Elige tu idioma

Atención!!!: Todo el contenido que no se enlace completo en el blog puede verse en la web

Los cambios técnicos en la web de Escuchar la Voz del Señor / Caminocatolico.org van a suponer un trabajo adicional para quienes realizamos este blog, puesto que hay muchos enlaces con la página web que no funcionan. Vamos a irlos activando uno a uno y os pedimos un poco de paciencia. Eso afecta a algunas entradas anteriores a abril de 2011. Las actualizaciones nuevas todas deben tener los enlaces correctos. Todo el contenido completo de los enlaces que no se encuentren desde el blog lo encontrareis en la web caminocatolico.org pinchando AQUÍ

Bienvenido a Escuchar y a Dar

Este blog, no pretende ser un diario de sus autores. Deseamos que sea algo vivo y comunitario. Queremos mostrar cómo Dios alimenta y hace crecer su Reino en todo el mundo.

Aquí encontrarás textos de todo tipo de sensibilidades y movimientos de la Iglesia Católica. Tampoco estamos cerrados a compartir la creencia en el Dios único Creador de forma ecuménica. Más que debatir y polemizar queremos Escuchar la voluntad de Dios y Dar a los demás, sabiendo que todos formamos un sólo cuerpo.

La evangelización debe estar centrada en impulsar a las personas a tener una experiencia real del Amor de Dios. Por eso pedimos a cualquiera que visite esta página haga propuestas de textos, testimonios, actos, webs, blogs... Mientras todo esté hecho en el respeto del Amor del Evangelio y la comunión que siempre suscita el Espíritu Santo, todo será públicado. Podéís usar los comentarios pero para aparecer como texto central enviad vuestras propuestas al correo electrónico:

escucharlavoz@yahoo.es

Oremos todos para que la sabiduría de Jesús Resucitado presida estas páginas y nos bendiga abundamente.

Página web de Escuchar la Voz del Señor

Página web de Escuchar la Voz del Señor
Haz clic sobre la imagen para verla

viernes, 29 de junio de 2007

"Vengan a mi los que tengan sed" // Autor: Jaume Burke O.P.


Jesús gritó en el templo (San Juan): "si alguno tiene sed que venga a mí y beba del agua viva".Del interior de Jesús fluyen torrentes de agua viva. Sin sed no vamos a acercarnos al torrente de agua viva. Él grita porque tiene en su corazón ese deseo de darnos el Espíritu Santo, pero por el amor de su corazón respeta nuestra libertad. Nosotros, en cambio. queremos imponer nuestra fe a los demás.

Después de una charla en un retiro vino una señora y me dijo:"ha sido una predicación excelente todo ha sido para mi marido". A la siguiente conferencia que dí, yo veía a esta mujer que le daba codazos a su marido y le susurraba: "escucha que esto es para ti".El amor verdadero no se impone. Cuando hay imposición no es jamás la voluntad Dios. En el profeta (Zacarías 12, 10) se lee: "Y derramaré sobre la casa de David y sobre los moradores de Jerusalén un Espíritu de Gracia y de oración y alzarán sus ojos a mí".

Jesús grita para que vayamos a beber del Agua Viva que viene de su costado cuando fue traspasado por la lanzada, saliendo Sangre y Agua, entregándonos su Espíritu.

Cuando estuve en Bolivia éramos un grupo muy grande de sacerdotes y monjas. Nunca hubo entre nosotros la conciencia de la necesidad del Espíritu Santo. Cuando llegaron las grandes contrariedades sí que nos dimos cuenta de lo imprescindible que era invocar y ser asistidos por el Espíritu Santo.

Una vez vinieron tres grandes hombres a evangelizarnos y uno de ellos dijo: "Yo conozco a Jesucristo más que todos vosotros, y más que cada uno de vosotros". Esto nos dio un deseo de conocer al Espíritu Santo, alimentarse en la mesa del santo deseo (palabras de Santa Catalina. Concluí, incluso estudiando, que sin el deseo de tener sed de Jesús era fácil estancarse en la vida espiritual y en la relación con Dios. Ahora entiendo las palabras de Juan Pablo II: "La Iglesia debe estar abierta a la conversión".

Hubo un tiempo en que se decía que la Iglesia estaba muerta. No obstante el Señor suscitó múltiples movimientos de renovación con sus gracias y carismas particulares que dieron impulso a la Iglesia. Para los judíos los fariseos eran un grupo que querían renovar el judaísmo, pero con el tiempo se estancaron, empezaron a juzgar a los demás, creyéndose superiores y volviéndose inflexibles.

El Espíritu santo es viento y quiere movernos y llevarnos a Jesús. El estancamiento es una realidad y el Espíritu Santo nos quiere renovar y darnos una nueva vida.

Decía Juan XXIII: "Tenemos que abrir las ventanas del Vaticano para que entre el Espíritu Santo". Todos estamos obligados a vivir el Evangelio y llevar la Buena Nueva y llevarla a los demás, no quedarnos estancados. El Espíritu Santo siempre va renovando la Iglesia. Él tiene la misión de formar la imagen de Dios en nosotros.

Un día acusaban a Jesús de que expulsaba los demonios por el poder de Belleza, príncipe de los demonios, y Jesús les interpeló con estas palabras: "Todo reino dividido contra sí mismo será devastado, y caerá casa sobre casa. Si pues Satanás se halla dividido contra sí mismo, ¿cómo se mantendrá su reino?. Puesto que decís que por virtud de Beelzebu expulso yo a los demonios. Si yo expulso los demonios por Beelzebu, ¿vuestros hijos por quien los expulsan?. Por esto ellos mismos serán vuestros jueces. Pero si expulso los demonios por el dedo de Dios sin duda que el reino de Dios ha llegado a vosotros". (Lucas 11, 17- 20). Jesús nos dice que ha vencido todos los poderes del mal. Con esa victoria de Cristo no hay necesidad de tener miedo de nada. tampoco de los poderes del mal.

Muchas personas tienen miedo y dicen que otras persona les han hecho rituales, magias y brujerías contra ellas. Jesús nos afirma y muestra con su vida que Él es mas fuerte que cualquiera, incluido el mal. Él ha vencido y está con nosotros.

Un niño me contó que veía al diablo al fondo de la cama y siempre estaba llorando. Yo le aconsejé: Cuando lo veas dile a Jesús ven y protégeme, el ha vencido el mal y su victoria es la nuestra.

El diablo pelea en contra de nuestra fe y trata de quitarnos la fe en Jesús.

San Pablo habla con mucha fuerza a los Gálatas: "Insensatos, ¿habéis recibido el Espíritu Santo por virtud de las obras de la ley o por virtud de las obras de la fe?. Habiendo comenzado en el Espíritu habéis acabado en la carne. Estamos salvados por la fe en Jesucristo".

Nosotros tenemos que ser niños y llevar nuestras debilidades a Dios. No estamos salvados por nuestras buenas obras sino por nuestra fe en Dios.

Estaba un día en el aeropuerto en Miami y había una pareja con una niña de tres años. Luego vino otra pareja con otro niño de un año. Todos estaban contentos y reían, el niño tenía un peluche y la otra niña se lo arrebataba estirando de él, y decía es mío. El egoísmo humano. ¿Quién nos puede salvar de él?. Jesús.

Al terminar una predicación una señora me dijo: "su charla me sentó fatal". Mi corazón se sintió herido hacia esa mujer, pero yo le presente a Jesús esta angustia y Él me dio un fuerte amor hacia ella. Fue una gracia grande del Señor. Somos salvados por Jesús que nos sana y él viene a liberarnos.

Oración para pedir perdón mirando interiormente al Señor / Autores: Arturo y Conchi

Hoy festividad de San Pedro, el discípulo que lloró amargamente después de negar a Jesús tres veces, te proponemos orar sobre el perdón. Pedro se arrepintió al ser mirado por Jesús. Tú mirada interior en silencio puesta en el corazón de Dios puede liberarte de cargas pesadas y ser fuente de perdón. Por eso aquí tienes esta oración:

Perdón Señor

Aquí me tienes Señor,
parándome, después de la centésima caída.
Agradeciendo tu amor infinito,
en la misericordia de tu centenaria acogida.

Vengo a pedirte perdón urgente,
por las mil veces que reduje el amor,
al círculo de mis cercanos.
Por ignorar, indolente,
lo bueno de mis hermanos.

Por recordar con afectuoso sentimiento
sólo a quienes alimentaron mi ego
en algún generoso momento.

Por las veces que pude hacer algo más y mejor,
y me auto disculpé con débil argumento.

Por haber extinguido el grato recuerdo,
de tantos miles que en la vida me han ayudado

Por creer que siempre tenía la razón
en mis acciones y razonamientos.
Perdón, Señor, por mis caprichos personales,
que impuse a los demás sin esperar consentimiento.

Por la rebeldía interior no expresada,
que disfracé en una acción obediente.

Por amar, sin demostrar el sentimiento.
Por las veces que mi amor urgente hacia ti,
no se detuvo en mis hermanos.
Creyendo, ingenuamente,
que llegaría veloz,
sin fraternal demostración real.

Por la cobardía de no cambiar lo suficiente
cuando una palabra o gesto lo advirtió.
Y por las veces que no tuve,
la valentía de señalar el error,
al hermano fraternalmente.

Por no alinear la proa de mi débil barca
hacia el temporal violento,
cuando tú me llamas a maravillosa singladura,
que durará eternamente. Amén.


Ahora sigue callado interiormente invocando el nombre de Jesús para que te moldee según su voluntad. Luego, puedes seguir orando desde el corazón así:

En tus manos, oh Dios, me abandono.
Modela esta arcilla, como hace con el barro el alfarero.
Dale forma, y después, si así lo quieres, hazla pedazos.

Manda, ordena.
"¿Qué quieres que yo haga? ¿Qué quieres que yo no haga?"

Elogiado y humillado, perseguido, incomprendido y calumniado, consolado, dolorido, inútil para todo, sólo me queda decir a ejemplo de tu Madre:

"Hágase en mí según tu palabra".

Dame el amor por excelencia, el amor de la Cruz; no una cruz heroica, que pudiera satisfacer mi amor propio; sino aquellas cruces humildes y vulgares, que llevo con repugnancia.
Las que encuentro cada día en la contradicción, el olvido, el fracaso, los falsos juicios, la indiferencia, en el rechazo y el menosprecio de los demás, en el malestar y la enfermedad, en las limitaciones intelectuales y en la aridez, en el silencio del corazón.

Solamente entonces Tú sabrás que te amo, aunque yo mismo no lo sepa.
Pero eso basta.



Amén.

jueves, 28 de junio de 2007

Deprimido en tú abismo puedes escuchar la voz de Dios / Autor: C. Torres Pastorino

Francisco Vidal nos hace llegar un texto de C. Torres Pastorino que publicó por su profundidad:

Cuando el espíritu se siente infinitamente triste, se abre el cielo y su luz radiante te ilumina nuevamente el alma.

Cuando el espíritu se halla profundamente sumergido en el barro, busca una piedra para apoyar los pies y subir otra vez hasta la superficie.

Cuando el espíritu está totalmente perdido en el océano revuelto por la inmensidad de las olas, se presenta una tabla de salvación donde agarrarse, evitar el naufragio y volver a la orilla.

Cuando el espíritu está totalmente cansado, sin aliento, colgando de una rama al borde del abismo, del cielo baja la cuerda para levantarlo.

