II en este Año de la Fe convocado por nuestro Santo Padre Benedicto XVI en el cincuenta aniversario de su solemne apertura, el 11 de octubre del año 1962. Ya entonces, en la delicada coyuntura histórica de tener que consolidar sobre fiables y firmes fundamentos éticos y espirituales un orden jurídico internacional nuevo para una humanidad sumida hacía apenas dos décadas en una trágica contienda mundial, se hacía urgente actualizar la doctrina de la fe sobre la verdad eterna del matrimonio y de la familia. ¡Hoy, quizá, mucho más! El Concilio define el matrimonio (podríamos decir), como "la íntima comunidad de vida y de amor conyugal, fundada por el Creador y provista de leyes propias (que) se establece con la alianza... es decir, con un consentimiento personal irrevocable... Por su propio carácter natural, la institución misma del matrimonio y el amor conyugal están ordenados a la procreación y educación de la prole y con ellas son coronados como su culminación... Cristo, el Señor ha bendecido abundantemente este amor multiforme, nacido de la fuente divina de la caridad y construido a semejanza de su unión con la Iglesia... Así, el hombre y la mujer, por la alianza conyugal, 'ya no son dos, sino una sola carne' (Mt 19,6)" (GS, 48).
Queridas Familias: Esta Verdad del matrimonio cristiano es la verdad de vuestras vidas. Es la verdad del fundamento de toda sociedad que quiere y trata de edificarse de modo justo, solidario, profundamente humano y fecundo. ¡Es su futuro! Ignorarla y, más aún, despreciarla es poner en juego su misma viabilidad histórica. Sin la verdad del matrimonio, el organismo vivo, que es la sociedad, se desintegraría. Se pondría en peligro el hombre mismo. "Con el rechazo de estos lazos (los de la familia vivida en su verdad plena) desaparecen también las figuras fundamentales de la existencia humana: el padre, la madre, el hijo; decaen dimensiones esenciales de la experiencia de ser persona humana", recordaba el Papa Benedicto XVI en su discurso a la Curia Romana con motivo de las felicitaciones de la Navidad, el pasado 21 de diciembre. Decae además, la dimensión de la fraternidad igualmente vital para la digna configuración de la sociedad.
4.           Pero, aún más, la familia cristiana es la célula primera del organismo sobrenatural que es la Iglesia. Lo fue en esa primera y fundamental Familia de Jesús, María y José, que está en la base no sólo de la historia "cronológica" de la Iglesia, sino en su misma entraña teológica como la gran Familia de los hijos de Dios que es la Iglesia. La Iglesia engendra, cría y educa a sus hijos por la Palabra de la Fe y por el Bautismo, con el concurso inestimable e imprescindible de la familia creyente. Como ocurrió con Jesús en la Sagrada Familia de Nazareth. Después de haberse quedado en el templo, ocupado con "las cosas de su Padre", sabiendo y consciente de que su edad de lo permitía, bajó con sus padres María y José a Nazareth había estado angustiados por la aparente desaparición del hijo- "y siguió bajo su autoridad. Su madre conservaba todo esto en su corazón. Y Jesús iba creciendo en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y ante los hombres" (Lc 2,51-52). Así es necesario que ocurra siempre. La familia cristiana es el lugar primero -e insustituible, en principio- para que los hijos nazcan y crezcan en la Fe en Jesucristo, el Salvador del hombre. La "comunidad familiar", nacida de la carne y de la sangre, santificada por la gracia del Sacramento, fundada, experimentada y vivida como fruto de la donación incondicional del amor en Cristo, es el marco fundamental para que nazca, madure y se forme el hombre, ¡la persona humana!, en toda su dignidad de "hijo de Dios". En esa comunidad de vida y de amor, que es la familia cristiana, es donde los niños y los jóvenes pueden aprender "en vivo" ese "amor que nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios": para saber que "lo somos", como nos lo recuerda San Juan en su primera Carta (1 Jn 3,1). No importa que el mundo no nos conozca, incluso, que nos rechace. En el fondo de esas posturas negadoras de la verdad de la familia cristiana está operante el hecho social de no querer conocerle a Él. Consecuentemente, al no aceptar el mandamiento de Dios de "que creamos en el nombre de su Hijo, Jesucristo", la sociedad actual en muchos de los sectores más influyentes que la componen, no comprenderá su significado implícito de "que nos amemos unos a otros, tal como nos lo mandó" (1 Jn 3,24). Con lo cual, se ciegan las vías para una auténtica y duradera renovación social. Profesar la fe en la Verdad de la Familia Cristiana -¡la verdad de Dios que vosotros, queridas familias cristianas, queréis hacer realidad fiel en vuestras vidas, siguiendo el modelo de la Sagrada Familia de Nazareth!-, no sólo es vital para vuestro futuro y el de vuestros hijos sino, también para el futuro de la sociedad y de la Iglesia; más aún, para el futuro de la humanidad. No hay duda: ¡Vosotros sois la esperanza para hoy!
5.           ¡Sed fuertes! Sed valientes en la fidelidad y en la renovación constante de vuestro amor -¡amor fecundo!- como esposos y padres de familia. Seamos fuertes y valientes todos con vosotros en la Comunión de la Iglesia: los Pastores -Obispos y presbíteros-, los consagrados y todos los fieles laicos. Sería una gravísima responsabilidad pastoral y apostólica dejaros solos en esta situación tan dramática, producida por una crisis que os afecta muy directamente en lo económico; pero, sobre todo, en el reconocimiento social, cultural y jurídico que se os debe. Una crisis moral y espiritual que surge y se plantea en sus orígenes como una "crisis de fe" con pocos precedentes en la historia de Europa y de España. En esta hora histórica, el apoyo de toda la Iglesia, encabezada, guiada y alentada por nuestro Santo Padre Benedicto XVI, es una de las primeras exigencias pastorales del Año de la Fe. ¿Es que alguien puede ser tan cómodo o tan iluso que se permita hablar de "nueva evangelización" o de "Misión" -en Madrid, España, Europa, o en el mundo- sin el compromiso fuerte y valiente de las familias cristianas con la trasmisión de la Fe en Cristo, en "el Dios que es Amor", a las nuevas generaciones? Hemos oído el bellísimo mensaje del Santo Padre antes de iniciar la Santa Misa. Nos ha evocado sus enseñanzas en el V Encuentro Mundial de las Familias, que tuvo lugar en Valencia los días 8 y 9 de julio del 2006 con el lema: La transmisión de la fe en la familia". Decía el Papa: "Este encuentro da nuevo aliento para seguir anunciando el Evangelio de la familia, reafirmar su vigencia e identidad basada en el matrimonio abierto al don generoso de la vida, y donde se acompaña a los hijos en su crecimiento corporal y espiritual. De este modo se contrarresta un hedonismo muy difundido, que banaliza las relaciones humanas y las vacía de su genuino valor y belleza" (Discurso en el Encuentro Festivo y Testimonial, 8 de julio de 2006). Se podría añadir: que las priva de la luz de la fe: la única que permite clarificarlas, dignificarlas y convertirlas en cauce de auténtico amor.
6.           Amor que una a los hombres como hijos de Dios en la familia, en la sociedad y, por supuesto, en la Iglesia. El amor que hará posible terminar con esas dramáticas situaciones que se derivan de la extrema facilidad con que se llega al divorcio, se rompen las familias y se somete a sus miembros más débiles, a los niños, a una dolorosísima tensión interior que tantas veces los destruye por dentro y por fuera. El amor dispuesto al socorro y a la ayuda sacrificada y generosa de las familias entre si y entre sus miembros en las circunstancias tan frecuentes y dolorosas del paro, de las dificultades económicas, morales y espirituales. Un amor, que, perseverantemente vivido al calor y con la fuerza de la fe cristiana, hará posible terminar con la estremecedora tragedia del aborto practicado masivamente desde los años setenta del pasado siglo en la práctica totalidad de los países europeos, incluida España, al amparo de una legislación, primero despenalizadora del mismo y, luego, legitimadora. ¿Hay esperanza para afrontar victoriosamente estos tremendos desafíos planteados al hombre y a la sociedad de nuestro tiempo?
7.           ¡Sí! En la familia cristiana que persevera en la oración dentro del hogar, unida a la plegaria litúrgica de la Iglesia; que sabe confiarse al amor de María, la Madre de Jesús, el Hijo Unigénito del Padre, desposada con José, Madre de la Iglesia y Madre nuestra: ¡Amor siempre dispuesto a acoger y a escuchar las súplicas de los hijos! Acogidos a ese amor maternal de la Virgen Santísima, invocada en Madrid como Virgen de la Almudena y en España bajo riquísimas y populares advocaciones, las familias cristianas serán y son la esperanza para hoy.
Amén.
Antonio María Rouco Varela
 Cardenal-Arzobispo de Madrid

