Elige tu idioma

Bienvenido a Escuchar y a Dar

Este blog, no pretende ser un diario de sus autores. Deseamos que sea algo vivo y comunitario. Queremos mostrar cómo Dios alimenta y hace crecer su Reino en todo el mundo.

Aquí encontrarás textos de todo tipo de sensibilidades y movimientos de la Iglesia Católica. Tampoco estamos cerrados a compartir la creencia en el Dios único Creador de forma ecuménica. Más que debatir y polemizar queremos Escuchar la voluntad de Dios y Dar a los demás, sabiendo que todos formamos un sólo cuerpo.

La evangelización debe estar centrada en impulsar a las personas a tener una experiencia real del Amor de Dios. Por eso pedimos a cualquiera que visite esta página haga propuestas de textos, testimonios, actos, webs, blogs... Mientras todo esté hecho en el respeto del Amor del Evangelio y la comunión que siempre suscita el Espíritu Santo, todo será públicado. Podéís usar los comentarios pero para aparecer como texto central enviad vuestras propuestas al correo electrónico:

escucharlavoz@yahoo.es

Oremos todos para que la sabiduría de Jesús Resucitado presida estas páginas y nos bendiga abundamente.

Nueva página web de Escuchar la Voz del Señor

Nueva página web de Escuchar la Voz del Señor
Haz clic sobre la imagen para verla

martes, 4 de abril de 2017

Padre Rafael Caro, párroco y corredor de ‘Iron-Man’: «Mi pasión es Dios y a través del deporte intento acercar a los demás a Él»

«Mi vida como sacerdote no es fácil porque hay muchas cosas que hacer: Eucaristía, despacho, Cáritas, residencia de ancianos, los catequistas, los matrimonios, etc... El tiempo para entrenarme lo saco de horas tempranas o momentos en los que la gente descansa, como el mediodía o incluso de noche… No es incompatible ser deportista con ser cristiano o sacerdote… Estamos planteando una plataforma de ‘cristianos deportistas’, que nos reunimos una vez al mes, quedamos para entrenar y terminamos celebrando una Eucaristía. Cuando acudo a algún ‘Iron-Man’, muchos deportistas me preguntan que si tengo que correr, cómo celebro la misa del domingo y les respondo que la oficio a las cuatro de la madrugada en mi habitación. Muchos pegan en la puerta y me acompañan. Numerosas personas se van acercando a la Iglesia o grupos religiosos gracias a que Dios me usa a mí como instrumento para acercar a la gente a la Iglesia»

No hay comentarios:

Publicar un comentario