Cuando el espíritu está a punto de morir de dolor, desgarrado destrozado surge en tu interior el sol de luz que te levanta alegre y vencedor a las esferas del espíritu.

No te desanimes nunca, pues, por hondo que sea el abismo -donde creas encontrarte- es en el punto más bajo de la humildad el lugar donde mejor se oye la voz de Dios.

C. Torres Pastorino.


Y ahora aquí tienes un texto en el que resuena la voz de Dios para tí:


SÓLO DI MI NOMBRE


Cuando creas que todas las cosas se han acabado,

Cuando pienses que ya nadie, nadie, se acuerda de ti,

solo di Mi Nombre y estaré a tu lado.


Olvida el pasado y confía en Mí.

Solo di Mi Nombre...Y Yo estaré allí.

Soy tu Amigo de toda la vida.

Tú ya me conoces.


Y aunque nunca Me veas, ya sabes que Estoy junto a ti.

Y verás con goce de tu alma plena,

que no habrá más penas... Y serás feliz…

Sólo di Mi Nombre...y Yo estaré allí!


Cómo He de olvidarte, si Yo Soy el Cristo,

Aquél que tú has visto clavado en la Cruz.

Antes que Me llames, Yo siempre estoy listo.

Ya ves que no He muerto porque Soy la Luz.


Cuando sientas que estás en apuros,

sólo di Mi Nombre.

Yo te escucho y Estoy a tu lado… si tienes fe.


Quédate tranquila/o, tómame la mano.

Hállate seguro y vuelve a creer…

…Que cuando Me llames Yo responderé.

Sólo di Mi Nombre... Que Yo llegaré!

J E S Ú S

Testimonio del Padre Stanislao: Llegó al sacerdocio gracias al testimonio de una pobre mujer / Autora: María Gonzalez

Este testimonio nos lo envía María Gonzalez. Jesús vive Resucitado entre nosotros y se sirve de cualquier persona sencilla para atraer a cualquiera hacía Ël. Lean y comprueben:

¿SABES CUAL ES EL VALOR DE LA MISA? // AUTORA: MARÍA GONZALEZ

Hace años, en Luxemburgo, un capitán de la guardia forestal se entretenía en una conversación con un carnicero cuando una señora mayor entró a la carnicería. Ella le explicó al carnicero que necesitaba un pedazo de carne, pero que no tenía dinero para pagarlo. Mientras , el capitán encontró la conversación muy entretenida. "¿Un pedazo de carne desea, pero cuánto me va a pagar ?" preguntó el carnicero. La señora le respondió: "perdóneme, no tengo dinero, pero iré a Misa por usted y rezaré por sus intenciones" . El carnicero y el capitán eran buenos hombres pero indiferentes a la religión y se empezaron a burlar de la respuesta de la mujer.

“Está bien", dijo el carnicero, "entonces usted va a ir a Misa, y cuando regrese le daré tanta carne como pese la Misa". La mujer se fue a Misa y regresó. Cuando el carnicero la vio viniendo cogió un pedazo de papel y anotó la frase: "ella fue a Misa por ti". Lo puso en un plato de la balanza, y en el otro colocó un pequeño hueso. Nada sucedió e inmediatamente cambió el hueso por un pedazo de carne. El pedazo de papel pesó más.

Los hombres comenzaron a avergonzarse, pero continuaron. Colocaron un gran pedazo de carne en un plato de la balanza, pero el papel siguió pesando más. Entrando en desesperación, el carnicero revisó la balanza, pero todo estaba en perfecto estado. "¿Qué es lo que quiere,buena mujer, es necesario que le de una pierna entera de cerdo?", preguntó. Mientras hablaba, colocó una pierna entera en la balanza pero el papel seguía pesando más. Luego un pedazo más grande fue puesto en el plato, pero el papel siguió pesando más.

Fue tal la impresión del carnicero que se convirtió en ese mismo instante y le prometió a la mujer que todos los días le daría carne sin costo. El capitán se fue transformado y se convirtió en fiel asistente de Misa diaria. Dos de sus hijos serían luego sacerdotes, uno jesuita y otro del Sagrado Corazón. El capitán los educó de acuerdo a su experiencia de fe. Luego advirtió a sus hijos: "deberán celebrar Misa todos los días correctamente y que nunca deberán dejar el sacrificio de la Misa por algo personal". El Padre Stanislao, que me contó todo, acabó diciéndome: "Yo soy el sacerdote del Sagrado Corazón, y el capitán era mi padre".strong>

miércoles, 27 de junio de 2007

Dios te Bendice a través de las personas que pone a tú lado / Autores: Luisa y Antonio

Dejarse Bendecir por Dios es aprender de Jesús que es "humilde de corazón". Tan humilde, que se hace presente en nuestros corazones. San Pablo nos advierte: "No olviden que son templos del Espíritu Santo de Dios". Por tanto, cada persona que Dios pone en nuestro camino es Templo del Espíritu de Dios y bendición para nosotros.
El problema es que a veces no tenemos tiempo para cuidar esa presencia de Dios en nosotros y en los demás. Esta meditación enviada por Luisa es un retrato de nuestra pobreza y de la necesidad de Dios:

Acuérdate siempre de la flor…

Había una joven muy rica, que tenía todo: un hogar, un marido maravilloso, hermosos hijos, un empleo que le daba muchísimo bienestar económico, una familia unida. Lo extraño es que ella no conseguía conciliar todo eso, el trabajo y sus quehaceres le ocupaban todo el tiempo y su vida siempre estaba deficitaria en algo.
Si el trabajo le consumía tiempo, ella lo quitaba de los hijos;, si surgían problemas ella dejaba de lado al marido… Y así, las personas que ella amaba eran siempre dejadas para después.
Hasta que un día, su padre, un hombre sabio, le dio un regalo: una flor rarísima, de la cual sólo había un ejemplar en todo el mundo. Y le dijo: Hija, está flor te va a ayudar mucho, ¡más de lo que ahora te imaginas!
Tan solo tendrás que regarla y podarla de vez en cuando y, a veces, conversar un poco con ella; y ella te dará a cambio ese perfume maravilloso y esas maravillosas flores. La joven quedó muy emocionada, a fin de cuentas, la flor era de una belleza sin igual.
Pero el tiempo fue pasando, los problemas surgieron, el trabajo consumía todo su tiempo, y su vida, que continuaba confusa, no le permitía cuidar de la flor. Ella llegaba a casa, miraba la flor y las flores todavía estaban allí, no mostraban señas de flaqueza o muerte, simplemente "estaban allí", lindas perfumadas. Entonces ella pasaba de largo.
Hasta que un día, sin más ni menos, la flor murió. Ella llegó a casa ¡y se llevó un susto! La flor estaba completamente muerta, su raíz estaba reseca, sus flores caídas y sus hojas amarillas. La joven lloró mucho, y contó a su padre lo que había ocurrido.
Su padre entonces respondió: Yo ya me imaginaba que eso ocurriría, y no te puedo dar otra flor, porque no existe otra flor igual que esa, ella era única, al igual que tus hijos, tu marido, tu familia, tus amigos. Todos son bendiciones que el Señor te dio, pero tú tienes que aprender a regarlos, podarlos y darles atención, pues igual que la flor, los sentimientos también mueren. Te acostumbraste a ver la flor siempre allí, siempre florida, siempre perfumada y te olvidaste de cuidarla.
¡Cuida a las personas que amas!
¿Y tú? ¿Vas cuidando las bendiciones que Dios te ha dado? Acuérdate siempre de la flor, pues las Bendiciones del Señor son como esa flor. Dios nos las da, pero nosotros tenemos que cuidarlas.


Para que compruebes que Dios habla de miles de maneras a múltiples personas siempre
con el mismo mensaje de Amor, reproducimos la historia que nos escribió Antonio:

¿Has tenido algún día un almuerzo con Dios?

Un niño pequeño quería conocer a Dios. Sabía que era un largo viaje hasta donde Dios vive, así que empaco su maleta con seis alfajores y refrescos de naranja, y empezó su jornada.

Cuando había caminado como tres cuadras, se encontró con una mujer anciana; ella estaba sentada en el parque, solamente ahí parada contemplando algunas palomas.

El niño se sentó junto a ella y abrió su maleta, estaba a punto de beber de su naranja , cuando noto que la anciana parecía hambrienta, así que le ofrecido un alfajor .
Ella agradecida acepto el alfajor y sonrió al niño.
Su sonrisa era muy Bella, tanto que el niño quería verla de nuevo, así que le ofreció uno de sus refrescos.
De nuevo ella le sonrió... El niño estaba encantado!!!
Él se quedo toda la tarde comiendo y sonriendo, pero ninguno de los dos dijo nunca una sola palabra.

Mientras oscurecía, el niño se percato de lo cansado que estaba, se levanto para irse, pero antes de seguir sobre sus pasos, dio vuelta atrás, corrió hacia la anciana y le dio un abrazo.

Ella después de abrazarlo, le dio la más grande sonrisa de su vida. Cuando el niño llego a su casa, abrió la puerta... su madre estaba sorprendida por la cara de felicidad.
Entonces le pregunto: " Hijo... que hiciste hoy que te hizo tan feliz?".

El niño contesto... "Hoy almorcé con Dios!"... Y antes de que su madre contestara algo, añadió: "Y sabes qué?...
Tiene la sonrisa mas hermosa que he visto!!! "

Mientras tanto, la anciana, también radiante de felicidad, regreso a su casa. Su hijo se quedo sorprendido por la expresión de paz en su cara, y pregunto:
Mamá... Qué hiciste hoy que te ha puesto tan feliz?". La anciana contesto:
Comí alfajores con Dios en el parque!"...
Y antes de que su hijo respondiera, añadió: "Y... sabes?
Es más joven de lo que pensaba!!! "


ORACIÓN

Señor, en el silencio de este día,
vengo a pedirte paz, sabiduría y fuerza.
Hoy quiero mirar al mundo con ojos llenos de amor.
Ser paciente, comprensivo, humilde, suave y bueno.
Ver a tus hijos detrás de las apariencias,
como los ves Tú mismo,
para así poder apreciar la bondad de cada uno.

Cierra mis oídos a toda murmuración.
Guarda mi lengua de toda maledicencia.
Que sólo los pensamientos que bendigan permanezcan en mi.
Quiero ser tan bienintencionado y bueno
que todos los que se acerquen a mi sientan Tú presencia Señor.

Revísteme de Tú bondad Padre Santo
y haz que en este día yo te refleje.

Testimonio de María Cecilia, una madre que amó hasta el extremo / Autor: Manuel Álvarez Arriola

Reproducimos el testimonío sencillo de alguien que supo ser fiel al Amor de Dios. En ella se cumple lo que San Pablo dice a los Corintios: "El Amor nunca pasará". Lo explica, en el siguiente articulo, Manuel Álvarez Arriola:

«Muchas veces escuché decir que el dolor, transformado en amor se convierte en camino hacia Dios, pero nunca imaginé que yo lo viviría». Con estas palabras resumía su vida una joven madre de 28 años a las puertas de la muerte condenada por el cáncer.

Su nombre es María Cecilia Perrín de Buide y nació en Argentina, el 22 de febrero de 1957. Era la tercera de cinco hermanos y formaba parte del movimiento Focolar fundado por Chiara Lubich.