Palabra de Vida 30/12/2012: “Los padres de Jesús lo encuentran en medio de los maestros” / Por P. Jesús Higueras

Espacio "Palabra de Vida" de 13 TV del 30 de diciembre de 2012, domingo de la Octava de Navidad, Sagrada Familia, Jesús, María y José, presentado por el padre Jesús Higueras, en el cual se comenta el evangelio del día.

Evangelio: San Lucas 2, 41-52
Los padres de Jesús lo encuentran en medio de los maestros
Los padres de Jesús solían ir cada año a Jerusalén por las fiestas de Pascua.
Cuando Jesús cumplió doce años, subieron a la fiesta según la costumbre y, cuando terminó, se volvieron; pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que lo supieran sus padres.
Éstos, creyendo que estaba en la caravana, hicieron una jornada y se pusieron a buscarlo entre los parientes y conocidos; al no encontrarlo, se volvieron a Jerusalén en su busca.
A los tres días, lo encontraron en el templo, sentado en medio de los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas; todos los que le oían quedaban asombrados de su talento y de las respuestas que daba.
Al verlo, se quedaron atónitos, y le dijo su madre:
- «Hijo, ¿por qué nos has tratado así? Mira que tu padre y yo te buscábamos angustiados.»
Él les contestó:
- « ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debía estar en la casa de mi Padre?»
Pero ellos no comprendieron lo que quería decir.
Él bajó con ellos a Nazaret y siguió bajo su autoridad.
Su madre conservaba todo esto en su corazón.
Y Jesús iba creciendo en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y los hombres.

Comentario del Evangelio del Domingo: El amor de Dios, hecho visible / Por + José Rico Pavés, obispo auxiliar de Getafe

Domingo Octava de Navidad. Sagrada Familia: Jesús, María y José (Ciclo C):
Eclesiástico 3, 2-6. 12-14, Salmo 127, 1-2. 3. 4-5, Colosenses 3, 12-21, Lucas 2, 41-52

Interioriza el Evangelio del Domingo en vídeo

30 de diciembre de 2012.- (Alfa y Omega / Camino Católico) ¡Si pudiéramos ver a Dios...! El nacimiento del Salvador ha instaurado un orden nuevo. El Dios invisible se ha hecho visible, el eterno ha entrado en el tiempo, el Creador ha puesto su morada entre las criaturas. Si a través del conocimiento de las criaturas podíamos antes elevarnos hasta el Creador, ahora, hecho hombre el Hijo de Dios, podemos por la fe conocer a Dios visiblemente para que Él mismo nos lleve al amor de lo invisible. La Liturgia de la Navidad actualiza en el tiempo los acontecimientos que conformaron una vez en la Historia el nacimiento y la infancia de Jesús. A través de todos ellos, se nos invita a pasar de lo visible a lo invisible, del tiempo a la eternidad, de las criaturas al Creador. Así ocurre también con la Fiesta de la Sagrada Familia.
El Evangelio de este año presenta el relato del único episodio de la vida de Jesús referido por los evangelistas sobre el período que va de su nacimiento al comienzo de su ministerio público. Cuando la Iglesia pide para sus hijos imitar las virtudes domésticas de la Sagrada Familia y su unión en el amor, encontramos en este episodio dos datos de extraordinario valor que nos ayudan a conocer cómo vivió Jesús durante la mayor parte de su vida. Por un lado, se afirma que según la costumbre subió con sus padres a Jerusalén por las fiestas de Pascua; por otro, que bajó después con ellos a Nazaret y vivió bajo su autoridad. El primer dato revela que Jesús compartió la condición de la mayoría de los hombres: llevó una vida cotidiana sin aparente importancia, desarrolló un oficio manual como hijo del carpintero y cumplió religiosamente los preceptos de la ley de Dios dentro de la comunidad judía. El segundo dato desvela que Jesús cumplió perfectamente el cuarto mandamiento y vivió bajo la autoridad paterna y materna de José y de María.
Al cumplir los doce años, sin embargo, sucedió algo especial. Al igual que los varones judíos de esa edad, Jesús participa, por primera vez junto a los adultos, en las celebraciones del Templo. María y José no se percatan de que Jesús permanece en Jerusalén y, cuando ya iban de vuelta, piensan que se ha perdido. La búsqueda angustiosa de los padres se convierte en revelación asombrosa del Hijo. A Jesús corresponde estar en las cosas del Padre y, mientras llega el momento de cumplir su misión, instruye preguntando a los maestros que debían enseñar. Los padres no entienden, pero María guarda en el corazón. Jesús crece y, en la obediencia cotidiana a sus padres, manifiesta la obediencia filial al Padre celestial.
La vida oculta de Nazaret nos recuerda que podemos entrar en comunión con Jesús a través de los caminos ordinarios de la vida humana. La autoridad de los padres encuentra en el amor entregado del Padre su referencia, mientras que la obediencia cariñosa de los hijos halla en la sumisión cotidiana de Jesús su mejor escuela. Necesario es que la familia esté protegida de quienes la falsean. Varón y mujer, unidos en alianza indisoluble de amor, abiertos con generosidad al don de los hijos. La familia natural, consagrada por el sacramento del Matrimonio, es signo visible del amor invisible de Dios a los hombres. Si se niega a la familia su verdadera vocación, ¿cómo sabrá el mundo que el amor de Dios se ha hecho visible?

+ José Rico Pavés
obispo auxiliar de Getafe

Evangelio



Los padres de Jesús solían ir cada año a Jerusalén por la fiesta de la Pascua. Cuando cumplió doce años, subieron a la fiesta según la costumbre y, cuando terminó, se volvieron; pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que lo supieran sus padres. Éstos, creyendo que estaba en la caravana, anduvieron el camino de un día y se pusieron a buscarlo entre los parientes y conocidos; al no encontrarlo, se volvieron a Jerusalén buscándolo. Y sucedió que, a los tres días, lo encontraron en el templo, sentado en medio de los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Todos los que le oían quedaban asombrados de su talento y de las respuestas que daba. Al verlo, se quedaron atónitos, y le dijo su madre: «Hijo, ¿por qué nos has tratado así? Tu padre y yo te buscábamos angustiados». Él les contestó: «¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debía estar en las cosas de mi Padre? » Pero ellos no comprendieron lo que les dijo.
Él bajó con ellos y fue a Nazaret y estaba sujeto a ellos. Su madre conservaba todo esto en su corazón. Y Jesús iba creciendo en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y ante los hombres.
Lucas 2, 41-52

sábado, 29 de diciembre de 2012

Palabra de Vida 29/12/2012: “Luz para alumbrar a las naciones” / Por P. Jesús Higueras


Espacio "Palabra de Vida" de 13 TV del 29 de diciembre de 2012, sábado de la Octava de Navidad, presentado por el padre Jesús Higueras, en el cual se comenta el evangelio del día.
Evangelio: San Lucas 2, 22-35
Luz para alumbrar a las naciones
Cuando llegó el tiempo de la purificación, según la ley de Moisés, los padres de Jesús lo llevaron a Jerusalén, para presentarlo al Señor, de acuerdo con lo escrito en la ley del Señor: «Todo primogénito varón será consagrado al Señor», y para entregar la oblación, como dice la ley del Señor: «un par de tórtolas o dos pichones.»
Vivía entonces en Jerusalén un hombre llamado Simeón, hombre justo y piadoso, que aguardaba el consuelo de Israel; y el Espíritu Santo moraba en él. Había recibido un oráculo del Espíritu Santo: que no vería la muerte antes de ver al Mesías del Señor. Impulsado por el Espíritu, fue al templo.
Cuando entraban con el niño Jesús sus padres para cumplir con él lo previsto por la ley, Simeón lo tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo:
«Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz.
Porque mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos: luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel.»
Su padre y su madre estaban admirados por lo que se decía del niño.
Simeón los bendijo, diciendo a María su madre:
- «Mira, éste está puesto para que muchos en Israel caigan y se levanten; será como una bandera discutida: así quedará clara la actitud de muchos corazones. Y a ti, una espada te traspasará el alma.»

viernes, 28 de diciembre de 2012

Palabra de Vida 28/12/2012: “Herodes mandó matar a todos los niños en Belén” / Por P. Jesús Higueras

Espacio "Palabra de Vida" de 13 TV del 28 de diciembre de 2012, viernes de la Octava de Navidad, los Santos Inocentes, mártires, presentado por el padre Jesús Higueras, en el cual se comenta el evangelio del día.
Evangelio: San Mateo 2, 13-18
Herodes mandó matar a todos los niños en Belén
Cuando se marcharon los magos, el ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo:
-«Levántate, coge al niño y a su madre y huye a Egipto; quédate allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo.»
José se levantó, cogió al niño y a su madre, de noche, se fue a Egipto y se quedó hasta la muerte de Herodes. Así se cumplió lo que dijo el Señor por el profeta.
«Llamé a mi hijo, para que saliera de Egipto.»
Al verse burlado por los magos, Herodes montó en cólera y mandó matar a todos los niños de dos años para abajo, en Belén y sus alrededores, calculando el tiempo por lo que había averiguado de los magos.
Entonces se cumplió el oráculo del profeta Jeremías:
«Un grito se oye en Ramá, llanto y lamentos grandes; es Raquel que llora por sus hijos, y rehúsa el consuelo, porque ya no viven.»

jueves, 27 de diciembre de 2012

El testimonio de una niña de siete años sobre la oración: Silencio y quietud / Por P. Javier Alonso

27 de diciembre de 2012.- Introducción del padre Javier Alonso a la eucaristía del 26 de diciembre de 2012, miércoles de la Octava de Navidad, San Esteban, ofrecida por 13 TV, en la cual explica el testimonio escrito de una niña de siete años sobre la oración. La pequeña  afirma que ora con silencio y quietud. 

Mirar la realidad con la mirada de Dios / Por P. Javier Alonso


27 de diciembre de 2012.- Homilía del padre Javier Alonso en la eucaristía del 26 de diciembre de 2012, miércoles de la Octava de Navidad, San Esteban, ofrecida por 13 TV, en la cual reflexiona sobre la necesidad de poder mirar la realidad con la mirada de Dios sobre los acontecimientos y por tanto estar unidos a Él porque le encarnamos en nuestro ser a partir de comulgar en la Eucaristía.