Quienes la conocieron nos dicen que físicamente era muy bonita, de rasgos delicados, contextura y boca pequeña, delgada, muy dinámica, observadora, coqueta y divertida. Una persona de gran sensibilidad, dulzura y capacidad de dar cobijo a los demás. Le gustaba mucho bailar y cantar; era muy divertida.

Brilló la estrella de su vida (que se llama Luis) y se enamoró locamente. Este amor fue tan grande que superaba todos los interrogantes que se hacen siempre las parejas ante el desafío de matrimonio. Se casaron después de dos años de noviazgo y vivieron muy felices.

A los seis meses de casada quedó embarazada. Y cuando llevaba solo cuatro meses de gestación le detectaron un tumor maligno.

A los médicos les exigió que le dijeran la verdad sobre su estado, ya que no quería perjudicar al bebé que estaba creciendo en su seno con tratamientos violentos. Los médicos hablaron del aborto de moda, el “terapéutico”: hombre es por tu bien, ya tendrás más hijos, primero hay que curarte a ti. Pero tuvieron que desechar esta idea ante la postura tan firme del joven matrimonio.

Los esposos confirmaron nuevamente su fe. Dice Cecilia: «Creemos en el amor de Dios y en que lo que Él decida será amor para todos: para Luis, para el bebé y para mí». Palabras heroicas de una madre con cáncer.

Pocos días después de recibir la noticia de su enfermedad escribió: «Hoy le pude decir a Jesús que sí, que creo en su amor más allá de todo y que todo es Amor de Él, que me entrego a Él».

El 17 de julio nació su hija Agustina a la que amó con todo el amor que sólo una madre es capaz de dar, hasta su muerte acaecida el 1 de marzo de 1985.

Su fama de santidad, su heroicidad en la entrega y su ejemplo de vida cristiana han hecho que, Agustina de 22 años, cuente hoy con una mamá que va camino a los altares. La causa de beatificación de la Sierva de Dios ya está abierta.

Gracias, María Cecilia, por mostrarnos hasta dónde es capaz de llegar el amor de una madre.

Dios es como el azucar / Autora: Mónica Panero

"Te alabo Padre del cielo y de la tierra, porque has revelado estas cosas a los sencillos y las has ocultado a los sabios y poderosos". "quien no se haga como un niño no entrará en el Reino de los Cielos"

Estas dos afirmaciones de Jesús se explican con claridad en el siguiente testimonio que nos ha enviado una profesora, Mónica Panero. Los adultos, los estudiosos, nos cargamos de argumentos y razones. Los niños sólo demandan amor y por eso encuentran sin complicaciones una explicación sencilla a la existencia de Dios.

DIOS ES COMO EL AZÚCAR

Cierto día, la profesora, queriendo saber si todos habían estudiado la
lección solicitada, preguntó a los niños quién sabría explicar quién es
Dios. Uno de los niños levantó el brazo y dijo:
- Dios es nuestro padre. El hizo la tierra, el mar y todo que está en ella; nos hizo
como hijos de Él.

La profesora, queriendo buscar más respuestas, fue más lejos:
- ¿Como saben que Dios existe, si nunca Lo han visto?

La sala quedó toda en silencio...
Pedro, un niño muy tímido, levantó la mano y dijo:
- Mi madre me dijo que DIOS ES COMO EL AZÚCAR en mi leche que ella
prepara todas las mañanas. Yo no veo el azúcar que está dentro de la taza en medio de la leche, pero si ella me lo saca, queda sin sabor. Dios existe, y está siempre en medio de nosotros, solo que no lo vemos.Pero si Él no está, nuestra vida queda sin sabor.

La profesora sonrió y dijo:
- Muy bien, Pedro, yo les enseñé muchas cosas, pero tú me enseñaste algo
más profundo que todo lo que yo ya sabía. Yo ahora sé que Dios es nuestro azúcar y que ESTÁ TODOS LOS DÍAS ENDULZANDO NUESTRA VIDA.

Le dio un beso y salió sorprendida con la respuesta de aquel niño.
La sabiduría no está en el conocimiento, pero sí en la vivencia de DIOS
en nuestras vidas, pues teorías existen muchas, pero dulzura como la de
DIOS no existe todavía, ni en los mejores azúcares...


Botiquín familiar para "No Juzgar" / Autores: Arturo, Conchi y joven anónima

Mateo 7, 1-5

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: No juzguéis, para que no seáis juzgados. Porque con el juicio con que juzguéis seréis juzgados, y con la medida con que midáis se os medirá. ¿Cómo es que miras la brizna que hay en el ojo de tu hermano, y no reparas en la viga que hay en tu ojo? ¿O cómo vas a decir a tu hermano: "Deja que te saque la brizna del ojo", teniendo la viga en el tuyo? Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces podrás ver para sacar la brizna del ojo de tu hermano.


Debemos cuidar nuestras palabras y actitudes. Cuando dañamos a otra persona juzgándola también nos herimos nosotros profundamente. Hoy, deseamos que practiques el silencio interior con este Evangelio. Quédate callado un tiempo y déjate acompañar por Jesús resucitado, para que limpie tu corazón de todo juicio.

Ahora te proponemos unas medidas preventivas para no juzgar. Es un botiquín familiar. Nos lo ha enviado una joven y sin lugar a dudas es un complemento y una guia para intentar cumplir estos versículos del Evangelio en nuestra vida.


Botiquín familiar


Sería bueno, para cada una de nuestras familias, tener en casa un botiquín. ¿Qué debería contener?

1. Una lupa: para buscar y encontrar, en los demás, todas las cualidades que tienen.

2. Venda elástica: para ser flexible ya que las personas no siempre son, ni se comportan de la manera que tú quieres.

3. Tiritas: para ayudarte a curar los sentimientos heridos, tuyos y de los demás.

4. Lápiz: para anotar todas las bendiciones y muestras de gratitud que recibimos y el agradecimiento que hemos de demostrar a todos los que nos hacen algo bueno cada día, que son multitud.

5. Goma de borrar: para acordarte de que todos cometemos errores, y no pasa nada. El perdón es una gran muestra de amor.

6. Dulces: para endulzar la vida a los demás. Hemos de poner nuestro corazón en el suelo, para que los demás pisen en blando.

7. Bolsa de té: para relajarte y tener tiempo de pensar como va tu relación con los demás, empezando por tu familia.

8. Frasco de FAMILIONING, cuyos componentes son:
• Errátil: para ser un poco más comprensivo con los fallos de los demás y no tan benevolente con los fallos propios.
• Servitol: te hará más servicial. Hacer favores une un montón.
• Rebeldina contestona: al principio te seguirá pareciendo que siempre tienes razón. Pronto verás que es una solemne tontería. Más tarde, entenderás que haciéndote el rebelde sin causa no mejoras, sino todo lo contrario.
• Abuelesis: para ser consciente de que lo que dicen las personas mayores que te rodean, no son para fastidiarte, ya que te quieren con locura.
• Tapapicos: conseguirás no protestar por casi nada.
• Cariñol: tener un detalle, saludar, despedirse, dar un beso a tus padres, pedir las cosas por favor, dar las gracias y pedir perdón, son cosas de personas sin complejos.
• Antimorros: para que cuando vayas a poner cara larga te salga una sonrisa.
• Obedientina: para comprender que tu madre no tiene ganas de incordiar. Que no estás sólo en casa. Que hay que echar, no una mano, sino las dos. Que obedece el que vale y no el que va a lo suyo.
• Quitahierro: para que las discusiones y enfados no duren más de diez segundos.

Posología: Debe tomarse de forma voluntaria. Niños que se creen adultos 3 cucharadas al día. Adultos que se comportan como niños 5 cucharadas al día.

Efectos secundarios: alegría contagiosa, buen humor, optimismo y reacciones de buena educación.

Contraindicaciones: no administrar al que no quiera mejorar, al egoísta y al que le importen un comino los demás.

Opciones: A) compartir este botiquín. Es lo adecuado. B) olvidarlo. No sabes lo que te pierdes. C) quedártelo sólo para ti. Eres un egoísta.
Tal vez para el mundo sólo seas alguien… pero tal vez para alguien eres todo su mundo.


ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO PARA ADQUIRIR EL SANTO BALANCE

Señor concédeme:

-La serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar

-El valor para cambiar aquellas que puedo

-Y la sabiduría para conocer la diferencia.

Oh Espíritu Santo, amor del Padre y del Hijo, inspírame siempre:

- lo que debo pensar,

- lo que debo decir,

- como debo decirlo,

- lo que debo callar,

- lo que debo escribir,

- como debo de obrar.

Para procurar vuestra Gloria, el bien de las almas y mi propia santificación. Espíritu Santo ilumina mi entendimiento y fortifica mi voluntad. Señor dame el balance divino en mi vida. Gloria a ti Señor.

Orar con la Palabra de Dios / Autora: Rosa Rodriguez

Orar es algo necesario para comunicarnos constantemente con Dios. Nosotros le entregamos nuestra pobreza y Él nos alimenta con su Palabra de Vida y su Amor. Orar con la Biblia debería ser algo habitual. Nos llega una oración compuesta con versículos textuales de la Escritura, hecha por una mujer, Rosa Rodriguez, que tiene la Palabra de Dios como forma de entrar en contacto con el Padre del Cielo. Nos la ha enviado por correo electrónico y la compartimos:

O R A C I Ó N

He meditado mis rasgos y me he dado cuenta que éstos son muy diferentes a
los tuyos. Por eso he levantado la mirada hacia Ti, para que motive mi fe y
la lleve a la perfección (Hb 12,2).

Yo soy uno de aquellos que no te han
visto y, sin embargo, te aman y creen en Ti. Por eso siento ¡una tremenda
alegría! (1Pe 1,8), la cual no podría expresar con palabras.
Aquí estoy Señor, dispuesto a seguirte, para ir a anunciarte a otros
(Jn 1,40).

Dame la fuerza necesaria para poder proclamar tu Buena Noticia a los
pobres, como Tú dijiste de Ti mismo (Lc 4, 18).
Aunque no he estado contigo desde el principio, quiero hablar en tu favor.
“Lo que he visto y oído” sobre Ti quiero darlo a conocer a los demás
(1Jn 1,3).

Dame la oportunidad de tener tu pensamiento (1 Cor 2, 16). Dame la gracia de
sentir con tus sentimientos (Rom 15,3), de actuar con los sentimientos de tu
corazón, para amar como Tú amas al Padre (Jn 14,31) y así como nos amas a
cada uno de nosotros, hasta el extremo (Jn 13,1).
Nadie más ha tenido mayor amor que Tú. Tú mismo dijiste: “No hay amor más
grande que éste: dar la vida por sus amigos” (Jn 15, 13) y Tú diste la vida
por tus amigos, muriendo en una cruz (Fil 2,8).

Dame las fuerzas necesarias
para entregar mi vida, en el día a día (Lc 9,23), actuando en lo posible,
con tu misma disposición, tomando la condición de servidor (Fil 2,7). No
haciendo las cosas para recibir alabanzas o por vanagloria, porque esto no
me serviría de nada (1 Cor 13,3), sino estimando y tratando a los demás como
superiores a mí (Fil 2,3-4).

martes, 26 de junio de 2007

Buscar el Reino y su justicia / Autor: Arturo López

Mateo 6, 32-34

Buscad primero su Reino y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura. Así que no os preocupéis del mañana: el mañana se preocupará de sí mismo. Cada día tiene bastante con su propio mal.


Planteé, hace unos días el tema de la Providencia de Dios, desde el Evangelio de Mateo. Afirmé que ya explicaría las Palabras que me habían interpelado. Comienzo hoy.

Buscad primero su Reino y su justicia y todas esas cosas se os
darán por añadidura.


El Reino y su justicia consiste en presentar a Dios cada día y cada acto de nuestra vida, para alimentarnos de la Voluntad del Padre, como hacía Cristo. Sólo, conociendo interiormente, en la profundidad de nuestro corazón, que necesitamos a Dios siempre, y que sin Él no podemos hacer nada, estaremos buscando instaurar el Reino.

Por ejemplo, conozco familias aparentemente maravillosas, pero que viven sus relaciones con una frialdad total. Sólo cuando hay alguien delante son exquisitos. Tienen que ir a trabajar, dejar los niños con los abuelos o todo el día en el colegio y luego llegan a casa cansados, con todos los problemas del día en sus corazones.

El desamor sustituye al Amor, la angustia a la paz, la injusticia a la justicia. Aparece el resentimiento y el odio, que hemos ido sembrando entre nosotros con pequeños actos cotidianos, que no instauran el Reino de Dios, pero sí que nos consolidan en el egoísmo y la codicia.

Jesús jamás ha dicho que no trabajemos para ganarnos el pan de cada día. Eso es necesario y lícito. Pero si nos invita a hacer cada trabajo y cada acto, como Él lo haría. Sí lo hacemos de esa forma tendremos que vaciar nuestras agendas para poder tomar cada jornada las decisiones realmente importantes con el Evangelio como forma de vida.

Jesús ha afirmado que si lo hacemos así, lo que necesitamos para vivir se nos dará por añadidura. Vivamos cada día, como si fuera el último, amando desde el corazón de Jesús en cada situación.

Admiro desde la mirada de Cristo a las hermanas de Santo Domingo, una orden mendicante surgida en Francia, que diariamente salen a las calles de Barcelona a pedir el pan de cada día, para ellas y para los pobres con los que compartirán mesa. Se las puede encontrar asiduamente en las Ramblas de Barcelona con su hábito azul, sentadas en algún banco, compartiendo la Palabra de Dios con los más débiles. Día a día consiguen la comida necesaria para ellas y cuantos van a alimentar. Buscan primero el Reino y su justicia y el Señor provee.

Conozco también la vida Providencial de una sola religiosa, liberada por su orden para realizar la llamada especial que recibió. Se llama Elvira, vive en Italia y tiene varias casas en distintos países, con decenas de drogadictos que quieren salir de su adicción. Ella no pide ningún dinero al adicto ni a su familia. Sólo pone como condición que la estancia del afectado en la comunidad debe ser de tres años en una intensa vida diaria de oración y trabajo.

Las casas de sor Elvira tienen al frente a personas totalmente recuperadas de la droga, que se quedan para siempre para hacer a los demás aquello que el Amor de Dios ha hecho en ellos. Ya han sido llamados al sacerdocio varios de los rehabilitados.

Lo más interesante es que sostener varias casas con decenas de personas y sus problemas, que por cierto no son menores, sólo lo hace sor Elvira y sus colaboradores pidiendo al Señor que mande lo necesario para cada día. Las mismas casas y bienes son fruto de la Providencia de Dios.

Me asombré, el día que un sacerdote amigo, me contó lo que le había pasado al visitar la comunidad de Sor Elvira: "Estaba hablando con sor Elvira en persona y me dijo de repente: mire vivimos de la Providencia, pero hoy el Señor ha sido muy espléndido enviándonos muchos recursos. Tome llevése este millón de pesetas para los pobres de España. Mañana Dios proveerá". Mi amigo me contó que ese dinero ha sido el más difícil de administrar en la vida. Tuvo que orar con perseverancia para repartirlo según Dios quería.

Oremos, con un texto que me ha envíado el hermano Jaime:

DIOS PROVEERÁ

¿Te preguntas a veces si tendrás
fortaleza suficiente para enfrentar
algunas demandas que se te hacen?
¡DIOS proveerá!

¿Dudas de tu habilidad para manejar
alguna situación o a algunas personas?
¡DIOS proveerá!

¿Necesitas sabiduría, orientación,
comprensión, paciencia o inspiración?
¡DIOS proveerá!

Relájate, querido amigo.
No hay nada que DIOS no pueda hacer
en tu vida y en tus asuntos para ayudarte,
levantarte, protegerte y bendecirte.

El poder de DIOS en ti no está limitado
por ninguna circunstancia material,
ni está obstruido por ninguna
condición física. Su poder y su fuerza
son mayores que todo lo que tú puedas ver
como obstáculo para el logro de tus deseos.

DIOS puede hacer cualquier cosa en ti
o a través de ti, si sólo haces silencio interior,
y lo dejas actuar.

DIOS proveerá los canales a través
de los cuales su bien fluirá a ti.

Él proveerá las personas, las circunstancias,
y los contactos, a través de los cuales
llegará la provisión de sustancia.

Él abrirá las puertas adecuadas,
te llevará por los caminos apropiados,
te dirigirá, te aconsejará, te ayudará
y te infundirá confianza,
porque Él es tu Padre, que todo lo provee,
la fuente de todo bien.
¡DIOS proveerá!

Repite esas dos palabras una y otra vez
hasta que literalmente, las sientas vibrando,
no sólo en tu mente, si no dentro
de cada una de las células de tu ser.

Afírmalo, hasta que ellas se confirmen
y establezcan como parte de tu conciencia.

No necesitas discurrir
cómo se resolverán las cosas
cuando estás frente a una dificultad.

Simplemente, descansa en la eterna verdad
de que ¡DIOS proveerá!
De su Perfecta y Sabia manera.

Cuando necesites saber qué camino tomar,
cuando haya que tomar una decisión,
descansa en la maravillosa seguridad
de las palabras ¡DIOS proveerá!

DIOS proveerá substancias
para pagar tus cuentas.
Él renovará las células de tu cuerpo.
Él armonizará tus relaciones con otros.

Él pondrá de manifiesto el empleo perfecto.
Él te guiará al compañero adecuado.
Él abrirá nuevas oportunidades,
nuevos canales de provisión. ¡DIOS provee!

Tan cierto como a la multitud
se les ofrecieron panes y peces,
a ti se te proveerá, para las necesidades
materiales cotidianas.

Tú eres el amado del Padre.
Es su buen placer darte
su reino de abundantísima provisión.
No hay nada que sea demasiado
para que el Padre lo dé a sus hijos.

En oración habla al Padre
acerca de las cosas que te perturban,
en la seguridad de que Él está
siempre dispuesto a traer a manifestación
respuestas y soluciones.

En el momento que abres la puerta
de tu mente a su presencia,
en ese momento, su divina provisión
comienza a fluir a través de tu vida
y asuntos. ¡DIOS proveerá!

DIOS provee, en cualquier tiempo,
lugar o circunstancia,
y en una variedad de maneras
más allá de tu presente comprensión.

Confía todas tus cosas a su sabiduría.
No necesitas luchar,
ni necesitas forzar las cosas,
porque no es por el poder personal
ni por la fuerza humana,
sino por la Gloria de su Espíritu Santo en ti,
que la bendición que anhelas,
se manifestará a través de ti.

Ten este pensamiento presente
y entrarás en una nueva conciencia
de unidad con el Padre como nunca
habías experimentado hasta ahora.

Deja que las palabras: DIOS proveerá,
lleguen a los más profundos rincones
de tu pensamiento y sentimiento,
y cada día traerá milagros de luz,
de curación y de provisión.

Dios está ahora mismo, abriendo nuevas
veredas para que tú camines por ellas.
Él está en este mismo momento,
inspirándote a seguir adelante con valor,
fe, amor, y la seguridad de que . . .
¡Él proveerá!

sábado, 23 de junio de 2007

Si eres el más rico del mundo no saldrás en la lista de la revista "Fortune" / Autor: Armando Fuentes Aguirre

Nos llega otra comunicación de una persona que dice ser muy rica, Armando Fuentes Aguirre, y no aparece en las listas de los más poderosos en bienes del mundo. En este texto también encontramos Palabras de Vida:

Me propongo demandar a la revista "Fortune", pues me hizo víctima de una omisión inexplicable.

Resulta que publicó la lista de los hombres y mujeres más ricos del planeta, y ¿te imaginas? ¡en esa lista no aparecía mi nombre!

Aparecen, sí, Bill Gates (Microsoft), el sultán de Brunei, aparecen también los herederos de Sam Walton (Walmart) y el industrial japonés Takichiro Mori.

Figuran ahí también personalidades como:
La Reina Isabel de Inglaterra, y los mexicanos Carlos Slim y Emilio Azcárraga.

Sin embargo, no me menciona la revista.

Y yo soy un hombre rico, inmensamente rico.

Y si no, vean ustedes:

Tengo vida, que recibí gracias a la generosidad de mis padres, y salud, que conservo no sé cómo.

Tengo una familia: esposa adorable que al entregarme su vida me dio lo mejor de la mía; hijos maravillosos de quienes no he recibido sino felicidad; nietos con los cuales ejerzo una nueva y gozosa paternidad.

Tengo hermanos que son como mis amigos, y amigos que son como mis hermanos.

Tengo gente que me ama con sinceridad a pesar de mis defectos, y a la que yo amo con sinceridad a pesar de mis defectos.

Tengo una casa, y en ella muchos libros (mi esposa diría que tengo muchos libros, y entre ellos una casa).

Poseo un pedacito del mundo en la forma de un huerto que cada año me da manzanas que habrían acortado aún más la presencia de Adán y Eva en el Paraíso.

Tengo un perro que no se va a dormir hasta que llego, y que me recibe como si fuera yo el dueño de los cielos y la tierra.

Soy dueño de la común herencia de los hombres: alegrías para disfrutarlas y penas para hermanarme a los que sufren, al sumarlas a la Cruz reparadora de Cristo.

Y lo más importante, mientras estoy en Gracia, cada vez que comulgo, tengo al Dios Creador de todo el universo, al Dios puro Amor omnipotente, en mi corazón. Lo infinito dentro de lo finito. La locura del Amor de los Amores que es capaz de hacerse pan con tal de estar lo más cerca mío posible. Un pan de valor infinito porque cuesta hasta la última gota de la Sangre de Cristo.

¿Puede haber mayor riqueza que la mía?

¿Por qué, entonces, no me puso la revista "Fortune" en la lista de los hombres más ricos del planeta?".

En el Cielo, quienes negocian cada minuto de vida a cambio de placer, tener o poder, no tendrán absolutamente nada. Vanidad de vanidades.

¿Te has puesto a pensar que, tal vez, quienes figuran en la lista Fortune sean los más dignos de lástima, los más pobretones a los ojos de Dios?

En el Cielo, los últimos serán los primeros y los primeros de esta tierra serán los últimos, si es que llegan al Cielo.
Todos los que integran la lista de los ricos y poderosos, no se llevarán un solo centavo al Cielo o al infierno.

¿Te das cuenta que los Santos han sido los mejores hombres de negocios del mundo? Ellos han hecho rendir su fortuna el 10000% cada "segundo" de eternidad ("el ciento por uno"). Ellos han acumulado un tesoro que nadie les robará, ni siquiera la muerte, los ladrones, los impuestos, los divorcios, la competencia, etc.