Palabra de Vida 27/12/2012: “El otro discípulo corría más que Pedro y llegó primero al sepulcro” / Por P. Jesús Higueras

Espacio "Palabra de Vida" de 13 TV del 27 de diciembre de 2012, jueves de la Octava de Navidad, San Juan Evangelista, presentado por el padre Jesús Higueras, en el cual se comenta el evangelio del día.
Evangelio: San Juan 20, 2-8
El otro discípulo corría más que Pedro y llegó primero al sepulcro
El primer día de la semana, María Magdalena echó a correr y fue donde estaba Simón Pedro y el otro discípulo, a quien tanto quería Jesús, y les dijo:
-«Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto.»
Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos corrían juntos, pero el otro discípulo corría más que Pedro; se adelantó y llegó primero al sepulcro; y, asomándose, vio las vendas en el suelo; pero no entró.
Llegó también Simón Pedro detrás de él y entró en el sepulcro: vio las vendas en el suelo y el sudario con que le habían cubierto la cabeza, no por el suelo con las vendas, sino enrollado en un sitio aparte.
Entonces entró también el otro discípulo, el que habla llegado primero al sepulcro; vio y creyó.

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Palabra de Vida 26/12/2012: “No seréis vosotros los que habléis, sino el Espíritu de vuestro Padre” / Por P. Jesús Higueras

Espacio "Palabra de Vida" de 13 TV del 26 de diciembre de 2012, miércoles de la Octava de Navidad, San Esteban, presentado por el padre Jesús Higueras, en el cual se comenta el evangelio del día.
Evangelio: San Mateo 10, 17-22
No seréis vosotros los que habléis, sino el Espíritu de vuestro Padre
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles:
-«No os fiéis de la gente, porque os entregarán a los tribunales, os azotarán en las sinagogas y os harán comparecer ante gobernadores y reyes, por mi causa; así daréis testimonio ante ellos y ante los gentiles.
Cuando os arresten, no os preocupéis de lo que vais a decir o de cómo lo diréis: en su momento se os sugerirá lo que tenéis que decir; no seréis vosotros los que habléis, el Espíritu de vuestro Padre hablará por vosotros.
Los hermanos entregarán a sus hermanos para que los maten, los padres a los hijos; se rebelarán los hijos contra sus padres, y los matarán.
Todos os odiarán por mi nombre; el que persevere hasta el final se salvará.»

martes, 25 de diciembre de 2012

Benedicto XVI en Bendición “Urbi et Orbi” 25/12/2012: «La verdad ha brotado de la tierra»


25 de diciembre de 2012.- Este mediodía, en la Solemnidad de la Navidad del Señor, desde la Logia Central de la Basílica Vaticana, Benedicto XVI ha dirigido el tradicional Mensaje navideño a los fieles presentes en la Plaza de San Pedro y a cuantos lo escucharon a través de la radio y la televisión, tras lo cual ha impartido la Bendición Apostólica “Urbi et Orbi” .Tras su Mensaje, el Santo Padre ha expresado su felicitación por la Navidad, en este Año de la fe, con las palabras tomadas del Salmo 85: «La verdad brota de la tierra». En el vídeo se visualiza la bendición en todos los idiomas y el mensaje  integro de Benedicto XVI cuyo texto es el siguiente:

«Veritas de terra orta est» - «La verdad ha brotado de la tierra» (Sal 85,12)
Queridos hermanos y hermanas de Roma y del mundo entero, feliz Navidad a todos vosotros y vuestras familias.
Expreso mi felicitación esta Navidad, en este Año de la fe, con estas palabras tomadas del Salmo: «La verdad brota de la tierra». En realidad, en el texto del Salmo las encontramos en futuro: «La verdad brotará de la tierra»; es un anuncio, una promesa, acompañada de otras expresiones que juntas suenan así: «La misericordia y la verdad se encontrarán, / la justicia y la paz se besarán; / la verdad brotará de la tierra, / y la justicia mirará desde el cielo; / el Señor nos dará la lluvia, / y nuestra tierra dará su fruto. / La justicia marchará ante él, / la salvación seguirá sus pasos» (Sal 85,11-14). 
Hoy, esta palabra profética se ha cumplido. En Jesús, nacido en Belén de la Virgen María, se han encontrado realmente la misericordia y la verdad, la justicia y la paz se han besado; la verdad ha brotado de la tierra y la justicia mira desde el cielo. San Agustín explica con feliz concisión: «¿Qué es la verdad? El Hijo de Dios. ¿Qué es la tierra? La carne. Investiga de dónde nació Cristo, y verás que la verdad nació de la tierra… la verdad nació de la Virgen María» (En. in Ps. 84, 13). Y en un sermón de Navidad afirma: «Con esta festividad anual celebramos, pues, el día en que se cumplió la profecía: “La verdad ha brotado de la tierra, y la justicia ha mirado desde el cielo”. La Verdad que mora en el seno del Padre ha brotado de la tierra para estar también en el seno de una madre. La Verdad que contiene al mundo, ha brotado de la tierra para ser llevada por manos de una mujer… La Verdad a la que no le basta el cielo, ha brotado de la tierra para ser colocada en un pesebre. ¿En bien de quién vino con tanta humildad tan gran excelsitud? Ciertamente, no vino para bien suyo, sino nuestro, a condición de que creamos» (Serm. 185, 1).
«A condición de que creamos». Ahí está el poder de la fe. Dios ha hecho todo, ha hecho lo imposible, se ha hecho carne. Su omnipotencia de amor ha realizado lo que va más allá de la comprensión humana, el Infinito se ha hecho niño, ha entrado en la humanidad. Y sin embargo, este mismo Dios no puede entrar en mi corazón si yo no le abro la puerta. Porta fidei. La puerta de la fe. Podríamos quedar sobrecogidos, ante nuestra omnipotencia a la inversa. Este poder del hombre de cerrarse a Dios puede darnos miedo. Pero he aquí la realidad que aleja este pensamiento tenebroso, la esperanza que vence el miedo: la verdad ha brotado. Dios ha nacido. «La tierra ha dado su fruto» (Sal 67,7). Sí, hay una tierra buena, una tierra sana, libre de todo egoísmo y de toda cerrazón. Hay en el mundo una tierra que Dios ha preparado para venir a habitar entre nosotros. Una morada para su presencia en el mundo. Esta tierra existe, y también hoy, en 2012, de esta tierra ha brotado la verdad. Por eso hay esperanza en el mundo, una esperanza en la que poder confiar, incluso en los momentos y en las situaciones más difíciles. La verdad ha brotado trayendo amor, justicia y paz.
Sí, que la verdad brote para la población de Siria, profundamente herida y dividida por un conflicto que no respeta ni siquiera a los enfermos y cosecha víctimas inocentes. Una vez más hago un llamamiento para que cese el derramamiento de sangre, se faciliten las ayudas a los prófugos y a los desplazados y, a través del diálogo, se alcance una solución política al conflicto.
Que la paz brote en la Tierra donde nació el Redentor, y él conceda a israelíes y palestinos la valentía de poner fin a tantos años de luchas y divisiones, y emprender con decisión la vía de la negociación.
Que en los países del Norte de África, que atraviesan una profunda transición en la búsqueda de un nuevo futuro – en particular en Egipto, la amada tierra bendecida por la infancia de Jesús – los ciudadanos construyan juntos sociedades basadas en la justicia, el respeto de la libertad y la dignidad de cada persona.
Que la paz brote en el vasto continente asiático. Que el Niño Jesús mire con benevolencia a los numerosos pueblos que habitan en aquellas tierras y, de modo especial, a cuantos creen en él. Que el Rey de la Paz dirija su mirada a los nuevos dirigentes de la República Popular China en el alto cometido que les espera. Expreso mis mejores deseos de que en esta misión se valore la contribución de las religiones, respetando a cada una de ellas, de modo que puedan contribuir a la construcción de una sociedad solidaria, para bien de ese noble pueblo y del mundo entero. 
Que la Navidad de Cristo favorezca la vuelta de la paz en Malí y de la concordia en Nigeria, donde crueles atentados terroristas continúan causando víctimas, particularmente entre los cristianos. Que el Redentor ayude y consuele a los prófugos del Este de la República Democrática del Congo y conceda la paz a Kenia, donde sangrientos atentados han golpeado la población civil y los lugares de culto.
Que el Niño Jesús bendiga a los numerosos fieles que lo celebran en Latinoamérica. Que haga crecer sus virtudes humanas y cristianas, sostenga a cuantos se han visto obligados a emigrar lejos de su familia y de su tierra. Que fortalezca a los gobernantes en su compromiso por el desarrollo y en la lucha contra la criminalidad. 
Queridos hermanos y hermanas, amor y verdad, justicia y paz se han encontrado, se han encarnado en el hombre nacido de María en Belén. Ese hombre es el Hijo de Dios, es Dios que ha entrado en la historia. Su nacimiento es un brote de vida nueva para toda la humanidad. Que todas las tierras sean una tierra buena, que acoge y hace brotar el amor, la verdad, la justicia y la paz. Feliz Navidad.
Benedicto XVI

Palabra de Vida 25/12/2012: “La Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros” / Por P. Jesús Higueras

Espacio "Palabra de Vida" de 13 TV del 25 de diciembre de 2012, Solemnidad de la Natividad del Señor, presentado por el padre Jesús Higueras, en el cual se comenta el evangelio del día.

Evangelio: San Juan 1. 1-18
La Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros
En el principio ya existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios.
La Palabra en el principio estaba junto a Dios.
Por medio de la Palabra se hizo todo, y sin ella no se hizo nada de lo que se ha hecho.
En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres.
La luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no la recibió.
Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe.
No era él la luz, sino testigo de la luz.
La Palabra era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre.
Al mundo vino, y en el mundo estaba; el mundo se hizo por medio de ella, y el mundo no la conoció.
Vino a su casa, y los suyos no la recibieron.
Pero a cuantos la recibieron, les da poder para ser hijos de Dios, si creen en su nombre.
Éstos no han nacido de sangre, ni de amor carnal,
ni de amor humano, sino de Dios.
Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria: gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad.
Juan da testimonio de él y grita diciendo:
«Éste es de quien dije: “El que viene detrás de mí pasa delante de mí, porque existía antes que yo.”»
Pues de su plenitud todos hemos recibido, gracia tras gracia.
Porque la ley se dio por medio de Moisés, la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.
A Dios nadie lo ha visto jamás: Dios Hijo único, que está en el seno del Padre, es quien lo ha dado a conocer.

domingo, 23 de diciembre de 2012

Fragmentos de «La infancia de Jesús», el nuevo libro del Papa, para meditar en Navidad: Lo que el ángel ha dicho es verdad / Por Joseph Ratzinger-Benedicto XVI

23 de diciembre de 2012.- (Camino Católico) Con su nuevo libro, Benedicto XVI ejerce este año de excepcional Cicerone para millones de cristianos, a quienes guía hasta la gruta de Belén, e introduce en el acontecimiento del nacimiento del Salvador, que tuvo lugar allí hace ahora unos 2020 años. He aquí unos fragmentos de La infancia de Jesús, reproducidos por Alfa y Omega y publicado en España por Planeta:
Leer más...

Óscar Vidal aprovecha la Navidad para transmitir la fe a sus cuatro hijos y afronta la crisis unido al Señor: “Dios está ahí, Dios lo quiere, yo también. No voy a quejarme”

* “La Misa diaria, mis ratos de oración, mi trato con la Virgen me dan fuerza para acometer esta vida ajetreada. Todo resulta más llevadero y Dios me hace sacar tiempo y fuerzas de donde no lo hay. En la oración, además de darle muchas gracias al Señor, rezo por mi familia, por las notas de mis hijos, por su salud. También intento acordarme a diario de mis compañeros de trabajo, de mis amigos, de los problemillas que surgen cada día. También me divierto contando a Dios los avances humanos y espirituales de mis hijos, le hablo de cada uno de ellos al Señor y a la Virgen”
* “Santificar el trabajo, para mí, no es ponerse de rodillas o fastidiarse aguantando al jefe desde primeras horas de la mañana. Simplemente es sonreír cuando alguien ha sido un pesado, o -cuando me dan más tareas- intentar dar las gracias; pero no por hipocresía, sino porque realmente veo detrás la carga de trabajo necesaria para estar cerca de Dios. Cuando hago las nóminas del personal y se las envío a cada empleado, al doblarlas y meterlas en sobres, me paro un momento y encomiendo a cada uno de ellos”
23 de diciembre de 2012.- (Opus Dei / Camino Católico) Óscar Vidal vive en Valladolid y es economista. Trabaja en una empresa que se dedica a la restauración de edificios de patrimonio histórico. Está casado con Ana y tiene 4 hijos. Los dos son del Opus Dei. En su casa sólo entra el sueldo de Óscar. Siente la lógica preocupación ante la crisis económica y el futuro de la familia. En el vídeo relata cómo procura aprovechar la Navidad para enseñar a vivir la fe a sus hijos porque “la parte fundamental de la transmisión de la fe radica en los padres”. En la entrevista escrita habla de como su familia afronta la crisis y la vida cotidiana viviendo unidos al Señor. Leer más...

Palabra de Vida 23/12/2012: “Dichosa tú que has creído” / Por P. Jesús Higueras

(13 TV/ Camino CatólicoEspacio "Palabra de Vida" de 13 TV del 23 de diciembre de 2012, domingo de la 4ª semana de Adviento, presentado por el padre Jesús Higueras, en el cual se comenta el evangelio del día.
Evangelio: San Lucas 1, 39-45
“Dichosa tú que has creído”
Unos días después, María se puso en camino y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel.
En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo y dijo a voz en grito:
- «¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre!
¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Dichosa tú, que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá.»