¿Te has puesto a pensar que San José, un pobre carpintero, que pasó por hambre, que pasó días en que no sabía de dónde iba a obtener algo que comer, que transpiró toda su vida para ganarse el pan de cada día, tenido por nada, por nadie, al que muchos de sus clientes ni siquiera le pagaban sus trabajos, al que sus propios parientes le negaron alojamiento en Belén, es el más rico en el Reino de los Cielos, después de la Santísima Virgen?

El único "ranking" que debe importarnos es el del Cielo.

¿Sabes que cada segundo de tu vida fue comprado con la Sangre de Cristo?
¿Sabes que cada segundo de tu vida vale más que todo el oro del mundo?
¿Eres tú un buen negociante? ¿o te dejas engañar por el diablo que quiere hacerte creer que haces un buen negocio al cambiar oro por baratijas?
¿Inviertes tu tiempo en vanidades o en hacer la voluntad de Dios cada segundo?
¿Eres consciente de cuánto te empobrece el pecado?
¿Realmente quieres ser rico en el Cielo? Imposible si no quieres ser santo, porque sólo los santos entran al Cielo. Imposible si no odias al pecado, incluso venial, porque cada pecadillo es un latigazo más que debe reparar La Pasión de Cristo. Imposible si no amas a Dios sobre TODAS las cosas.

Escucha el grito del pobre de Asís: "¡El Amor no es amado!"
Eso es lo único que debiera importarnos. San Francisco dejó poder, dinero, amor, todo, por amar mejor al Amor.

Lo demás, se dará por añadidura. Ten confianza en la Divina Providencia, que todo lo sabe, incluso cuántos cabellos tienes en este momento, que da de comer a los pájaros del Cielo y viste a los lirios del campo. Poner los medios naturales como si Dios no existiera, y los sobrenaturales como si no hubiera otro medio.

Para ser rico sólo hace falta hacer la Divina Voluntad en cada momento. Todo trabajo honrado es santificable. Cuenta San Luis María que la Virgen tejiendo ganaba más méritos que San Lorenzo martirizado en la parrilla.
Sin importar cual sea tu lugar en el mundo, puedes ser Santo. Sin importar cuan desafortunado eres, puedes aspirar a lo mejor.

Realmente hay igualdad de oportunidades para ganarse el Cielo. Generalmente ganan quienes son considerados menos afortunados por el mundo: los enfermos, los pobres, los despreciados, los marginados, porque la condición esencial para entrar es la humildad. Difícil ser humilde cuando se tienen títulos, inteligencia, salud, riqueza, poder... hasta puede uno pensar que es por mérito propio en vez de darse cuenta que TODO es un regalo de Dios para que pongamos nuestros talentos al servicio de los demás.

¡Felices los humildes!

Cuánto mejoraría el mundo si en vez de leer sobre ricos y famosos, leyéramos las vidas de las personas más ricas de la historia: los Santos.

Armando Fuentes Aguirre, Mérida 6 de junio de 2007
.


Pídele al Señor la gracia de ser rico en su Amor:

SALMO 141 (140)

141 Mis ojos están puestos en ti

Salmo de David.

1 A ti clamo, Señor: ¡Ven pronto!

¡Escucha mi voz cuando te invoco!

2 Sea mi oración como incienso en tu presencia,

y mis manos levantadas, como ofrenda de la tarde



3 Señor, ponle a mi boca un vigilante

que cuide de que yo no abra los labios.

4 Aleja mi pensamiento de la maldad;

no me dejes andar en malas acciones

ni tomar parte en banquetes de malhechores.



5 Es un favor que el hombre honrado me castigue,

un perfume delicado que me reprenda.

Tales cosas no rechazaré;

a pesar de sus golpes, seguiré orando.

6 Los jefes de los malvados serán despeñados

y verán que mis palabras eran agradables.

7 Sus huesos serán esparcidos junto al sepulcro,

como cuando se abren surcos en la tierra.




8 Señor, Señor, mis ojos están puestos en ti.

En ti busco protección: no me abandones.

9 Líbrame de la trampa que me han tendido;

líbrame de la trampa de los malhechores.

10 Que caigan los malvados en su propia red,

mientras yo sigo adelante.

Buenas Notícias del Amor a Dios / Varios autores

La Buena Noticia es sin duda la Palabra de Dios, los Evangelios y los textos bíblicos. Todos somos enviados por Jesucristo a proclamar la Buena Nueva. Sin embargo los medios de comunicación sólo plasman masivamente hechos controvertidos, polémicos y negativos. No siempre es así y hay quienes son obedientes al mandamiento de Jesús de extender la Buena Nueva de su reino. Nueve noticias, que se han producido y han tenido resonancia mediática son estas:

CINE
El submarino no se estrelló gracias a ella
"Milagro en el Pacocha", así se llama este documental que narra los intensos momentos de la tripulación del submarino BAP Pacocha, hundido frente al Callao. El entonces teniente Roger Cotrina comprendió que sería imposible salvarse de esta coalición contra un barco pesquero japonés. "Me faltaba el aire y entonces me puse a pensar con todas mis fuerzas en sor María Petkovic (fundadora de la Congregación de las Hijas de la Misericordia). Cerré los ojos y recé. Repetí la oración que había escuchado, pensé en ella y de pronto vi una luz brillante", afirmó. Poco después la compuerta que dejaba entrar una masa irresistible de agua fue cerrada, sin explicación humana. El documental fue proyectado en sesión privada.
Fuente: ACI, 05-06-2007

In-FÓRMATE
El gol más hermoso de Kaká
Kaká, el astro brasileño del equipo italiano de fútbol “Milán”, ha confesado que gracias a su fe cristiana ha reconocido el valor de la castidad , llegando al matrimonio virgen y encontrando, así, un amor verdadero. “No fue fácil llegar al matrimonio sin haber estado nunca con una mujer”. Y concluye: Si hoy nuestra vida es tan bella, creo que sea porque hemos sabido esperar”.
No cabe duda que con este gesto, lleno de heroísmo por lo que comporta esta vivencia en nuestros días, Kaká ha metido uno de los goles más bello de su carrera: el del auténtico testimonio de vida.
Por Pablo Daniel Ruiz Jorge, L.C.
Diario Avvenire, 7 de junio de 2007


DEPORTES
La mano de Juan Pablo
El piloto polaco de Fórmula 1, Robert Kubika, de 22 años, salió prácticamente ileso de un terrible accidente en el pasado Gran Premio de Canadá. Está convencido de que Juan Pablo II lo ayudó. El piloto lleva en su casco grabado el nombre del Papa fallecido, y siempre se ha considerado su seguidor. Para algunos medios y otros pilotos, “es un milagro que Robert viva”.
Fuente: ACI, 14-06-2007

INTERNET
Contemplativos en el Ciberespacio
El prior general de los Carmelitas, el P. Chalmers, ha revelado que los carmelitas contemplativos están preparados para que Dios “nos use de un modo oculto para extender su plan de salvación a toda la humanidad”. Y en un mundo cambiante hay que “usar la nueva tecnología para llegar a la gente”. Cada provincia tiene su sitio web, y hay un boletín internacional disponible en Internet. Además, existe un museo carmelita en preparación: http://www.camelites.info
Fuente: ZENIT, 17-06-2007

BENEFICENCIA
Una verdadera “mano amiga”
Mano Amiga recibió el premio Al Ries a la mejor marca dedicada a la filantropía en México, debido a las soluciones de fondo con las que trabaja y el alto grado de satisfacción de sus beneficiados. Organizado por la agencia de mercadotecnia Ries & Ries México, este premio se otorga cada año a las marcas más destacadas del país. Este premio es una pequeña muestra de la visión con la que trabaja la Fundación Altius, organización internacional creada por los Legionarios de Cristo para transformar integralmente la vida de las personas y familias necesitadas, a través de servicios de educación, salud y desarrollo.
Fuente y para mayor información: http://www.altius.org

In-FÓRMATE
No hay edades para luchar
Juan Rivera, secretario de Jóvenes Pro-vida Valencia, tiene 16 años y forma parte del comité organizador del Congreso Nacional de Jóvenes Pro-vida que se celebrará en Valencia del 12 al 14 de octubre.
Juan explica que la idea de montar un Congreso Pro-vida para jóvenes surgió porque “nos explicaron en clase los derechos humanos y vimos que obviamente el primer derecho humano es el derecho a la vida. Pero el Estado y esta sociedad amparan de facto el aborto y es algo que nos parece alucinante. Hay que cambiar un estado de cosas legado por los mayores que apuntan a un futuro sin esperanza. Luego reivindicaremos la vida del planeta y la defensa de la naturaleza, pero aquí apostamos por un cambio decidido, positivo y comprometido a favor de la vida”.
Que esto lo diga un joven de 16 años, llena el corazón de esperanza, pues personas como él son los constructores del futuro de nuestra sociedad. Nos muestra que para la lucha no hay edades y que los jóvenes están llenos de esa vida que muchas veces los adultos dejamos de lado por cobardía o pereza.
Por José Ignacio de la Barreda, L.C.
Con datos de AGENCIA VERITAS, 15-06-2007


MASS MEDIA
Las novelas evangelizan
Nadie da lo que no tiene, asegura José Antonio Takano, productor peruano, quien apuesta por evangelizar a través de telenovelas como «Vida mía». Es posible evangelizar por medio de la televisión, pero tenemos que ser católicos coherentes y apasionados por el evangelio, si queremos dejar algo en el corazón de los televidentes.
Fuente: Zenit, 24 junio-2007

CARIDAD CRISTIANA
Un salesiano en el gabinete francés
Un sacerdote francés fue nombrado asesor para el Alojamiento y las Ciudades de Francia; la elección fue de la ministra Christine Boutin. El trabajo del sacerdote salesiano, Jean-Marie Petitclerc, será dirigido sobre todo a los jóvenes, quienes necesitan valorizar sus capacidades intelectuales, emocionales y físicas. Lo más importante es que recuperen la confianza en sí mismos.
Fuente: ACI, 20-junio-2007

In-FÓRMATE
Sobre el aborto, matizo.
En 1975 Francia aprobaba una ley que permite matar niños no nacidos. El 14 de junio de 2007, Simone Veil, la ex ministra que introdujo dicha ley en la nación francesa, repiensa su opinión sobre el aborto, pues, según ella, cada vez con más exactitud la ciencia es capaz de demostrar que se trata de una vida humana desde el primer instante de la concepción.
No cabe duda que todo ser humano, nace, en su interior, el deseo por algo bello, grande, digno de ser preservado; y sobre todo busca la verdad. Es por eso que la Sra. Viel, quien es de origen judío y que sufrió la deportación de Auschwitz, ha descubierto eso que muchos aún quieren negar: la verdad y belleza de la vida humana, desde su concepción.
Por H. Víctor Mata, L.C.
Con datos de Zenit, 19-06-2007

Dios está presente siempre cuando sufrimos / Autor: Manuel G. Ballesteros

Jesús decía y nos lo repite hoy: "Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados y yo os aliviaré". El sufrimiento humano no es el mal que lo provoca. Muchas veces nos preguntamos: ¿donde está Dios cuando vivimos una dificultad?. La respuesta es simple: a nuestro lado, sosteniéndonos. Nos han enviado un texto de Manuel G. Ballesteros, que es muy claro y conciso:

Empezaré por recordar lo que decía Juan Pablo II "El sufrimiento humano despierta compasión, suscita también respeto y también intimida"

Y es que nos encontramos frente a unos hechos que superan nuestra posibilidad de comprensión.. . por varias razones: por la multiplicidad de los aspectos que tiene, por la radicalidad de los problemas que plantea y por el grado de compromiso que nos complica.