Comentario del Evangelio del Domingo: María: la alegría de creer/ Por + José Rico Pavés, obispo auxiliar de Getafe

IV Domingo de Adviento (Ciclo C):
Miqueas 5, 1-4ª, Salmo 79, Hechos 10, 5-10, Lucas 1, 39-45
Interioriza el Evangelio del Domingo en vídeo
23 de diciembre de 2012.- (Alfa y Omega / Camino Católico) ¡Menudo encuentro: dos madres se felicitan mientras sus hijos, en las entrañas, saltan de alegría! Sorprendente lección la del cuarto Domingo de Adviento: en la maternidad virginal de María se encierra el secreto de la acogida del Salvador. Bien lo saben los santos, como santa Maravillas de Jesús, que con palabras certeras enseñan cómo debe ser acogido Jesucristo en nuestras propias vidas: «Aprenda en el corazón de su Madre cómo se ama a Jesús». Cercana ya la Navidad, la Liturgia nos invita a descansar la mirada de fe en la Virgen Madre que lleva en su seno al Autor de la vida. En el pasaje evangélico de este domingo, el evangelista refiere de María sus acciones y las palabras que recibe. Cuatro son las acciones que tienen como protagonista a la Madre de Jesús: ponerse en camino, acudir aprisa a la montaña, entrar en casa de Zacarías y saludar a Isabel. En cada una de ellas se nos desvela la solicitud amorosa de la Madre que nos enseña a amar al Hijo. Leer más...

Rafa Lozano, provida: Su padre quiso abortarlo pero un sacerdote dijo a su madre que “ese hijo que esperaba daría sentido a su vida”

 * “Tuvo la valentía de seguir adelante contracorriente, dejar el trabajo, cambiar de lugar y apostar todo a una carta y esa carta soy yo”
* “Después de haber tenido unas empresas que iban muy bien en Canarias llega un momento en que te das cuenta que Dios está llamando a tu puerta y te esta diciendo: “el mayor tesoro lo tienes en casa, lo tienes en tu familia y eres rico, eres muy rico”. Para mi ha sido ir descubriendo a mi esposa, a cada uno de mis hijos, y a que todo ese regalo, esa riqueza, que es el amor de Dios lo tenía ya en casa, pero simplemente yo estaba mirando para otro lado”
* “Ser cristiano no es una actitud, no es hacer una serie de cosas, sino es un encuentro personal con Cristo. Yo eso lo viví en Medjugorje. Fue un momento en el que yo me puse a tiro y Cristo vino a mí. Que Cristo vino a mi significa que atravesando las tres dimensiones de mi persona -la parte síquica, física y espiritual- me llene de Él. Eso no se puede describir porque es demasiado bonito para ello, pero es tener por un momento la certeza de que Jesús está vivo, está en ti, te ama, te abraza, y eso es lo más grande”
23 de diciembre de 2012.- (A.L.M. / Intereconomia TV / Camino Católico) Rafa Lozano nació en Las Palmas, en diciembre de 1969, pese a que era un hijo no deseado por su padre, que presionó para que fuera abortado, pero, como cuenta él mismo, su madre “tuvo la suerte de tener cerca un sacerdote que le explicó que ese hijo que esperaba daría sentido a su vida”. Cursó Empresariales y empieza a trabajar en el movimiento pro vida a los dieciocho años. Desde 2005 dirige los proyectos del Foro Español de la Familia, del que actúa como portavoz ante los medios. Está casado con Lola y es padre de seis hijos. Aunque era católico y se creía un buen cristiano y ahora reconoce que vivía la fe de manera mediocre, tuvo un encuentro personal con Cristo en Medjugorje y su vida quedó totalmente transformada. De su testimonio de vida y de su conversión habla en el programa “No es bueno que Dios esté solo”, dirigido por Gonzalo Altozano, en Intereconomía TV, que puede visualizarse en el vídeo. El relato de su experiencia vital parte del momento de su concepción y de como nació pese a no ser deseado: Leer más...

Bertín Osborne, presentador de televisión: “Mi hijo Kike nació con una lesión cerebral extrema. "Será un vegetal", dijo el médico. Cinco años después, ve, oye, entiende”

“El médico fue duro: "No intentéis nada, nada funciona, ¡no hay nada que hacer! Dedicaos a otros hijos, no os esforcéis con este: dejadlo irse, no hagáis de héroes". ¡Mentira, mentira, mentira! Sí puede hacerse mucho. Y funciona. ¡Todas las lesiones cerebrales tienen mejora, todas! Mi fundación divulga esto y ayuda a otros padres”
Entrevista en vídeo de Bertín Osborne a su esposa Fabiola Martínez en la que ambos hablan de como han afrontado la lesión cerebral de su hijo
23 de diciembre de 2012.- (Víctor M. Amela / La Vanguardia / Camino Católico) Presenta el programa Un mundo mejor (La 2) y me maravilla verle conversar con personas con discapacidad: lo hace con alegría, sencillez y franqueza, sin afectación ni rastro de paternalismo. "¡No me siento superior a ellos!", proclama. A Bertín Osborne le cambió la vida el nacimiento de su hijo Kike -con él y su esposa Fabiola Martínez en la imagen de la izquierda-, con una lesión cerebral extrema, su maestro de amor a la vida. La Fundación Bertín Osborne (fundacionbertinosborne.com) ayuda a padres de niños con lesiones cerebrales: a ella destina los beneficios de su último disco (A mi manera) y de su empresa de alimentación (queso, vino, gazpacho, aceite, caldos...), ya en grandes superficies del ramo. Bertín usa su nombre para ayudar.
Tengo 58 años. Canto, presento, actúo, llevo una empresa de alimentación. . . Casado, tengo tres hijas de mi primera mujer, Alejandra (33), Eugenia (26) y Claudia (23), y dos hijos de la segunda, Kike (5) y Carlos (4). ¿Política? ¡Cuánto mediocre! ¿Dios? No practico, pero creo. Leer más...

Confiar en Dios y acoger su Palabra como la Virgen María / Por P. Javier Alonso

23 de diciembre de 2012.- (13 TV/ Camino CatólicoHomilía del padre Javier Alonso en la eucaristía del 19 de diciembre de 2012, miércoles de la 3ª semana de Adviento, ofrecida por 13 TV, en la cual reflexiona sobre la actitud esencial en la que debemos vivir: Confiar en Dios y acoger su Palabra como la Virgen María. Podemos dudar de nosotros, de nuestras debilidades e imperfecciones pero estar seguros que el Señor quiere rescatarnos de toda situación de mal. La meditación la realiza a partir del Evangelio de San Lucas 1, 5-25, en el cual el ángel Gabriel anuncia el nacimiento de Juan Bautista y Zacarías duda de la Palabra de Dios.

viernes, 21 de diciembre de 2012

El Papa Benedicto XVI y el fin de los tiempos: “Vivimos en el presente esperando la completa redención”

21 de diciembre de 2012.- (Rome Reports / Camino Católico) El Papa Benedicto XVI no ha hablado sobre los mayas, ni sobre la posibilidad de que se acabe el mundo en el año 2012. Pero el fin de los tiempos es algo que aparece con frecuencia en la Biblia y Benedicto XVI habló de ello en una audiencia el 12 de noviembre de 2008. Explicó cómo deben ser las actitudes de los cristianos ante el fin del mundo que será cuando venga de nuevo Cristo, palabras que se visualizan en el vídeo y cuyo texto es el siguiente: Leer más...

Palabra de Vida 21/12/2012: “¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor?” / Por P. Jesús Higueras

(13 TV/ Camino CatólicoEspacio "Palabra de Vida" de 13 TV del 21 de diciembre de 2012, viernes de la 3ª semana de Adviento, presentado por el padre Jesús Higueras, en el cual se comenta el evangelio del día.
Evangelio: San Lucas 1, 39-45
“¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor?”
Unos días después, María se puso en camino y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel.
En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo y dijo a voz en grito:
- «¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre!
¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Dichosa tú, que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá.»

Ser abuelos sirviendo y enseñando, en Navidad, el gran poder de no tener poder / Por Pedro Juan Viladrich

21  de diciembre de 2012.- (Intereconomia TV / Camino CatólicoEn el programa "Valores en alza" de Intereconomía TV, presentado por el padre Evaristo de Vicente, el catedrático de Derecho Pedro Juan Viladrich explica esta semana que los abuelos deben enseñar a sus hijos y nietos, esta Navidad a servir desde atrás, a aprender el gran poder de no tener poder, poniendo en práctica esa actitud con sus acciones. Eso supone aliviar, el atender y muchas veces callar.

Noche de Luz / Alejandro Sanz

Raphy Rey y ministerio "Anunciando el Reino / Pastores a Belén

Visitar periódicamente enfermos para enseñar a los niños a estar al lado de quienes sufren / Por Sara Pérez Tomé

21 de diciembre de 2012.- (Intereconomia TV / Camino CatólicoEn el programa "Valores en alza" de Intereconomía TV, presentado por el padre Evaristo de Vicente, la Asesora Familiar  Sara Pérez Tomé explica esta semana que la familia tiene que visitar periódicamente enfermos para educar a los hijos a estar cerca de quienes sufren dolor y enfermedad. 

jueves, 20 de diciembre de 2012

Miguel Ángel Sánchez Cordón, médico que ha vivido con sentimientos homosexuales y ha descubierto su heterosexualidad: “¡Mi vida ha cambiado radicalmente! ¡Estoy y soy muy feliz!”

“He alcanzado un sueño que me parecía inalcanzable: vivir mi sexualidad junto con mi esposa como un varón adulto. Ya en absoluto ni soy, ni pienso, ni siento como un homosexual. Puedo testimoniar que el cambio es posible. ¡Yo soy un fiel testigo de ello!"
20 de diciembre de 2012.-(Miguel Ángel Sánchez Cordón Religión en Libertad / Camino Católico) Me llamo Miguel Ángel Sánchez Cordón, tengo 55 años de edad, soy médico desde hace casi 33 años, he ejercido en tres Continentes (Europa, África y América Latina) y en varias decenas de países. Animado siempre por un deseo de servir ahí donde más se me necesitaba, mi lema ha sido siempre: “Hazle al otro lo que quieres que te hagan a ti”. Leer más...

Palabra de Vida 20/12/2012: “Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo” / Por P. Jesús Higueras

(13 TV/ Camino CatólicoEspacio "Palabra de Vida" de 13 TV del 20 de diciembre de 2012, jueves de la 3ª semana de Adviento, presentado por el padre Jesús Higueras, en el cual se comenta el evangelio del día.
Evangelio: San Lucas 1, 26-38
“Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo”
A los seis meses, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María.
El ángel, entrando en su presencia, dijo:
- «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.»
Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél.
El ángel le dijo:
- «No temas, Maria, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.»
Y María dijo al ángel:
- «¿Cómo será eso, pues no conozco a varón?»
El ángel le contestó:
- «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios.
Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.»
María contestó:
- «Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.»
Y la dejó el ángel.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Benedicto XVI en Audiencia General 19/12/2012: “El poder inerme de aquel Niño, al final vence al fragor de los poderes del mundo”

"La gloria de Dios no se manifiesta en el triunfo y el poder de un rey, no resplandece en una ciudad famosa, en un palacio suntuoso, sino que toma morada en el vientre de una virgen, se revela en la pobreza de un niño. La omnipotencia de Dios, también en nuestra vida, actúa con la fuerza, a menudo silenciosa, de la verdad y del amor"
19 de diciembre de 2012.- (13 TV/ Camino Católico) En su última catequesis de este año, Benedicto XVI ha reflexionado con los fieles y peregrinos de numerosos países – reunidos en el Aula Pablo VI del Vaticano – sobre la fe de María a partir del gran misterio de la Anunciación. El Papa ha destacado que la apertura del alma a Dios y a su acción en la fe también incluye el elemento de la oscuridad. Y ha afirmado que la relación del ser humano con Dios no cancela la distancia entre el Creador y la criatura. Así es para María – ha dicho el Santo Padre – cuya fe vive la alegría de la Anunciación, pero también pasa a través de la oscuridad de la crucifixión del Hijo, para poder llegar hasta la luz de la Resurrección.
Antes de rezar el Padrenuestro el Pontífice se ha despedido afirmando que la solemnidad de la Navidad del Señor, que celebraremos dentro de poco, nos invita a vivir la misma humildad y obediencia de la fe de María. Porque la gloria de Dios no se manifiesta en el triunfo y en el poder de un rey, no resplandece en una ciudad famosa o en un suntuoso palacio, sino que pone su morada en el seno de una virgen y se revela en la pobreza de un niño. La omnipotencia de Dios, también en nuestra vida, actúa con la fuerza, con frecuencia silenciosa, de la verdad y del amor. La fe nos dice, entonces, que el indefenso poder de aquel Niño, al final vence el rumor de las potencias del mundo. En el vídeo se visualiza y escucha traducida al castellano la intervención del Papa en italiano y la síntesis que Benedicto XVI ha hecho en español de la catequesis. El texto integro de la intervención del Pontífice es el siguiente: Leer más...