Y es que el dolor, el sufrimiento humano, constituye con frecuencia un interrogante radical para nuestra fe cristiana, colocándonos a veces en situación de profunda crisis y sacudiéndonos desde nuestros cimientos... ...¿Por qué sufro ? ¿por qué sufrimos?

Nuestra fe está en Dios Padre que nos ha creado, en Dios Hijo que nos ha redimido y en el Espíritu Santo que nos santifica, esta es la fisonomía del Dios cristiano, esta es la fisonomía del Dios de nuestra fe, ese Dios y esa fe a las que se dirigen nuestros interrogantes que provienen del sufrimiento.

A veces, la grandeza de la creación, que nos habla de la grandeza de nuestro Creador, se transforma en dudas al contemplar los aludes, inundaciones, desbordamientos de los ríos.....vemos que la Naturaleza se vuelve hostil y enemiga del hombre.

Y Dios no se manifiesta cuando nuestros corazones claman a Él. Y en ocasiones oímos decir que si existe Dios, sólo está cerca en los libros de los salmos y en las oraciones, en las palabras de los sacerdotes y pastores, en el repique de las campanas y en el perfume del incienso.... ..

Sabemos que Dios creó el mundo sin el mal, que Él es "el Señor amigo de la vida",que el sufrimiento no viene de Dios, que el origen del mal existente en nuestra historia...no hay que buscarlo en Dios sino en la libertad del hombre mal usada.

Rompimos nuestra alianza con Dios y como consecuencia de esta ruptura nos ha llegado el dolor y el sufrimiento. ...Rechazando a Dios rechazamos nuestra propia vocación, nuestra felicidad, nuestra alegría, en una palabra: nuestra salvación.

Quien nunca ha sufrido....nunca ha vivido.

El que está lleno de cicatrices por el sufrimiento. ..posee un ardor especial...Porque ha aprendido que las heridas por el sufrimiento han sido como exámenes....como pruebas de la vida....para valorar nuestra fuerza....nuestras convicciones profundas... .nuestro carácter..... .

De esta manera reforzamos nuestra esperanza en Dios....nuestra entrega a Él....vista nuestra fragilidad humana..."Hay que tener confianza en Dios, Él ha confiado en nosotros.."

Y ligada a nuestra esperanza está la paciencia... ."Nos gloriamos de nuestras tribulaciones, pues sabemos que sufriendo ganamos aguante, aguantando nos aprueban, aprobados esperamos" (Rom.5,3)

"Alegraos con la esperanza, sed pacientes en el sufrimiento"(Rom12,12)

En la cruz es donde se manifiesta de forma suprema el amor de Dios a nosotros.... y mirando al Crucificado con los ojos de la fe y la esperanza, nos damos cuenta de que el dolor, el sufrimiento. ...no puede ser afrontado más que como Él lo afrontó...en el amor.

El amor del Hijo Crucificado ha transformado el dolor...la cruz ya no es signo de lejanía de Dios...de olvido de Dios....de "maldición" de parte de Dios, sino que se ha convertido en signo de cercanía, de presencia, de coparticipación divina.

Sufriendo por nosotros, no sólo nos ha dado ejemplo para que sigamos sus huellas...sino que también ha abierto y nos ha señalado el camino que hemos de recorrer.... y mientras lo recorremos, la vida y la muerte quedan santificadas y adquieren nuevo significado.

El cristiano tiene la necesidad y el deber de luchar con muchas tribulaciones contra el mal, e incluso de sufrir la muerte....pero siempre asociándolo al misterio pascual y configurándolo con la muerte de Cristo....podrá ir al encuentro de la resurrección robustecido por la esperanza puesta en Dios.

En Cristo y por Cristo se ilumina el enigma del dolor, del sufrimiento y de la muerte....y fuera de su Evangelio, el dolor, el sufrimiento y la muerte nos aplasta. Cristo resucitó venciendo a la muerte y con su muerte y nos dio la vida.

En la experiencia del dolor, del sufrimiento. ...Dios no está lejano "Dios no ha venido a explicar el dolor...ha venido a llenarlo de su presencia"

La experiencia personal del dolor, del sufrimiento, de la invalidez, mirando al Cristo Crucificado nos hace más sensibles y más atento a los dolores y sufrimientos de todos nuestros hermanos. Y sólo después de haber experimentado uno mismo esos dolores, sufrimientos, incapacidades. ...se da uno cuenta de lo pesado y duro que son los sufrimientos de nuestros hermanos...y que son mucho mayores que los nuestros..

Y corto mis pensamientos (estoy cansado...muy cansado....y en mi mente se repite una y otra vez la canción de Rocío Jurado.... “lucha...lucha. ..lucha.. ..de la mano de Dios....lucha. ..lucha.. ..lucha para que no seas un perdedor”). Y quiero dejar bien claro que Dios no nos manda el sufrimiento. ..que el dolor no es "señal" de Dios...es “señal" del hombre y de su pecado, de su incapacidad de corregir los muchos defectos de su condición histórica."

La Biblia no habla sólo de la tendencia pecadora del hombre.... habla también de su limitación, de su caducidad.

SONRÍE HERMANO Y RECUERDA que somos piezas de barro, pues de arcilla fue creado el hombre.

SONRÍE....HERMANO. .. Y ten presente que Dios... es Dios de la vida y no de la muerte.... que se hizo hombre como nosotros y sufrió como nosotros.

SONRÍE...HERMANO. ..porque no estás solo en el sufrimiento. ...Cristo te acompaña.

SONRÍE...HERMANO. .. y recuerda esta canción de una sufriente (Como las alas al viento) "Yo llevo a Dios en mi corazón.....Por que yo creo en Ti.....Lucha. ..Lucha.. .Lucha..."


Después de este texto os invitamos a terminar orando:

SALMO 126 (125)

126 ¡Haz que cambie nuestra suerte!

Cántico gradual.

1 Cuando el Señor cambió la suerte de Sión,

nos pareció que estábamos soñando.

2 Entonces nuestra boca y nuestros labios

se llenaron de risas y gritos de alegría;

entonces los paganos decían:

"¡El Señor ha hecho grandes cosas por ellos!"

3 Sí, el Señor había hecho grandes cosas por nosotros,

y estábamos alegres.



4 ¡Señor, haz que cambie de nuevo nuestra suerte,

como cambia el desierto con las lluvias!

5 Los que siembran con lágrimas,

cosecharán con gritos de alegría.

6 Aunque lloren mientras llevan el saco de semilla,

volverán cantando de alegría,

con gavillas de trigo entre los brazos.



Donde hay Paz, hay Amor, donde hay Amor está Dios

Sólo Dios satisface.

Practicar la Escucha interior / Autores: Arturo y Conchi

Es importante la práctica de la Escucha y por eso te proponemos que hagas silencio interior, después del Evangelio y pidas al Señor la gracia que te enseñe a reconocer su voz.

Mateo 6, 7-15

Y al orar no os pongáis a repetir palabras y palabras, como hacen los paganos, que se imaginan que Dios los escucha solamente cuando dicen largas oraciones. No hagáis eso, porque vuestro Padre sabe de qué tenéis necesidad aun antes que le pidáis nada. Vosotros debéis orar así: Padre nuestro, que estás en los cielos; santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra como se hace en el cielo. Danos hoy el pan que necesitamos. Perdónanos el mal que hacemos, como también nosotros perdonamos a quienes nos hacen mal. No permitas que nos apartemos de ti, y líbranos del maligno. Porque, si vosotros perdonáis a los demás el mal que os hayan hecho, también os perdonará a vosotros vuestro Padre que está en los cielos. Pero, si no perdonáis a los demás, tampoco vuestro Padre os perdonará el mal que vosotros hacéis.


Puedes continuar en silencio después de hacer también esta pequeña oración:

Señor, bendice la tierra que se despierta;
bendice a la ciudad y a los suburbios;
a los ricos,
para que piensen en los otros...
a los pobres,
para que se amen y se esfuercen por superarse.
Aparta las discordias en los hogares,
que reine tu paz entre los hermanos.
Has que todos nos sintamos felices
con este nuevo día que nos otorgas
y que te seamos fieles en nuestro corazón.
Te pido por aquellos que hoy no se acordarán de Ti,
te amo
por todos los que no te aman todavía;
te doy mi vida,
para que la vida de ellos sea mejor
y menos dura.
Te pido por los niños,
para que lleguen a descubrir, que eres su Padre;
te pido por los enfermos,
para que sepan elevar el sentido del dolor;
por todos los que sufren,
para que sepan encontrar el sentido de su sufrimiento.
Porque es verdad, Señor, que si es triste sufrir,
no lo es menos no saber por qué se sufre.
Y basta de pedirte.
Antes de despedirme, quiero decirte
que estoy dispuesto a escuchar tu voz;
esa voz que me manda que ame a mis hermanos.
"Habla, Señor, que tu siervo escucha
Amén

Hazlo todo con corazón límpio y Dios será Providencia / Autor: Arturo López

Mateo 6, 24-34


Nadie puede servir a dos señores; porque aborrecerá a uno y amará al otro; o bien se entregará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y al Dinero. «Por eso os digo: No andéis preocupados por vuestra vida, qué comeréis, ni por vuestro cuerpo, con qué os vestiréis. ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo: no siembran, ni cosechan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellas? por lo demás, ¿quién de vosotros puede, por más que se preocupe, añadir un solo codo a la medida de su vida? Y del vestido, ¿por qué preocuparos? Observad los lirios del campo, cómo crecen; no se fatigan, ni hilan. Pero yo os digo que ni Salomón, en toda su gloria, se vistió como uno de ellos. Pues si a la hierba del campo, que hoy es y mañana se echa al horno, Dios así la viste, ¿no lo hará mucho más con vosotros, hombres de poca fe? No andéis, pues, preocupados diciendo: ¿Qué vamos a comer?, ¿qué vamos a beber?, ¿con qué vamos a vestirnos? Que por todas esas cosas se afanan los gentiles; pues ya sabe vuestro Padre celestial que tenéis necesidad de todo eso. Buscad primero su Reino y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura. Así que no os preocupéis del mañana: el mañana se preocupará de sí mismo. Cada día tiene bastante con su propio mal.


Este es el Evangelio de hoy sábado 23 de junio de 2007. Te propongo que hagas un silencio interior y lo apliques a tú vida. Otro día comentaré yo las palabras que me han interpelado.

Ahora, te propongo que leas el Evangelio hecho vida en una historia enviada por una joven:

Un Error Perfecto

--------------------------------------------------------------------------------

Mi abuelo amaba la vida - especialmente cuando podía hacerle una broma a alguien.
Hasta que un frío domingo en Chicago, mi abuelo pensó que Dios le había jugado una broma. Entonces no le causó mucha gracia. Él era carpintero.