Palabra de Vida 19/12/2012: “El ángel Gabriel anuncia el nacimiento de Juan Bautista” / Por P. Jesús Higueras

(13 TV/ Camino CatólicoEspacio "Palabra de Vida" de 13 TV del 19 de diciembre de 2012, miércoles de la 3ª semana de Adviento, presentado por el padre Jesús Higueras, en el cual se comenta el evangelio del día.
Evangelio: San Lucas 1, 5-25
“El ángel Gabriel anuncia el nacimiento de Juan Bautista”
En tiempos de Herodes, rey de Judea, había un sacerdote llamado Zacarías, del turno de Abías, casado con una descendiente de Aarón llamada Isabel.
Los dos eran justos ante Dios, y caminaban sin falta según los mandamientos y leyes del Señor. No tenían hijos, porque Isabel era estéril, y los dos eran de edad avanzada.
Una vez que oficiaba delante de Dios con el grupo de su turno, según el ritual de los sacerdotes, le tocó a él entrar en el santuario del Señor a ofrecer el incienso; la muchedumbre del pueblo estaba fuera rezando durante la ofrenda del incienso.
Y se le apareció el ángel del Señor, de pie a la derecha del altar del incienso. Al verlo, Zacarías se sobresaltó y quedó sobrecogido de temor.
Pero el ángel le dijo:
- «No temas, Zacarías, porque tu ruego ha sido escuchado: tu mujer Isabel te dará un hijo, y le pondrás por nombre Juan. Te llenarás de alegría, y muchos se alegrarán de su nacimiento. Pues será grande a los ojos del Señor: no beberá vino ni licor; se llenará de Espíritu Santo ya en el vientre materno, y convertirá muchos israelitas al Señor, su Dios. Irá delante del Señor, con el espíritu y poder de Elías, para convertir los corazones de los padres hacía los hijos, y a los desobedientes, a la sensatez de los justos, preparando para el Señor un pueblo bien dispuesto.»
Zacarías replicó al ángel:
- «¿Cómo estaré seguro de eso? Porque yo soy viejo, y mi mujer es de edad avanzada.»
El ángel le contestó:
- «Yo soy Gabriel, que sirvo en presencia de Dios; he sido enviado a hablarte para darte esta buena noticia. Pero mira: te quedarás mudo, sin poder hablar, hasta el día en que esto suceda, porque no has dado fe a mis palabras, que se cumplirán en su momento.»
El pueblo estaba aguardando a Zacarías, sorprendido de que tardase tanto en el santuario. Al salir no podía hablarles, y ellos comprendieron que había tenido una visión en el santuario. Él les hablaba por señas, porque seguía mudo.
Al cumplirse los días de su servicio en el templo volvió a casa. Días después concibió Isabel, su mujer, y estuvo sin salir cinco meses, diciendo:
- «Así me ha tratado el Señor cuando se ha dignado quitar mi afrenta ante los hombres.»

martes, 18 de diciembre de 2012

Mª Ángeles Marzá: Quedó embarazada, su hijo tenía síndrome de Down y una cardiopatía, decidió darle la vida y Tomás sólo vivió un mes: “Ha sido una bendición de Dios”

* “Estoy convencida de que Dios tenía un plan para Tomás… y así ha sido”
* “Me lo pusieron en los brazos, le hablé y le hablé…, y lloré…, y sentí que el mundo enmudecía tras la marcha de Tomás. No me arrepiento del vivir que he vivido, tan solo puedo arrepentirme de esos tres o cuatro minutos que pude perder tras mi desmayo, y eso es nada en comparación a todo lo que mi hijo me dio desde el primer segundo de vida…, desde que esa vida empezó a latir dentro de mí…, y les aseguro que mereció la pena”
18 de diciembre de 2012.-(Mª Ángeles Marzá / Una mujer una voz / Camino Católico) Mi nombre es Mª Ángeles Marzá, aunque mi familia y mis amigos me llaman Lales. Tengo 35 años y soy de Reus (Tarragona). El 29 de Octubre de 2011 supe que estaba embarazada a través de un Test de esos que venden en las farmacias. Mi primera reacción fue el desmayo. Era sábado. Eran las 5:30 de la mañana y estaba en casa, sola.
Decirles que mis circunstancias personales, en lo que se refiere al concepto de “familia”, no acompañaban; de ahí probablemente ese desmayo. Debía “enfrentarme” a un entorno en el que se ha predicado siempre la importancia de la unidad familiar, una familia en la que hemos crecido escuchando a mis padres decir que los 10 hermanos que tengo, somos todos una bendición de Dios. Una familia en la que la formación religiosa ha estado muy presente. Digamos que yo me salté un poco a la torera todos esos conceptos… Fue difícil, pero su apoyo a día de hoy, es lo más importante que tengo. Leer más...

Alveda King : “Los no nacidos, al igual que los afroamericanos en los sesenta, son considerados seres humanos incompletos”

* “Necesitamos un renacimiento del amor y el poder sanador de Dios. El aborto es un mal intrínseco y el mal solo puede ser vencido por la oración y el ayuno. Desde luego, también tenemos que poner de nuestra parte, cambiando la visión de la gente a través de la educación y cambiando las leyes a través del activismo legislativo. Creo que un día las mentiras de la industria del aborto se destaparán y la gente verá la verdad y se arrepentirá”
* “Siempre hablo del amor de nuestro Señor Jesucristo y de cómo debemos amarnos los unos a otros. Es el mismo mensaje que mi padre y mi tío quisieron transmitir. Mucha gente que me ha escuchado me dice que ha captado el amor de Dios a través de mis palabras, y ese es mi mayor logro, aunque en realidad es obra de Dios y no mía”
18 de diciembre de 2012.- (Isabel Molina E. / Fotografía de la izquierda: Cortesía de Priests for Life / Revista Misión / Camino Católico)“El aborto legal le ha causado a la población afroamericana un daño con el que el Ku Klux Klan y todos sus seguidores solo llegaron a soñar. Desde 1973, 14 millones de niños negros han sido abortados en EE UU”, aseguró Alveda King durante el Congreso Mundial de Familias que se celebró en Madrid el pasado mes de mayo. Para ella, la defensa de los derechos de los no nacidos es la continuación de la lucha del Movimiento por los Derechos Civiles de los años sesenta, por la cual dieron la vida su tío, Martin Luther King Jr., en 1968, y su padre, el reverendo A. D. King, un año después.
Leer más...