Ese día particularmente él había estado en la Iglesia haciendo unos baúles de madera para la ropa y otros artículos que enviarían a un orfanato a China.Cuando regresaba a su casa, metió la mano al bolsillo de su camisa para sacar sus lentes, pero no estaban ahí. Él estaba seguro de haberlos puesto ahí esa mañana, así fue se regresó a la Iglesia. Los buscó, pero no los encontró.

Entonces se dio cuenta de que los lentes se habían caído del bolsillo de su camisa, sin él darse cuenta, mientras trabajaba en los baúles que ya había cerrado y empacado. ¡Sus nuevos lentes iban camino a China!. La Gran Depresión estaba en su apogeo y mi abuelo tenia 6 hijos.
Él había gastado 20 dólares en esos lentes. "No es justo" le dijo a Dios mientras manejaba frustrado de regreso a su casa. "Yo he hecho una obra buena donando mi tiempo y dinero y ahora esto".

Varios meses después, el Director del orfanato estaba de visita en Estados Unidos. Quería visitar todas las Iglesias que lo habían ayudado cuando estaba en China, así que llegó un domingo en la noche a la pequeña Iglesia a donde asistía mi abuelo en Chicago. Mi abuelo y su familia estaban sentados entre los fieles, como de costumbre.

El misionero empezó por agradecer a la gente por su bondad al apoyar al orfanato con sus donaciones. "Pero más que nada", dijo "Debo agradecerles por los lentes que mandaron. Verán, los comunistas habían entrado al orfanato, destruyendo todo lo que teníamos, incluyendo mis lentes. ¡Estaba desesperado! Aún y cuando tuviera el dinero para comprar otros, no había donde. Además de no poder ver bien, todos los días tenia fuertes dolores de cabeza, así que mis compañeros y yo estuvimos pidiendo mucho a Dios por esto. Entonces llegaron sus donaciones.

Cuando mis compañeros sacaron todo, encontraron unos lentes encima de una de las cajas". El misionero hizo una larga pausa, como permitiendo que todos digirieran sus palabras. Luego, aún maravillado, continuó: "Amigos, cuando me puse los lentes, eran como si los hubieran mandado hacer justo para mí!,
¡Quiero agradecerles por ser parte de esto!".

Toda las personas escucharon, y estaban contentos por los lentes milagrosos. Pero el misionero debió haberse confundido de Iglesia, pensaron. No había ningunos lentes en la
lista de productos que habían enviado a China.

Pero sentado atrás en silencio, con lágrimas en sus ojos, un carpintero ordinario se daba cuenta de que el Carpintero Maestro lo había utilizado de una manera extraordinaria.
Cheryl Walterman Stewart

La obra de Dios no la hacen personas extraordinarias, sino personas ordinarias que están comprometidas con Él. Puede que digamos a Dios: «No soy nada, no tengo dones, muchas veces fracaso miserablemente. ¿En verdad quieres usarme?»
Cuando preguntamos: «¿Desea Dios usarme realmente?», la respuesta es clara. Dios escoge a «lo débil del mundo para avergonzar a lo fuerte» (1 Co. 1:27).

Dios ha estado usando personas ordinarias como tú y como yo durante miles de años. ¿Por qué habría de detenerse ahora?

SE BUSCAN: PERSONAS ORDINARIAS PARA HACER UNA OBRA EXTRAORDINARIA.

Buscar a Dios toda la vida / Autor : Mamerto Menapace

Amar al prójimo como lo hizo el mismo Jesús, dándole todo lo que hemos recibido de Dios es instaurar el Reino de los cielos en medio de nosotros. A veces, nos cansamos y no vemos aparentemente el valor de nuestras acciones. Buscamos y no encontramos. Debemos asumir que es Dios quien siempre nos busca y se cruza en nuestro camino. Es Él quien desea acompañarnos toda la vida. El siguiente relato de Mamerto Menapace,que nos ha llegado, es la actitud evangélica que Dios espera a durante nuestra vida:

EL CUARTO REY MAGO

Cuenta una leyenda rusa que fueron cuatro los Reyes Magos. Luego de haber visto la estrella en el oriente, partieron juntos llevando cada uno sus regalos de oro, incienso y mirra. El cuarto llevaba vino y aceite en gran cantidad, cargado todo en los lomos de sus burritos.

Luego de varios días de camino se internaron en el desierto. Una noche los agarró una tormenta. Todos se bajaron de sus cabalgaduras, y tapándose con sus grandes mantos de colores, trataron de soportar el temporal refugiados detrás de los camellos arrodillados sobre la arena. El cuarto Rey, que no tenía camellos, sino sólo burros buscó amparo junto a la choza de un pastor metiendo sus animalitos en el corral de pirca. Por la mañana aclaró el tiempo y todos se prepararon para recomenzar la marcha. Pero la tormenta había desparramado todas las ovejitas del pobre pastor, junto a cuya choza se había refugiado el cuarto Rey. Y se trataba de un pobre pastor que no tenía ni cabalgadura, ni fuerzas para reunir su majada dispersa.

Nuestro cuarto Rey se encontró frente a un dilema. Si ayudaba al buen hombre a recoger sus ovejas, se retrasaría de la caravana y no podría ya seguir con sus Camaradas. El no conocía el camino, y la estrella no daba tiempo que perder. Pero por otro lado su buen corazón le decía que no podía dejar así a aquel anciano pastor. ¿Con qué cara se presentaría ante el Rey Mesías si no ayudaba a uno de sus hermanos?

Finalmente se decidió por quedarse y gastó casi una semana en volver a reunir todo el rebaño disperso. Cuando finalmente lo logró se dio cuenta de que sus compañeros ya estaban lejos, y que además había tenido que consumir parte de su aceite y de su vino compartiéndolo con el viejo. Pero no se puso triste. Se despidió y poniéndose nuevamente en camino aceleró el tranco de sus burritos para acortar la distancia. Luego de mucho vagar sin rumbo, llegó finalmente a un lugar donde vivía una madre con muchos chicos pequeños y que tenía a su esposo muy enfermo. Era el tiempo de la cosecha. Había que levantar la cebada lo antes. posible, porque de lo contrario los pájaros o el viento terminarían por llevarse todos los granos ya bien maduros.

Otra vez se encontró frente a una decisión. Si se quedaba a ayudar a aquellos pobres campesinos, sería tanto el tiempo perdido que ya tenía que hacerse a la idea de no encontrarse más con su caravana. Pero tampoco podía dejar en esa situación a aquella pobre madre con tantos chicos que necesitaba de aquella cosecha para tener pan el resto del año. No tenía corazón para presentarse ante el Rey Mesías si no hacía lo posible por ayudar a sus hermanos. De esta manera se le fueron varias semanas hasta que logró poner todo el grano a salvo. Y otra vez tuvo que abrir sus alforjas para compartir su vino y su aceite.

Mientras tanto la estrella ya se le había perdido. Le quedaba sólo el recuerdo de la dirección, y las huellas medio borrosas de sus compañeros. Siguiéndolas rehizo la marcha, y tuvo que detenerse muchas otras veces para auxiliar a nuevos hermanos necesitados. Así se le fueron casi dos años hasta que finalmente llegó a Belén. Pero el recibimiento que encontró fue muy diferente del que esperaba. Un enorme llanto se elevaba del pueblito. Las madres salían a la calle llorando, con sus pequeños entre los brazos. Acababan de ser asesinados por orden de otro rey. El pobre hombre no entendía nada. Cuando preguntaba por el Rey Mesías, todos lo miraban con angustia y le pedían que se callara. Finalmente alguien le dijo que aquella misma noche lo habían visto huir hacia Egipto.

Quiso emprender inmediatamente su seguimiento, pero no pudo. Aquel pueblito de Belén era una desolación. Había que consolar a todas aquellas madres. Había que enterrar a sus pequeños, curar a sus heridos, vestir a los desnudos. Y se detuvo allí por mucho tiempo gastando su aceite y su vino. Hasta tuvo que regalar alguno de sus burritos, porque la carga ya era mucho menor, y porque aquellas pobres gentes los necesitaban más que él. Cuando finalmente se puso en camino hacia Egipto, había pasado mucho tiempo y había gastado mucho de su tesoro. Pero se dijo que seguramente el Rey Mesías sería comprensivo con él, porque lo había hecho por sus hermanos.

En el camino hacia el país de las pirámides tuvo que detener muchas otras veces su marcha. Siempre se encontraba con un necesitado de su tiempo, de su vino o de su aceite. Había que dar una mano, o socorrer una necesidad. Aunque tenía temor de volver a llegar tarde, no podía con su buen corazón. Se consolaba diciéndose que con seguridad el Rey Mesías sería comprensivo con él, ya que su demora se debía al haberse detenido para auxiliar a sus hermanos.

Cuando llegó a Egipto se encontró nuevamente con que Jesús ya no estaba allí. Había regresado a Nazaret, porque en sueños José había recibido la noticia de que estaba muerto quien buscaba matar al Niño. Este nuevo desencanto le causó mucha pena a nuestro Rey Mago, pero no lo desanimó. Se había puesto en camino para encontrarse con el Mesías, y estaba dispuesto a continuar con su búsqueda a pesar de sus fracasos. Ya le quedaban menos burros, y menos tesoros. Y éstos los fue gastando en el largo camino que tuvo que recorrer, porque siempre las necesidades de los demás lo retenían por largo tiempo en su marcha. Así pasaron otros treinta años, siguiendo siempre las huellas del que nunca había visto pero que le había hecho gastar su vida en buscarlo.

Finalmente se enteró de que había subido a Jerusalén. Esta vez estaba decidido a encontrarlo fuera como fuese. Por eso, ensilló el último burro que le quedaba, llevándose la última carguita de vino y aceite, con las dos monedas de plata que era cuanto aún tenía de todos sus tesoros iniciales. Partió de Jericó subiendo también él hacia Jerusalén. Para estar seguro del camino, se lo había preguntado a un sacerdote y a un levita que, más rápidos que él, se le adelantaron en su viaje. Se le hizo de noche. Y en medio de la noche, sintió unos quejidos a la vera del camino. Pensó en seguir también él de largo como lo habían hecho los otros dos. Pero su buen corazón no se lo dejó. Detuvo su burro, se bajó y descubrió que se trataba de un hombre herido y golpeado. Sin pensarlo dos veces sacó el último resto de vino para limpiar las heridas. Con el aceite que le quedaba untó las lastimaduras y las vendó con su propia ropa hecha jirones. Lo cargó en su animalito y, desviando su rumbo, lo llevó hasta una posada. Allí gastó la noche en cuidarlo. A la mañana, sacó las dos últimas monedas y se las dio al dueño del albergue diciéndole que pagara los gastos del hombre herido. Allí le dejaba también su burrito por lo que fuera necesario. Lo que se gastara de más él lo pagaría al regresar.

Y siguió a pie, solo, viejo y cansado. Cuando llegó a Jerusalén ya casi no le quedaban más fuerzas. Era el mediodía de un Viernes antes de la Gran Fiesta de Pascua. La gente estaba excitada. Todos hablaban de lo que acababa de suceder. Algunos regresaban del Gólgota y comentaban que allá estaba agonizando colgado de una cruz. Nuestro Rey Mago gastando sus últimas fuerzas se dirigió hacia allá casi arrastrándose, como si el también llevara sobre sus hombros una pesada cruz hecha de años de cansancio y de caminos.

Y llegó. Dirigió su mirada hacia el agonizante, y en tono de súplica le dijo:
- Perdoname. Llegué demasiado tarde.

Se acercó a la Madre, y se presentó. Ella le condujo a la pequeña comunidad que triste y apesadumbrada sobrellevaba a penas la pérdida del Maestro.
El rey mago se cuestionaba sobre una vida gastada en vano, sobre una búsqueda que no pudo alcanzar su meta. Cuando pensaba iniciar el camino de regreso… el domingo siguiente… una gran luz iluminó el lugar donde los discípulos se reunían… e iluminó aun más el rostro del anciano, que sentía que todo su largo peregrinar había valido la pena. Cuando le pudo hablar se quiso disculpar por su tardanza… pero Jesucristo le dijo: "De todos, fuiste el primero que me encontró y el que más tiempo ha estado conmigo.. porque todo lo que a los más pequeños les hayas hecho, a mi me lo hiciste".

[Tomado de: Mamerto Menapace, Entre el brocal y la fragua, Buenos Aires, Editorial Patria Grande, 31987, 17-22]

Dios te puso un ser humano a cargo y eres tú mismo / Autor: Facundo Cabral

San Pablo en sus epístolas, nos da un criterio de discernimiento para reconocer la voz de Dios: "Mírenlo todo y retengan lo bueno". Cuando hacemos silencio interior diario, ante el Dios del Amor, para que nos llene de su Agua Viva, nos será más fácil reconocer en todo cuanto leemos o escuchamos donde se encuentran la Palabras Vivas, que nos llevan hacía el Camino, la Verdad y la Vida. Creo que este texto de Facundo Cabral, llegado por correo electrónico es un buen ejemplo:

No estás deprimido, estás distraido… distraido de la vida que te puebla, distraido de la vida que te rodea, delfines, bosques, mares, montañas, ríos.

No caigas en lo que cayó tu hermano, que sufre por un ser humano, cuando en el mundo hay cinco mil seiscientos millones.
Además, no es tan malo vivir solo. Yo lo paso bien, decidiendo a cada instante lo que quiero hacer y gracias a la soledad me conozco ... algo fundamental para vivir.

No caigas en lo que cayó tu padre, que se siente viejo porque tiene setenta años, olvidando que Moisés dirigía el Éxodo a los ochenta y Rubinstein interpretaba como nadie a Chopin a los noventa, sólo por citar dos casos conocidos.

No estás deprimido, estás distraído. Por eso crees que perdiste algo, lo que es imposible, porque todo te fue dado. No hiciste ni un sólo pelo de tu cabeza, por lo tanto no puedes ser dueño de nada.

Además, la vida no te quita cosas: te libera de cosas... te aliviana para que vueles más alto, para que alcances la plenitud.

De la cuna a la tumba es una escuela; por eso, lo que llamas problemas, son lecciones.

No perdiste a nadie: El que murió, simplemente se nos adelantó, porque para allá vamos todos. Además, lo mejor de él, el amor, sigue en tu corazón.

¿Quién podría decir que Jesús está muerto? No hay muerte... hay mudanza.

Y del otro lado te espera gente maravillosa: Gandhi, Miguel Ángel,
Whitman, San Agustín, la Madre Teresa, tu abuelo y mi madre, que creía que la pobreza está más cerca del amor, porque el dinero nos distrae con demasiadas cosas y nos aleja, porque nos hace desconfiados.

Haz sólo lo que amas y serás feliz. El que hace lo que ama, está benditamente condenado al éxito, que llegará cuando deba llegar, porque lo que debe ser, será y, llegará naturalmente.

No hagas nada por obligación ni por compromiso, sino por amor. Entonces habrá plenitud, y en esa plenitud todo es posible y sin esfuerzo, porque te mueve la fuerza natural de la vida, la que me levantó cuando se cayó el avión con mi mujer y mi hija; la que me mantuvo vivo cuando los médicos me diagnosticaban tres o cuatro meses de vida.

Dios te puso un ser humano a cargo y eres tú mismo. A ti debes hacerte libre y feliz. Después podrás compartir la vida verdadera con los demás.

Recuerda a Jesús: "Amarás al prójimo como a ti mismo". Reconcíliate contigo, ponte frente al espejo y piensa que esa criatura que estás viendo es obra de Dios y decide ahora mismo ser feliz, porque la felicidad es una adquisición.

Además, la felicidad no es un derecho, sino un deber; porque si no eres feliz, estás amargando a todo el barrio.

Un solo hombre que no tuvo ni talento ni valor para vivir, mandó a matar a seis millones de hermanos judíos.

Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo. Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera, el chocolate de la Perusa, la baguette francesa, los tacos mexicanos, el vino chileno, los mares y los ríos, el fútbol de los brasileños, Las Mil y Una Noches, la Divina Comedia, el Quijote, el Pedro Páramo, los boleros de Manzanero y las poesías de Whitman; la música de Mahler, Mozart, Chopin, Beethoven; las pinturas de Caravaggio, Rembrandt, Velázquez, Picasso y Tamayo, entre tantas maravillas.

Y si tienes cáncer o sida, pueden pasar dos cosas y las dos son buenas:
si te gana, te libera del cuerpo que es tan molesto (tengo hambre, tengo frío, tengo sueño, tengo ganas, tengo razón, tengo dudas)... y si le ganas, serás más humilde, más agradecido.. . por lo tanto, fácilmente feliz, libre del tremendo peso de la culpa, la responsabilidad y la
vanidad, dispuesto a vivir cada instante profundamente, como debe ser.

No estás deprimido, estás desocupado.

Ayuda al niño que te necesita, ese niño que será socio de tu hijo. Ayuda a los viejos y los jóvenes te ayudarán cuando lo seas. Además, el servicio es una felicidad segura, como gozar de la naturaleza y cuidarla para el que vendrá. Da sin medida y te darán sin medida. Ama hasta convertirte en lo amado; más aún, hasta convertirte en el mismísimo Amor. Y que no te confundan unos pocos homicidas y suicidas.

El bien es mayoría, pero no se nota porque es silencioso. Una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que destruye, hay millones de caricias que alimentan a la vida. Vale la pena, ¿verdad?.

Si Dios tuviera un refrigerador, tendría tu foto pegada en él. Si él tuviera una cartera, tu foto estaría dentro de ella. El te manda flores cada primavera. El te manda un amanecer cada mañana. Cada vez que tú quieres hablar, él te escucha, El puede vivir en cualquier parte del
universo, pero él escogió tu corazón. Enfréntalo, amigo, ¡él está loco por ti!



Meditación:
¡Oh Señor!. Quién pudiera
conocerte verdaderamente a Vos,
Señor que te hiciste Hombre y pescador,
para enseñarnos a trabajar en el Amor.
¡Oh Señor!, que a todos buscas.
Tú, el Rey, te sentabas en una barca
y desde el lago de Galilea enseñabas Tu Palabra.
Tú, que a los leprosos curabas y sanabas las almas.
Tu mirada era sólo Amor y ofrenda del dolor
que causaba el hedor de las almas putrefactas.
Tú, Señor, que conoces todos nuestros pecados
pero a pesar de eso nos sigues amando.
Tú, que por nosotros te sigues dando,
para que volvamos a Tu lado.
Tú, Señor, que por gran Misterio
nos quieres dar un corazón nuevo
para nacer a Vos y vivir
en unión con Nuestro Creador.
Señor, que nos regalas la esperanza de habitar
algún día en eterna alabanza en la Morada Santa ,
permite a este siervo Tuyo tirar las redes
para llevar a mis hermanos
hacia Tus Benditas Manos.

viernes, 22 de junio de 2007

Los actos nacidos del Amor de Dios Bendicen / Autores: Arturo y Conchi

Transcribimos por interesante la historia que nos han enviado en un correo electrónico. Todos nuestros actos tienen poder y pueden herir profundamente a las personas a quienes afecten. Dios quiere que seamos conscientes del hecho que sólo los actos de amor y nacidos de su Amor bendicen a los demás y a nosotros mismos. Jesús clamo a quienes le escuchaban: "Bendigan".

Esta es la historia de un muchacho que tenía muy mal carácter. Su padre le dio una bolsa de clavos y le dijo que cada vez que perdiera la paciencia debería clavar un clavo detrás de la puerta.

El primer día, el muchacho clavo 37 clavos detrás de la puerta.

Las semanas que siguieron, a medida que el aprendía a controlar su genio, clavaba cada vez menos clavos detrás de la puerta. Descubrió que era más fácil controlar su genio que clavar clavos detrás de la puerta.

Llegó el día en que pudo controlar su carácter durante todo el día.

Después de informar a su padre, este le sugirió que retirara un clavo cada día que lograra controlar su carácter.

Los días pasaron y el joven pudo anunciar a su padre que no quedaban más clavos para retirar de la puerta...

Su padre lo tomo de la mano y lo llevo hasta la puerta. Le dijo: "has trabajado duro, hijo mío, pero mira todos esos hoyos en la puerta. Nunca más será la misma. Cada vez que tu pierdes la paciencia, y te enojas eres capaz de dejar cicatrices en las personas exactamente como las que aquí ves, y es necesario que estas luego sean sanadas ".

Tu puedes insultar a alguien y retirar lo dicho o disculparte, pero del modo como se lo digas, lo devastará, y la cicatriz podría perdurar para siempre. Una ofensa verbal es tan dañina como una ofensa física. Los amigos son en verdad una joya rara. Ellos te hacen reír y te animan a que tengas éxito. Ellos te prestan todo, comparten palabras de elogio y siempre quieren abrirnos sus corazones.



Oración para vivir en paz en la familia

Señor, Dios nuestro, tu nos haz elegido para ser tus santos y tus predilectos.
Revístenos de sentimientos de misericordia, de bondad, de humildad, de dulzura, de paciencia.
Ayúdanos a sobrellevar los unos a los otros cuando tenemos algún motivo de queja, lo mismo que tú, Señor, nos has perdonado. Sobre todo, danos esa caridad, que es el vínculo de perfección. que la paz de Cristo brille en nuestros corazones.
Esa paz que debe reinar en la unidad de tu cuerpo místico. que todo cuanto hagamos, en palabras o en obras, sean en nombre del Señor Jesús, por quien sean dadas gracias a ti, Dios Padre y Señor nuestro.
Amén.

miércoles, 20 de junio de 2007

Somos testigos si nos alimentamos de la Voluntad de Dios / Autores: Arturo y Conchi

Jesucristo siendo el hijo de Dios, diariamente dedicaba tiempo a estar a solas con su Padre. Los evangelios nos cuentan que se retiraba a solas a orar. También leemos en los evangelios la afirmación rotunda de Jesús: "Mi alimento es hacer la voluntad del que me ha enviado y llevar a cabo su obra".

Cristo necesita cada día alimentarse y relacionarse con Dios Padre. Eso enseña Él a hacer a sus discípulos para convertirlos en verdaderos testigos. Sólo si diariamente nos ponemos ante el Señor en silencio seremos vaciados de nosotros mismos y nuestro corazón se irá llenando del Amor de Dios.

Para ser testigos de Cristo en nuestra vida cotidiana o pastoral necesitamos una permanente relación con Dios, donde el pueda hacernos cada día crecer más y más en el verdadero Amor.

Padre Santo, en el nombre de Jesucristo y por el don de tú Espíritu Santo, da la gracia de alimentarnos de Tú Voluntad a todos cuantos la deseemos ardientemente y permanezcamos a tus pies aunque no percibamos ningún signo sensible.